Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




sábado, 7 de noviembre de 2009

Amando a un angel capitulo 1

1º- Desesperada conocí a un ángel

Estaba preparando la cena, y Enrique mi hermano llegó borracho como muchas otras noches. Era casi una rutina y ya estaba acostumbrada, así que no me sorprendió verle así.

-¿Dónde está la cena? Me haces esperar, y eso no puede ser, ¡inútil! ¡No sabes hacer nada bien estúpida! –dijo Enrique muy enfadado.

-Que si, que ahora mismo está.-dije con desgana.

-A mi no me contestes, que no eres nadie, eres solo una estúpida. –Enrique puso cara de asco.

En ese momento me agarró del pelo tirándome al suelo, y se puso encima, me dio unas bofetadas en la cara y me rompió la camiseta. –Ya que no haces la cena bien, al menos me vas a complacer. –Y me empezó a desabrochar los pantalones.

-¿Qué haces? ¡NO! ¡Déjame en paz, no me toques! –intenté escaparme de él por todos los medios. Pero él tenía más fuerza que yo, y empezó a besarme y tocarme, me lamía el cuello y cada parte a la que llegaba. Yo comencé a llorar y trataba de liberarme por todos los medios.

No sé como conseguí pegarle una patada en sus partes, y se apartó del dolor. Corrí todo lo que pude hacia la puerta y salí de esa casa corriendo. Estaba con la camiseta rota y los pantalones desabrochados, me los abroché y comencé a correr, incluso estaba descalza pero no me importaba.

Seguí corriendo calle abajo, hasta que creí que estaba lo suficientemente lejos, y seguí caminando. Entonces sentí que me sujetaban por la muñeca, y me asusté pensando que sería otra vez mi hermano.

-¡NO, DÉJAME, NO ME HAGAS DAÑO! –Grite llorando

-Tranquila, no te voy a hacer nada. –Me giré para ver quién era y dejé de gritar. No era mi hermano, sino un chico guapísimo, tenía la cara más perfecta que había visto nunca, parecía un ángel.

-Perdona, pensaba que eras mi hermano, pero tengo que irme. Si no, puede venir a buscarme. –dije muy asustada.

-Pero, ¿qué te ha pasado? –dijo mientras me veía la ropa rasgada. -¿Eso te lo ha hecho tu hermano? ¿Cómo ha sido capaz de hacer eso a una chica tan hermosa?

-Es que, bueno… se emborracha y dice tonterías pero hoy me ha pegado y ha intentado abusar de mí. –y al decir eso comencé a llorar. Por alguna razón que no supe, mi cuerpo se movió hacia el chico para buscar protección bajo sus brazos.

Él no se apartó, al contrario me abrazó muy fuerte. –No te preocupes, yo no voy a permitir que te pase nada. Ven, te llevaré a mi casa para curarte y ponerte ropa limpia. Tranquila, no te voy a hacer nada, mi padrastro es médico y te curará.

Tan solo asentí. Fui a caminar pero me fallaron las piernas del cansancio de tanto correr. Pero antes de caer al suelo, sentí que ese chico me sujetaba. Vi que sonrió un poco y casi olvidé volver a respirar.

-Cuidado, no querrás hacerte daño. –Dijo muy cariñosamente.- Por cierto, mi nombre es Cristian, he sido un desconsiderado al no presentarme antes. ¿Podría conocer el nombre de la chica más linda que he visto en mi vida?- preguntó con una voz tan dulce que me sonrojé.

-Pues me llamo Melinda, pero puedes llamarme Mel. Gracias por no dejar que me cayera.-y evité su mirada. Tenía unos ojos azules muy profundos y me estaba ruborizando por momentos.

-Bueno Mel, voy a llevarte ya a mi casa para que mi padre te cure. –Me puso por encima de mi ropa rasgada su chaqueta. Me cogió en brazos y me llevó a su coche, un Volvo plateado, mi coche favorito. Me sentó en el asiento del copiloto muy delicadamente y me puso el cinturón.

Se montó en el coche y se puso a conducir. Al cabo de un rato llegamos a un chalecito, precioso, muy grande y de color blanco. Su padre si era médico, era muy bueno y ganaba mucho dinero. El coche se detuvo y antes de que me diera cuenta, Cristian estaba abriéndome la puerta y ayudándome a salir del coche.

Me sujetó por la cintura con su brazo, eso hizo sonrojarme un poco pero disimulé todo lo que pude. Entramos en la casa y allí vi a un hombre alto y era muy guapo. Al ver a su hijo con una chica con las ropas rasgadas puso cara de preocupación.

Pero antes de que dijera una sola palabra, su hijo se puso a hablarle. –Papá, tranquilo, es que nos hemos encontrado en la calle y no podía dejarla así. ¿Puedes curarla? Tiene algunas heridas. –dijo mientras seguía sujetándome.

-Claro… ven, túmbala en el sofá que yo iré a por mi maletín. –dijo ya sonriendo más tranquilo.

Cristian me tumbó en el sofá y me agarró la mano. Su padre volvió al comedor con un maletín en la mano. –Y bien, ¿Cómo te llamas? –dijo amablemente.

-Melinda. Lamento molestar, pero su hijo ha insistido en traerme. –dije algo nerviosa.

-¿Podrías decirme qué te ha ocurrido? – su voz sonaba muy tranquila y serena.

-Pues mi hermano ha venido borracho como todas las noches, pero esta vez, se ha cabreado mucho, me ha pegado y luego ha intentado abusar de mí. –Dije tocándome las ropas rasgadas. –Así que le he pegado una patada y he salido corriendo. Al cabo de un rato, me he encontrado con su hijo, y bueno… me ha traído aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

Jenny12Mg^,....,^ dijo...

Perfecto¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Bellita dijo...

Estta genial el nuevo capii (: me alegro de que empiecees otra istoriaa ;D tiene muy buenaa pintaaa & la anterioor me encantoo :D escrbiees realmente bien :D unbeso (:

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.