Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 18 de enero de 2010

Amor eterno capitulo 8

8º- Comenzando algo…

Estaba enamorada de pies a cabeza de un vampiro, era inevitable no estarlo, y por alguna razón que no comprendía, él estaba enamorado de mí. Me amaba… solo de pensarlo un escalofrío de placer me recorría el cuerpo…

Pero esa ilusión se perdió un poco al darme cuenta de la hora que era, me puse bastante triste. –Es muy tarde y Adriana estará preocupada, pero… no quiero alejarme de ti. –contesté bajando la mirada.

-Te llevaré a casa, no quiero que tu hermana esté preocupada. –respondió levantándose de la cama.

-¿Podrías hacer algo por mí? –pregunté poniéndome a su lado.

-Lo que quieras, solo tienes que pedirlo. –contestó él sonriente.

Bueno, mi hermana me toma un poco por loca, quiero que te conozca y así se convenza. –dije tímidamente.

Noté que estaba dubitativo, como si no supiera lo que decir, parecía que iba a decir algo malo y no quisiera herir mis sentimientos. Con lo que probablemente me diría que no…o eso pensaba yo.

-Bueno… está bien… -contestó finalmente. –Es que me resulta imposible negarme a cualquier cosa que me pidas, me tienes a tu merced…

-Um… pues a lo mejor debía pedirte más cosas…- respondí con una sonrisa de pilla.

Me acerqué a él y pegué mi cara a la suya, me resultaba un poco complicado, tenía que ponerme de puntillas porque era bastante alto, peor no me importaba. Rodeé su cuello con mis brazos, y le rocé sus labios con los míos. Él emitió un suspiro y cerró los ojos.

-Me parece que estimas demasiado mi control y mi fuerza de voluntad… -dijo esbozando una sonrisa.

-Claro que no, es que eres estupendo y sé que puedes hacer cualquier cosa. –contesté dándole un beso muy fugaz.

Él sonrió mientras me devolvía el beso. –Vamos a tu casa antes de que pierda el juicio y haga algo de lo que me arrepienta. –contestó mientras me cogía de la mano y salíamos de la habitación.

Salimos de su habitación y pasamos al comedor para que me despidiera de sus padres. Estaban en el comedor sonriendo yo no entendía porque se reían tanto, parecía que se reían de alguna broma o chiste.

-Voy a llevarla a su casa. –dijo mirándoles.

-Está bien, ha sido un placer. –contestó amablemente su madre mientras a velocidad poco humana se levantaba y me abrazaba.

-Pues es raro, con lo bien que lo estabais pasando… -respondió su padre entre risas.

Yo me puse roja como un tomate y agaché la cabeza. ¿Cómo había sido tan tonta de olvidar eso con la de películas de vampiros que había visto? Los vampiros tenían los sentidos muy desarrollados, con lo que nos habían escuchado todo lo que hicimos en su habitación.

Cristian se rió a carcajada limpia, era evidente que él si sabía que nos habían escuchado y por lo que se veía no le importaba. –No es correcto escuchar conversaciones ajenas, me lo decís siempre.

Sus padres rieron pero no dijeron nada más. Y nosotros salimos por la puerta, pero yo aún seguía sonrojada y miraba al suelo por la vergüenza, era una situación muy embarazosa, con la pasión que nos habíamos demostrado y las cosas que nos habíamos dicho.

Nos montamos en su precioso Volvo y arrancó para llevarme a casa. Pero yo no le miraba, sentía demasiada vergüenza. Hasta que le miré de reojo, estaba sonriente, era una sonrisa tan perfecta que me dejaba sin aliento.

-¿No me vas a hablar? ¿Es que he hecho algo? –preguntó algo triste.

-No es eso, es que… bueno… tus padres escucharon todo… -dije avergonzada.

-Pero ellos ya saben lo que siento por ti, y bueno… están contentos de que por fin me fije en alguien. Además cuando un vampiro se enamora es para siempre, no hay vuelta atrás. –contestó con la cara iluminada.

El coche se detuvo, supuse que habíamos llegado a mi casa. Me acarició la mejilla y me sonrió, con esa sonrisa que tanto me gusta, la que me dejaba sin respiración.

-Eres lo más valioso para mí, no sé que haría si te pasara algo. –dijo entre susurros.

Yo me ruboricé, me decía tantas cosas bonitas… me mimaba de tal forma que me sentía abrumada. –No merezco que me digas esas cosas tan bonitas. –contesté apenada.

-Mereces eso y mucho más, eres la criatura más adorable del mundo. – respondió acercándose a mí.

Así de cerca podía mirarle muy fijamente a los ojos y sentía su aliento en mi cara. No solo eso, podía aspirar su aroma…. Me atraía de una forma inexplicable, y me encantaba que me ocurriera eso.

-Entremos en tu casa, y así me presentas a tu hermana. –dijo tras darme un beso muy tierno.
Entramos en casa y me esperaban Adriana y Evelyn. Al verme con el brazo escayolado, se asustaron mucho sobre todo Adriana. -¿Qué te pasó? –preguntó preocupada.

-Tranquila, te lo cuento cuando acueste a la niña. Pero antes os quiero presentar a alguien. Se llama Cristian. Adriana es el chico del que te había hablado. –contesté señalando a Cristian.

-Es un placer conoceros. –dijo él muy educadamente.

-Igualmente. –respondió mi hermana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Ana Carlisle dijo...

Me ha encantado ^^
Quiero ver la cara de Adriana cuando se entere de todo jejeejejejeje
Que bonitoooooooooooooo

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.