Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




viernes, 9 de octubre de 2009

En el nombre del amor capitulo 4

4º- Sentimientos a flor de piel

Se echó a reír, con una sonrisa tan perfecta que parecía esculpida por un artista. Y me cogió de la mano y me llevó hacia el ascensor. Subimos hasta la 2ª planta y entramos en la habitación 212. Estaba vacía y con una de las camas algo revuelta, en la que nos sentamos.

-Mira aquí estaremos tranquilos, nadie nos molestará, tengo una habitación para mí solo, porque mi padre trabaja en este hospital. –Dijo sonriendo.

-¿Tú padre trabaja aquí? –Le pregunté con mucha intriga. –Si, bueno en realidad es mi padrastro Carlisle, fui adoptado por él y su mujer, Esme, cuando tenía 5 años. Son un matrimonio de americanos y son estupendos. No sé que hubiera echo sin ellos.-Me respondió.

-¿Ah, sí? Bueno si eres feliz pues es lo importante, además los padres no son solo los padres de sangre, si no los que se preocupan, que cuidan y quieren a su hijo, esos son realmente los padres. Debes sentirte muy afortunado ¿no?. –Dije mientras le sonreía.

-Bueno ya sabes algo más de mí y yo de ti no sé nada más que tu padre está aquí porque le han operado de una mano. –Dijo Cristian.

-Pues no hay mucho que contar mi vida es bastante aburrida, llevo con mis padres aquí en Madrid desde que nací, y no hay mucho más que contar la verdad, tengo una vida de lo más aburrida. –Contesté mientras me reía.

-No creo, una chica tan preciosa como tú seguro que tiene muchas cosas que hacer, y seguro que tienes una larga lista de pretendientes que quisieran estar contigo. ¿Verdad? –Preguntó con una mirada que no supe interpretar.

-Eres muy gracioso. ¿Cómo se iba a fijar nadie en mí? Mírame bien. –Dije con tono triste y mirando al suelo.

Él se acercó a mi poco a poco, mi pulso empezó a acelerarse, casi podría haberse visto a mi corazón pegando golpes contra mi pecho. Se fue acercando más lentamente hasta rozar con sus labios mi oreja y comenzó a hablarme susurrando.

-Claro que te miro, no he hecho otra cosa desde que tropecé contigo, y jamás había visto una chica tan bonita ni tan maravillosa. Nunca me había enamorado hasta ahora. –Pero cuando dijo esto último se quedó callado y su mirada expresaba miedo.

No sabía qué era lo que tanto temía así que respiré hondo y esta vez acerqué yo mis labios hasta su oreja y me dispuse a preguntarle. -¿De que tienes miedo?-

Entonces me rodeó la cintura con su brazo, yo me ruborizaba por momentos, y con la otra mano me acarició la cara. Acercó sus labios a los míos, solo los separaban unos centímetros y me habló. –Tengo miedo de que no sientas lo mismo por mi. Pensarás que es una locura decir que estoy enamorado si casi no te conozco. Pero es la verdad me tienes enamorado por completo. –Nos miramos a los ojos sin separarnos ni un centímetro, y después suspiró.

-Entonces yo debo estar loca también porque es justamente lo que siento por ti. –Aún nos mirábamos a los ojos. Sus ojos eran de un azul penetrante, además de muy intensos y expresivos.

Notaba que me examinaba con atención los ojos, no lograba entender qué era lo que hacía. Así que sin moverme le pregunté. -¿Por qué me miras así a los ojos? ¿Qué pasa? –Él no se movió pero tampoco contestó.

Por fin al cabo de unos pocos segundos abrió la boca lentamente y comenzó a hablar muy dulcemente. –Te miro porque son los ojos más bonitos que he visto nunca. La línea que rodea al iris es de un gris difuso muy extraño, luego un verde esmeralda intenso y para terminar por dentro un poco de marrón muy clarito. Son extraños e hipnóticos, creo que podría estar toda la vida mirándolos y nunca me cansaría de mirarlos. –Respondió sin dejar de mirarme ni un segundo.

Al escuchar eso me ruboricé de tal forma que inconscientemente me aparté unos centímetros de su cara. Cuando hice esto, Cristian se entristeció un poco, su mirada me estaba pidiendo una respuesta ante mi rechazo. Así que tragué saliva y hablé. –Bueno lo de que tengo unos ojos bonitos me lo solía decir la gente, pero tú… nunca me habían dicho algo así de bonito, no sé si me lo merezco. Creo que solo estoy echa para sufrir. –Dije entristeciendo la mirada.

Cuando Cristian se dio cuenta de a lo que me estaba refiriendo, se acercó más a mí. –Tú eres la criatura más perfecta que he visto nunca. No mereces sufrir, y daré mi vida si hace falta para que no sufras, no soportaría saber que te pasa algo malo.

Parecía que el tiempo se había parado, y al oír todas esas cosas tan bonitas de su perfecta boca, no lo pude evitar. Estábamos muy cerca, tan cerca que podía saborear su dulce aliento, y eso fue lo que me hizo saltar.

Casi sin proponérmelo, nos comenzamos a dar un beso, fue muy intenso, él me devolvía el beso con mucho cariño y pasión, era el mejor beso que me habían dado hasta aquel momento, podría haber estado toda la vida besándole y habría sido una vida plena y maravillosa.

Por fin acabamos el beso de una manera muy tierna. Cuando nos separamos pude observar que sonreía de oreja a oreja, estaba pletórico y triunfante. Y yo también lo estaba, no podía creer todo lo que estaba ocurriendo en el transcurso de la tarde.

-Ha sido el mejor beso de mi vida, incluso mejor que el que me has dado por sorpresa en la cafetería. –Dijo lleno de alegría.

-Bueno de verdad que no quería pillarte por sorpresa, no pensé lo que hacía. Y para mí este beso también ha sido fantástico. –Le respondí sonriendo como nunca antes había sonreído.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.