Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 14 de enero de 2010

Amor eterno capitulo 1

1º- Lo imposible es real

Volvía un día de trabajar, todo era muy aburrido como siempre, demasiado aburrido. La vida tenía que darme más emociones, si no menudo asco de vida, pero claro, nunca me pasaba nada.

Todo era como todos los días. Iba a trabajar, al colegio, llevaba un par de años trabajando allí, daba clase a los niños de educación infantil. Me encantaba mi trabajo, estar con niños sacaba mi lado infantil.

Con los niños… siempre se podía creer en cualquier cosa, que todo podía ser posible, me fascinaba la facilidad con la que creían a ciegas en hadas, brujas y duendes. Me gustaba pensar que estando con ellos podía creer eso yo también.

Iba de camino a casa por el parque que estaba al lado, me encantaba, era mi lugar favorito. Me resultaba un poco mágico, tenía muchos setos y una parte más apartada, que me recordaba a los bosques de los cuentos.

Miré por esa zona y me pareció ver algo escondido, sentí curiosidad y me asomé. Había un perro muerto, estaba destrozado, mi expresión fue de pánico y terror, ¿cómo le podía haber ocurrido eso en un parque?

No tardé en averiguarlo, detrás de un seto vi una figura humana, un hombre bastante alto y moreno, pero tenía una mirada… con los ojos rojos, nunca había visto unos ojos así. Bueno si… en las películas de vampiros que tanto me gustaban, pero era imposible.

Yo me quedé petrificada, no sabía ni lo que hacer, siempre en las películas los malos solían matar a unas cuantas personas, a no ser que viniera el héroe de la historia. Pero claro… para eso el héroe tenía que poder con el enemigo, y esa persona no parecía muy normal.

Más que una persona se me parecía cada vez más a un vampiro, uno como los de las películas que tanto veía. No solo por los ojos si no por unos colmillos afilados que sobresalían ligeramente entre su sonrisa malévola.

Caminé muy despacio hacia atrás sin hacer movimientos bruscos y sin dejar de mirarle. –Perdón, no quería molestar… ya me voy… -dije con la voz temblorosa.

-No hace falta, prefiero que te quedes, eres muy… hermosa, y hueles estupendamente bien. –comentó mirándome de arriba a abajo.

Eso del olor, me pareció evidente que no lo dijo por la colonia. Y eso me dio miedo, todo concordaba, cada vez estaba más claro. Yo estaba alucinada, era imposible que algo así fuera real, pero lo era, y eso me asustaba. Sabía por la mirada que tenía que no era bueno, que me haría daño.

Él se fue acercando, no tuvo que avanzar mucho ya que estábamos muy cerca pero lo hizo muy rápido, demasiado rápido para una persona corriente. Estaba quieta como una estatua, cerré los ojos a la espera de un brutal ataque…
Esperaba algo como en las películas, un ataque en el cuello, y por descontado una muerte horrible, dolorosa, y lenta. Eso era lo peor, que fuera lento. Yo tan solo quería que acabara cuanto antes para no sufrir demasiado.

Noté sus manos en mi cara que bajaron hasta mi cuello, era inminente el ataque, y cada vez sentía más miedo y terror. Pero pasaron unos segundos y no me atacaba, al contrario, noté cómo apartó sus manos.

Que se apartara me extrañó mucho, así que abrí los ojos muy lentamente para observar. El hombre estaba alejándose de mí poco a poco y miraba detrás de mí, como si algo o alguien estuviera detrás observando.

Aunque claro, si ese desconocido realmente era más que probable que fuera un vampiro, no podía asustarse de cualquier cosa. Solo podría asustarse del ataque de otro vampiro, y era demasiada casualidad que en el mismo parque hubieran dos vampiros. Eso lo pensaba por probabilidad y por el tamaño del parque.

Empecé a darme la vuelta lentamente, quería ver si tenía tanta mala suerte como para que existieran los vampiros, y que dos de ellos estuvieran en el mismo parque y a mi lado, no podía estar pasando…

Terminé de darme la vuelta y casi se me desencajó la mandíbula ante lo que vi. Había un chico guapísimo, perfecto, como una escultura, increíblemente guapo y hermoso. Pero sus ojos eran distintos, no estaban rojos, sino azules, de un azul intenso, casi fosforito, parecidos a las lentillas de Marilyn Manson. Lo que me hacía ver que tampoco era una persona corriente, y le asomaban ligeramente unos colmillos.

Me miró a los ojos y no sé porqué razón, no tuve miedo, algo en su mirada me hacía pensar que no me haría ningún daño. Era extraño pensar eso, sobre todo teniendo en cuenta que estaba casi convencida de que también era un vampiro.

Se movió tan deprisa que casi no lo vi, cuando quise darme cuenta estaba delante de mí, entre ese desconocido y yo, haciendo de escudo. Al estar tan cerca me puse nerviosa, pude verle con más claridad. Era bastante más alto que yo, moreno, y era musculoso, pero no demasiado, tenía un cuerpo fibroso.

Además su aroma… olía muy bien, para mí era como un perfume, me recordaba a la colonia de Calvin Klein que tanto me gustaba, era mi colonia favorita de chicos. Y ese chico… olía de forma muy parecida, y me estaba atrayendo de una manera muy fuerte…

-Lárgate. –amenazó pero con voz armoniosa.

-Yo la vi primero, es mía… -respondió el desconocido muy enfadado.

Yo casi no podía verlo, pues ese chico era tan alto que me tapaba la visión. Pero oí un golpe muy fuerte, como cuando un coche se choca contra una roca. Me asomé como pude por un lado y pude ver al desconocido casi con los dientes pegados a la cara del chico. Él hacía fuerza, se le notaba en la cara, de un empujón le tiró al suelo.

-Esto no quedará así. –amenazó el desconocido antes de darse la vuelta y marcharse.

Pude respirar de alivio, al menos un poco, la mayor amenaza se había ido. Pero si ese chico era también un vampiro, que tenía casi la total certeza de que así era; ¿Me intentaría hacer daño? Esa era mi mayor pregunta…

-Tranquila. –dijo con voz muy melodiosa. –No voy a hacerte nada.

Era una voz muy atrayente, muy sugerente. Me estaba dejando como hipnotizada, no entendía porqué. No podía dejar de mirar esos ojos, eran muy extraños y hermosos a la vez, eran… únicos y podía ver en ellos mucha dulzura.

Quise acercarme para tocarle, agradecerle que me hubiera salvado. Pero nada más se rozaron nuestras manos él se apartó. –Lo… siento… yo… solo quería darte las gracias. –titubeé.

-No ha sido nada. Debo irme. –dijo en tono nervioso.

-No te vayas… -susurré.

Su mirada estaba llena de dudas, apretaba los puños y los dientes. En ese momento, pensé que a lo mejor él también era peligroso, pero mi subconsciente me decía que no era peligroso.

Avancé un par de pasos y volví a aspirar su aroma, al hacerlo sentí unas mariposas en el estómago. Era la primera vez que sentía algo así estando cerca de un chico. Precisamente tenía que sentir eso delante de un vampiro…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Ana Carlisle dijo...

ME gusta muchisimo, de verdad, me encanta.
Espero seguir leyendola muy pronto, es una pasada

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.