Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 4 de enero de 2010

Destino caprichoso capitulo 38

38º- Vuelta a la normalidad antes de la boda

Cogí el coche y fui a su casa, menos mal que no vivíamos lejos… no tardé nada en llegar y nada más verlos en el sofá me fue inevitable ponerme a reír. Es que parecían dos quinceañeros…

-Anda que ya les vale…-comenté moviendo la cabeza a los lados.

Aunque lo bueno fue que tuvimos una tarde tranquila mi hermana y yo, ella estaba bien con el embarazo, la estaba sentando de maravilla aunque aún no se la notaba nada. Llamé a Carlisle para que me trajeran a los niños a casa de mi hermana, pues ya era bastante tarde.

Nada más llegar Evelyn vino corriendo a mí, y nos dimos un abrazo como si lleváramos varios días sin vernos. Y Eric venía en brazos de Esme, que me le dio y le besé en la frente esbozando una gran sonrisa.

Les contamos lo sucedido y ellos se partieron de risa, mis futuros suegros eran muy agradables pero no suponía que fueran tan alegres. Miraron al par de amigos y siguieron riéndose.

-Debió de ser para grabarlo en vídeo según lo cuentas… -dijo Carlisle muerto de la risa.

-Pues no tenía nada de gracia… -contesté intentando ponerme seria.

Al final acabé yo también riéndome a carcajada limpia, sobre todo recordando cuando les había echado la jarra de agua fría por encima… con tanto reír la niña estaba muy extrañada, mirando a Cristian y a Pedro.

-¿po que muemen? Toavia no se mueme mami. ¿veldá? –preguntó ella señalándolos con el dedo.

-Es que… están un poco cansados, pero en seguida les despertamos. –expliqué a la niña.

Iba a despertar a Cristian, pero antes de que me diera cuenta, Carlisle cogió una jarra de agua y se la echó por encima. Nosotras nos echamos a reír y ellos pegaron un brinco que se cayeron del sofá.

-Pobrecitos… -dije entre risas.

-¡Ey! ¿Por qué hiciste eso? –preguntó Pedro muy molesto.

-Papá, no tenías que haberlo hecho… -dijo Cristian sonriendo.

-Claro que sí, os lo merecéis, desde luego… -contestó riéndose.

Ahí estábamos todos muertos de la risa y Cristian y Pedro empapados de agua. Evelyn se había quedado con la boca abierta al ver toda la situación, y me miró intrigada. –Mami, po qué tiró aba el yayo? –pregunto con curiosidad.

Yo entre tanta risa casi no podía contestar. –Es que el abuelo es un poco bromista. Ve a saludar a papá anda… -dije todavía riéndome.

Ella se fue hacia él, que abrió los brazos y en su cara se dibujó una amplia sonrisa. Pero claro, como estaba empapado mojó a la niña. –jo papi que tas con aba y me mojas… -se quejó ella.

-Mi pequeña… -dijo riéndose.

Ya se habían despejado un poco, se dieron una ducha, pero Cristian tuvo que ponerse ropa prestada de Pedro, menos mal que más o menos tenían la misma talla y le quedaba muy bien la ropa.

Pasamos lo que quedaba de tarde allí todos juntos, era cierto que la situación había sido graciosa, pero claro, en el momento de vivirla no se veía la gracia, esa gracia se la encontrabas después al recordarlo.

-Os habéis pasado, vamos a parecer garbanzos de pasarnos tanto por agua. –se quejó Pedro.

-Estuvo muy divertido, además hice estas fotos para que las vierais. –comentó Adriana con una amplia sonrisa.

Se levantó, cogió la cámara digital y nos estuvo enseñando las fotos, menudas pintas, abrazados como dos osos amorosos y con la boca abierta y babeando… es que era inevitable reírse a carcajada limpia.

No había sido agradable que llegaran tan tarde, pero había sido su juerguecita, de despedida de soltero, y bueno… no había pasado nada que lamentar. Respiré tranquila, además estaba deseosa de que llegara el día de la boda.

Nos fuimos a casa para cenar tranquilos, yo cogí a Eric, y Evelyn iba medio dormida así que Cristian la llevó en brazos y la puso en la sillita del coche. Después colocó a Eric y yo me metí en el coche.

Aún estaba cansada pues casi no había dormido, aunque el trayecto era corto, me quedé adormilada. Me despertó el roce de la mano de Cristian sobre mi brazo, le miré con los ojos medio abiertos y estaba sonriendo.

-Me quedé dormida, perdona…-me disculpé aún medio adormilada.

-No pasa nada, preciosa. –dijo Cristian.

Se bajó del coche y yo iba a hacer lo mismo pero no tenía fuerzas, menos mal que Cristian me ayudó a salir. Cogió a los niños y nos metimos para casa. Me fui directa a la habitación, me tumbé con la ropa y todo, me daba igual.

-Preciosa, venga no puedes dormir con la ropa. Te ayudo. –susurró él.

Yo no dije nada, tan solo me dejé hacer como si fuera un muñeco, sentí como me iba quitando la ropa, y me puso el pijama. Me arropó y caí rendida en un sueño muy profundo, lo necesitaba, sobre todo porque tenía que estar descasada para la boda.

Esa noche tuve un sueño maravilloso, soñé con la boda. Yo llevaba mi traje puesto y Cristian iba muy guapo con su traje, la verdad es que todo era precioso, y nuestros hijos iban preciosísimos también, esa noche dormí como se suele decir “como un bebé”, no solo por el sueño que tuve si no porque pude descansar tranquila pues parecía que las cosas iban mejorando poco a poco.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.