Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 10 de enero de 2010

Destino caprichoso capitulo 46

46º- Cambios inesperados

Tras unas horas me revieron el TAC, y teníamos que esperar a los resultados, debía estar reduciéndose o mi vida correría un grave peligro. Por fin vimos entrar a Carlisle en la habitación.

-Dinos ya algo papá, por favor. –dijo Cristian nervioso.

-Pues, traigo buenas noticias. El hematoma se ha reducido no mucho pero poco a poco. Así que tal vez en unas horas o un día, haya desaparecido por completo. –contestó sonriendo.

-¡ES FANTÁSTICO, ES ESTUPENDO! –gritó de alegría.

Nos abrazamos de alegría, la verdad es que yo creía que se reduciría pero no estaba segura del todo. Pero en ese momento lo que hice fue sonreír a mi marido y poner mis manos sobre mi tripa plana.

-Dentro de unas horas te volverán a hacer el TAC, y además te haremos un análisis de sangre para ver que todo va bien y que tienes bien las defensas. –explicó.

-Vale papá, no sabes lo contento que estoy… -contestó acercándose a mi tripa y apoyando los labios. –Peque me alegra que estés sano y salvo. –susurró.

-Cariño, si es muy pequeño. –contesté sonriendo.

-¿Y eso que tiene que ver? además quiero ponerle música clásica. Podríamos ponerle Claro de Luna. Aún recuerdo lo guapa que estabas en la boda cuando lo bailamos. –dijo mirándome profundamente.

Yo me sonrojé, era inevitable, tanto por sus palabras como por recordar nuestra boda. Había sido tan especial… un día inolvidable a pesar del desagradable incidente con Walter. Y claro eso me hizo ponerme a pensar…

-Bueno yo me tengo que ir. Vendré más tarde a veros. –dijo Carlisle para después salir de la habitación.

-Vale papá.-contestó Cristian.

Yo seguía pensativa sin decir una sola palabra, no hablaba. me quedé con la mirada fija en la pared. Noté un roce en mi brazo, giré la cabeza saliendo de mi trance, era Cristian.

-Preciosa, ¿qué te preocupa? –preguntó.

-Pues… recordando la boda, me acordé del incidente y de Walter. Y bueno… también me estoy acordando de Elena… -dije muy triste.

-Mi vida… no pienses en ellos. Además tienes que descansar. –contestó mientras me acariciaba los cabellos.

-Está bien… -respondí.

Al cabo de unas horas me volvieron a llevar a hacer otro TAC, pues tenían que ver si el hematoma seguía reduciéndose. Me hicieron la prueba y me dejaron en la camilla otra vez.-Ahora llamo a una enfermera para que te haga el análisis y luego te llevará a la habitación. –dijo el doctor.

-De acuerdo. –contesté.

Me quedé mirando al techo, la verdad es que estaba exhausta, pero llegó la enfermera que me hizo el análisis. Cuando estaba terminando de repente vi que se cayó al suelo. -¿Se encuentra bien? –pregunté asustada mirándola.

-Me parece que estará así unas horas… - dijo la voz de una chica.

La miré y parecía una broma de mal gusto, o que tenía la peor suerte del mundo, era increíble que estuviera allí y que hubiera dejado KO a la enfermera. -¿Cómo llegaste aquí? ¿Qué estás haciendo aquí? –pregunté incrédula.

-Por tu culpa no me pude casar con Cristian y ahora mi padre está muerto. ¿Creías que me iba a quedar de brazos cruzados? – dijo Elena furiosa.

Yo estaba indefensa, tumbada en la camilla y casi sin fuerzas, no tenía modo de defenderme. Ella sacó un bisturí y lo acercó a mí poco a poco. –Voy a hacerte sufrir poco a poco para que sientas mucho dolor… -contestó con una sonrisa perversa.

Acercó el bisturí a mi cuello y comenzó a mover la camilla. –Espero por tu bien que no te muevas. –dijo.

Llevó la camilla al extremo del pasillo que estaba solo. Allí se acercó y puso el bisturí en mi brazo, lo movía despacio haciéndome una enorme raja. Yo grité pero me tapó la boca con la mano que le quedaba libre. –Cállate, zorra.

Me hizo más cortes en los brazos y otro en la cara, pero no podía hacer nada. Pensé en decirla que me dejara que estaba embarazada, pero según era de mala persona, intentaría hacerle daño al bebé.

A continuación acercó el bisturí a mi cuello, empezó a hacer un corte poco a poco, yo sentía un dolor horroroso por todo el cuerpo, del propio dolor las lágrimas salían de mis ojos.

-¡OYE TÚ! ¿Qué crees que haces? –preguntó la voz familiar de Carlisle.
-Lárgate o la termino de rajar el cuello. –amenazó.

-No se te va a ocurrir hacer eso, los de seguridad ya están avisados, más vale que sueltes ese bisturí. –dijo Carlisle.

Ella se empezó a poner nerviosa, no sabía dónde mirar por miedo a que la cogieran. Yo estaba débil y dolorida a causa del accidente, del hematoma en la cabeza y de los cortes que me había hecho Elena. Pero estaba decidida a proteger a mi bebé, a mi familia, no podía consentir que se saliera con la suya.

Me armé de valor, solo pensaba en mi familia y mi bebé, proteger a mi pequeño y diminuto bebé. Así que con todas las fuerzas de que disponía le pegué a Elena en la cabeza, ella perdió el equilibrio y cayó hacia atrás golpeándose en la cabeza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.