Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 8 de octubre de 2009

En el nombre del amor capitulo 1

1º. El primer encuentro

Era un día soleado, entré en el hospital a ver a mi padre, le acababan de operar de la mano. Tras un rato y al ver que mi padre estaba bien, (pues no era algo muy grave, solo un pequeño bulto que le quitaron sin problemas), salí para irme a casa y cuando iba por uno de los pasillos iba tan absorta que no me di cuenta y choqué con un chico.

- Perdona, no he mirado por donde caminaba.- Le dije al chico y según levanté la vista, vi a un chico guapísimo, el más guapo que había visto nunca.

En ese momento me fijé que llevaba puesto el pijama del hospital, estaba ingresado y encima le había dado un buen empujón. Me puse muy nerviosa.- Lo siento de verdad no te habré hecho nada ¿verdad?- le dije mientras me quedé mirando sus intensos ojos azules.

- No te preocupes, yo no miraba por donde iba, pero estoy encantado de haber chocado con una chica tan preciosa, así da gusto pasear por los pasillos. – Me sonrió y casi olvidé respirar.

-Bueno… gracias, es muy amable por tu parte decir eso. ¿De verdad que no te he hecho daño? Ya tendrás bastante con estar aquí.- Le dije para intentar disculparme.- Por cierto, ¿no será muy grave por lo que estás en el hospital, no? Me sentiría aún peor si supiera que estás muy mal y yo te he golpeado.- Intenté explicarme lo mejor que pude.

-No, no es grave, bueno tuve un pequeño problema con un imbécil, pero nada que no se cure con un par de días de reposo. – Me dijo ese chico tan misterioso.

No podía parar de mirarle, era como un ángel esculpido y esos ojos… nunca había visto unos ojos tan bonitos, casi podía ver dentro de ellos un cariño muy familiar. Casi sin darme cuenta volví a hablarle sin pensar ni en lo que decía.

-¿Podría invitarte a tomar algo? Me siento fatal, seguro que he debido hacerte daño, es lo menos que puedo hacer.- Estaba ansiosa porque contestara que sí, tenía una imperiosa necesidad de conocerle más y no sabía porqué.

-Claro, pero a cambio me gustaría conocer el nombre de la chica que me ha alegrado el día en este maldito hospital.- Y me dedicó una sonrisa que me hizo sonreír desmesuradamente.

-¡Oh!, claro que sí. Mi nombre es Melinda.- Le dije intentando no sonrojarme.- Y ya que te voy a invitar a algo, ¿podrías decirme tu nombre también? Así sabré como pedirte disculpas más en condiciones.- Le dije, aunque no era solo por la disculpa, quería saberlo todo sobre este chico tan misterioso.

-Por supuesto, ¡qué idiota soy! Me llamo Cristian, y por cierto, tienes un nombre precioso.- Me sonrió de tal manera que tuve que mirar a otro lado para no lanzarme a sus brazos.

¿Pero qué me pasa? Me dije a mi misma “Mel despierta, que parece que estás en las nubes, le acabas de conocer, ¿por qué te comportas así con este desconocido?”

Una vez respiré profundo y me calmé, conseguí pensar con coherencia de nuevo. Ya con más calma volví a mirar a este chico y me dispuse a hablar con él de nuevo.

-Bueno gracias por el cumplido Cristian, tu nombre es también muy bonito. Bueno, ¿te viene bien ahora ir a tomar algo a la cafetería? No quiero molestarte si estas ocupado o si quieres descansar. – Le dije, pero en el fondo deseaba que me dijera que ahora mismo podría venirse conmigo.

-No, claro que no. Estoy harto de estar todo el día en reposo, necesito despejarme. Y bajar a la cafetería a tomar algo con la chica más guapa que he visto nunca es una buena manera de despejarme.- Dijo mirándome a los ojos, y pude ver una pasión que me dejó paralizada durante un momento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

margy230 dijo...

Hola! Soy la tal margy1988 de youtube xD estoy empezando a leerte y el primer capitulo pinta muy bien. A ver que les pasa a Cristian y a Mel en el nombre del amor *.* Besitos wapa!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.