Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




viernes, 15 de enero de 2010

Amor eterno capitulo 2

2º- ¿Locura o cordura?

Pero esos pasos que yo avancé él se apartó hacia atrás, eso me entristeció. Se me pusieron los ojos llorosos pero miré al suelo, no quería que me viera así. Levanté la vista cuando se me había pasado y ese chico ya no estaba.

Me quedé descolocada, había estado muy cerca de la muerte, de sufrir un ataque, y nada menos que de un vampiro. Y es que no solo eso, había sido salvada por otro, pero… quería que ese chico se hubiera quedado conmigo y conocerle.

Caminé hasta casa, algo distraída, pensando en todo lo que me había pasado. Pero me puse a pensar que en casa me esperaba mi hija Evelyn, estaba con mi hermana Adriana, que la recogía del colegio.

Yo vivía con mi hermana y mi hija, pues estábamos solas desde hacía 3 años. Mis padres habían muerto en un incendio en el trabajo, ellos eran administrativos y trabajaban juntos, así se habían conocido. Pero un día hubo un fallo eléctrico y ardió todo el edificio, mis padres no lograron salir con vida.

Cuando eso ocurrió, yo me había quedado embarazada de un novio que tuve. Pero cuando se enteró que estaba embarazada me abandonó. Desde ese momento mi hermana y yo estuvimos solas y nos cuidábamos mutuamente.
Entré en la casa, pero seguía distraída, esa mirada… ese chico… me había cautivado, pero no debía ser así, era un vampiro, estaba casi segura. De todas formas dudaba que fuera a verle de nuevo.

-Hola, ya estoy aquí. –dije alzando la voz para que me oyeran.

Oí unos pasitos que venían corriendo, era Evelyn que se acercaba a mí con una sonrisa en los labios. –Mami… tenia gana de date besito. –contestó ella abrazándose a mí.

-¿Te portas bien con la tita cuando yo no estoy? –pregunté mirándola.

-Tranquila, hermanita, se porta muy bien, nos lo pasamos bien jugando a los desfiles ¿verdad? –contestó alegra Adriana.

-Hermanita, no la metas esas ideas en la cabeza, no me gusta que esté pensando en la ropa con 3 añitos que tiene. –respondí medio enfadada.

-¿Cómo que hoy llegas más tarde? –preguntó con curiosidad.

-Pues… mejor siéntate, porque me vas a tomar por loca. –comenté mientras me senté en el sofá. – A ver, volvía por el parque como todas las tardes. Y vi un animal muerto, era un perro pero estaba destrozado, al lado había un hombre, y todo fue encajando, era un vampiro. Estuvo a punto de atacarme pero un chico que también era un vampiro me defendió y me salvó. –expliqué.

-Hermanita, me parece que tienes fiebre o algo. ¿Te estás escuchando? ¿Vampiros? Me parece que ver tantas pelis de esas te afecta a la cabeza. –comentó moviendo la cabeza a los lados.

-Pero… ellos se pelearon, yo los vi, y el perro estaba destrozado. –respondí.

-Mel, dos hombres se pueden pelear, para eso no hace falta que sean vampiros. Y lo del perro pudo ser un loco que le hizo eso. Vuelve al mundo real por favor. –contestó ella levantándose y yendo a la cocina.

Yo me quedé en el sofá, estaba algo molesta porque no me había creído. Pero claro… realmente era algo difícil de creer. Si pudiera encontrar al chico… le podría preguntar y que me lo aclarara. Aunque si volvía a verle prefería mirarle y hablar con él sobre otras cosas…

Esa noche me dormí pensando en el desconocido, realmente tenía pinta de peligroso. De hecho los ojos se parecían a los típicos vampiros malvados que salían en todas las películas. Pero el chico… y esos ojos… eran diferentes, no eran de un humano corriente, pero… transmitían paz y serenidad.

No pegué ojo en toda la noche, era tan extraño… siempre había querido que las cosas que ocurrían en las películas pasaran en la vida real para hacerla más entretenida. Pero eso de la existencia de vampiros me costaba hasta mí creérmelo.

Me conseguí dormir un poco, pero cuando estaba empezando a estar profundamente dormida sonó el despertador. –Mierda… vaya día me espera hoy… - comenté en voz alta para mí misma.

Fui a la habitación de Evelyn y estaba allí tan bonita, dormía plácidamente pero tenía que despertarla o no llegaría al cole. –Mi peque, buenos días. –dije entre susurros.

-Mami, quero desauno. –comentó incorporándose y dándome un beso.

La preparé un tazón de leche y se comió unas cuantas galletas, se la veía con mucha hambre y mucha energía. Yo por desgracia no estaba igual, con lo poco que había dormido estaba que me caía de sueño. Y menudo día me esperaba con los niños… pero bueno se pasaría en unas horas.

Fui al trabajo y el día se me hizo muy duro, a causa del sueño, pero bueno… más o menos aguanté como pude. Y llegó la hora de salir, parecía un milagro, pues se me había hecho que el tiempo pasaba más lento que de costumbre.

Volví por el parque como todos los días y me asomé al lugar donde había ocurrido todo. El perro muerto ya no estaba, no quedaba ni rastro de él, era muy raro, ni una gota de sangre…ni una sola gota…

Miré a todos lados esperando encontrarme al chico misterioso, lo estaba deseando. Deseaba volver a mirarle a esos ojos y poder aspirar su delicioso aroma, ese que tanto me había atraído.

Busqué por todos lados, hasta que noté una presencia detrás de mí. Cerré los ojos y aspiré el aroma, ¡era él! Ese aroma… ese delicioso aroma que tanto me gustaba y me atraía como una droga.

Me dí la vuelta y allí estaba él tan perfecto y guapo, y con esa mirada, esos intensos ojos… profundos, me podía perder en ese mar azulado que tenía por ojos. Yo solo pude sonreír y sonrojarme ligeramente.

-No debes estar por aquí sola, no es un sitio seguro para ti. –dijo con esa voz tan atrayente.

-Es que, quería agradecerte lo de ayer y conocerte mejor. Soy Melinda pero todos me llaman Mel. ¿Quién eres? –pregunté esperanzada.

-Es mejor que te vayas. –dijo con voz seria.

-Pero… si tú estás aquí no me pasará nada. –al decir esto me acerqué a él.

Nos quedamos a escasos centímetros, desde esa distancia apreciaba con más claridad su cara perfecta, y esa mirada… y sobre todo podía oler mucho mejor su aroma, su dulce y maravilloso aroma…

-Es mejor que no te acerques, no quiero lastimarte. –dijo rozando con la yema de los dedos mi mejilla. Su tacto era frío como el hielo pero suave como la seda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Ana Carlisle dijo...

¿¡¡¡¡COMO ME DEJAS ASÍ!!!?
¡¡¡SUBE EL PRÓXIMO YA!!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.