Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 31 de enero de 2010

Amor eterno capitulo 35

35º- Emplearse a fondo

-Omhaira, Kira. Id a buscarla, no creo que vaya a escuchar a nadie más, para eso sois sus hermanas. –comentó Malek.

-No, yo mejor me quedo. –comentó Kira. –Omhaira la puede buscar muy bien.

Mientras Omhaira se fue a buscar a Lizbeth, los demás se quedaron en silencio, no sabían muy bien lo que hacer ni lo que decir. Yo estaba ausente, toda la situación había sido muy embarazosa y rara.

-¿Estás bien? ¿Dónde te diste el golpe? –preguntó Esme.

-Estoy bien, me lo di aquí en la espalda. –dije levantándome un poco la camiseta.

Esme se quedó callada, no entendía porqué. –Carlisle, ¿puedes venir a ver esto? –pidió ella a su marido.

-Jum… no me gusta nada. Debe ser por el veneno. –comentó Carlisle preocupado.

-¿Qué pasa? ¿Qué es lo que tengo? –pregunté ansiosa.

-Pues… tienes un moratón. ¿De verdad no te duele? Si toco aquí ¿notas algo? –dijo mientras tocaba mi espalda.

-No… bueno… siento alguna molestia, pero puedo aguantarlo sin problemas.-respondí.

-Esto no pinta bien. Tal vez está empeorando, quizás sea por el veneno. Según van pasando las horas… -comentó él muy serio. –Hay que traer a Cristian, vamos a seguir la búsqueda, no podemos perder más tiempo.

Yo pensé que tal vez para estar solo, se hubiera ido a donde habíamos estado nosotros, a la orilla en la que estuvimos. –Tal vez… sepa dónde está. Voy a buscarlo. –dije.

-Bueno está bien, pero que te acompañe Kira, no podemos permitir que vayas sola, y si corrieras algún peligro ella te puede proteger con el escudo. –contestó Carlisle.

-Claro, sin problemas. –dijo ella muy amablemente.

Caminamos en silencio, la verdad es que Kira era encantadora, y en ese momento me dio la impresión de que aún estaba avergonzada por habernos pillado infraganti durante nuestras muestras de amor.

-Te vuelvo a pedir disculpas por… bueno por pillaros juntos. Y bueno, no sabes cómo lamento el comportamiento de mi hermana Lizbeth. Te pido disculpas en su nombre. No sé porqué actúa así. –dijo Kira mientras caminábamos.

-No digas eso, lo de antes no pasa nada, no sabías que estaríamos ahí. Y lo de tu hermana creo saber la razón por la que se puso así. Cristian es tan perfecto que es irresistible hasta para los de su especie. –contesté incluso sonriendo.

-Bueno. No te lo voy a negar, porque tengo que decir, con tu permiso, que Cristian es… extremadamente guapo. –comentó sonrojada.

-Lo sé, tranquila. Es normal que lo pienses. Yo cuando le vi la primera vez, me quedé sin respiración, literalmente hablando porque era humana. –respondí sonriendo.

-Así que era cierto, eras humana y te transformó. –dijo ella sorprendida. –Malek nos lo dijo, y mi hermana Lizbeth se lo tomó a broma. Dijo que nunca ninguno de nuestra especie podía enamorarse tanto de una humana.

-Bueno, pues… no solo eso, tuvimos un niño. Bueno y Evelyn, a ella la convirtió porque la atacaron y se estuvo a punto de morir. Y Eric… yo lo tuve siendo humana, y es un semi vampiro. –expliqué.

-Vaya… asombroso… Bueno la verdad es que hacéis una pareja adorable. Me alegro mucho por vosotros y espero que nos llevemos bien a pesar del comportamiento de mi hermana. –dijo ella.

-Claro que sí. Eso no lo dudes, eres encantadora y me gustaría que llegáramos a ser grandes amigas. –respondí.

Llegamos a la orilla y allí estaba sentado, con las rodillas pegadas al pecho y la cabeza escondida. Se me partió el alma de verlo así. Me acerqué lentamente y le fui a poner la mano sobre el hombro.

-No sé ni porqué te acercas, con lo que te he hecho antes… lo lamento. –se disculpó.

-No digas eso. Sé que no querías. Yo fui la que se puso en medio para evitar la pelea. –dije.

-Es la verdad, lo lamento. Y la eternidad no va a ser suficiente tiempo para pedirte disculpas las veces suficientes como para que me perdones. –dijo abatido.

-No te perdono, porque no hay nada que perdonar. No lo hiciste aposta. –contesté.

-Vamos Cristian. No te martirices, además todo fue culpa de mi hermana. Carlisle quiere que vayas, vamos a seguir ahora la búsqueda. –interrumpió Kira

-¿Y eso? –preguntó extrañado. -¿A qué tanta prisa de repente? –preguntó.

-Bueno… mejor vente con los demás y allí te lo cuenta, que además no quieren que estemos separados. –dijo indecisa Kira.

Él nos miró muy serio. –No, ahora mismo me decís qué es lo que pasa. –pidió muy seriamente.

Yo suspiré triste, me imaginaba la reacción que tendría al ver el moratón, sobre todo siendo él el causante. Pero no me quedó más remedio, me subí la camiseta y se lo mostré.

Le miré y tenía los ojos como platos, no reaccionaba, así que le chasqueé los dedos para ver si reaccionaba. Así lo hizo, me cogió en brazos antes de que pudiera reaccionar y echó a correr para reunirse con los demás.

Llegamos en seguida, pues no estábamos lejos. Me soltó con delicadeza en el suelo y se dirigió a Malek. -¿Dónde está Lizbeth? No la protejas, por su culpa Melinda está así, el moratón que tiene, es de un golpe que ella se merecía y no recibió. –dijo furioso.

-Vamos, hijo, no te pongas así. –pidió su padre.

-No papá, hice daño a Melinda y todo por su actitud de estúpida. Jamás voy a perdonarme que haya empeorado por mi culpa. –contestó muy enfadado.

-Pues al ver lo enfadados que estábamos todos, se ha marchado, Omhaira ha ido a buscarla, no creo que tarden en volver. Pero se la veía muy afectada por lo ocurrido. –comentó Malek intentando calmar a Cristian.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Ana Carlisle dijo...

¿Como lo dejas ahí?
Continualo pero YAAAAAAA

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.