Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 7 de febrero de 2010

Amor eterno capitulo 48

48º- La pelea

En la casa se quedaría Adriana que estaba con una tripa inmensa y tenía bastantes dolores, más que yo y eso que creía que era imposible… pero lo notaba y sus quejidos me partían el alma.

Además de mi hermana se quedarían los niños, y por insistencia y pesadez de Cristian también me quedaría yo. Le veía tan preocupado que hasta me daba cosa replicarle. Y por otra parte, ya habíamos discutido por lo mismo antes de mi secuestro, y no quería volver a lo mismo.

Como Haziel sabía de sobra donde estaba el escondite de Javier, así les llevaría. Omhaira, Kira y Lizbeth se quedarían en la casa con nosotros, por si pasara algo, así nos podrían proteger con el escudo. Todos los demás harían grupos. Eluney, Aileen, Ashtar, y Ayelén irían en un grupo; Kirian, Malek y Nahele por detrás. Los solitarios Dylan, Azariel, Dimitri y Catriel irían como refuerzo; y Cristian, Pedro Esme y Carlisle irían como cebo.

-A ver vamos a hacer que caigan en una trampa. Iremos nosotros cuatro solos, por la parte de delante, para que crean que no hay nadie más, pues no saben que hay más amigos con nosotros. Y cuando crean que nos tienen acorralados, los demás saldréis sorprendiéndoles. –explicó Carlisle.

-Les vamos a machacar…. Lo estoy deseando. –Pedro estaba emocionado.

Todos se contagiaron de las ganas de pelea de Pedro que estaba de un humor magnífico. Cristian… era otro cantar, le miraba y su expresión era de miedo, imaginaba que miedo por tener que separarse nuevamente de mí. Ese miedo me invadió a mí también.

La espera iba a ser lo peor de todo, pero no me quedaba más remedio. Me acerqué a Cristian y le abracé. –No quiero que vayas… ya he estado mucho tiempo sin verte y sin tenerte conmigo, quédate… -pedí poniéndole ojitos.

-No me hagas eso… tengo que ir. Y no es justo que hagas eso, ¿Sabes lo que me cuesta decirte que no cuando me miras de esa forma?

-Pues por eso, no vayas, por favor… por favor… -pedí apretando mis manos contra su cuello.

-No puedo creer que tenga tan poca voluntad cuando me pides así las cosas… -admitió cerrando los ojos y esbozando una leve sonrisa.

Cristian finalmente asintió y se quedó, mi fuero interno saltaba de alegría, había estado separada de él demasiado tiempo, un tiempo que había sido interminable. Mi amado miró a los demás que estaban al lado, que habían visto y escuchado la escena. -¿Os podréis apañar sin mi? –preguntó

-Claro, hermanito, no creas que eres tan imprescindible… -contestó su hermano dándole en el hombro.

-Hijo, comprendo que te quedes, y de todas formas somos muchos, no pasa nada porque te quedes. Podremos con ellos sin problemas. –respondió su padre abrazándole.

Pero tampoco quería que estuviéramos incomunicados de los demás sin saber lo que ocurría. –Yo… tengo miedo de que os pase algo por mi culpa, quiero que sigamos en contacto para saber como se desarrolla la pelea. –comenté.

-Eso no es problema. –Dijo Catriel. –Hace poco pasé por una base militar y cogí algún juguete… Entre las cosas que me llevé he traído esto, que nos puede servir de mucha utilidad. –contestó rebuscando en sus bolsillos.

Eran como sonotones. Todos le miramos extrañados, sin embargo, él sonrió. -¿En serio no me digáis que no sabéis lo que es? –preguntó sonriendo.

-A mi me recuerdan a los sonotones y a los “pinganillos” de los presentadores de la tele. –contesté.

-Es básicamente uno de esos “pinganillos”. Para que podamos estar comunicados, esto se pone en la oreja. Y para que todos podamos hablar con todos, aquí está esto. –explicó rebuscando en su otro bolsillo del pantalón vaquero desgastado.

Parecían collares, pero tenían como un pequeño aparatito en medio. –Esto nos lo ponemos en el cuello y podremos hablar. Cada uno que se ponga uno, y dejaremos uno para Cristian para que ellos puedan enterarse de cómo van las cosas. ¿Qué os parece? –preguntó echándonos una mirada a todos.

-¡Eres un crack! –comentó Pedro.

-Pues entonces todos en marcha, ya sabéis lo que tenéis que hacer cada uno. Cristian, Omhaira, Kira, Lizbeth y tú, os quedáis aquí. Si escucháis que algo va mal, debéis proteger la casa para que no entren. La más vulnerable es Adriana, ya lo sabes. –le dijo Carlisle.

-Tranquilo papá, nadie traspasará estos muros, y si lo hacen, no les tocarán ni un pelo, ¡tendrán que pasar por encima de mi cadáver! –juró. –Pero sé que todo va a salir bien. Tened cuidado. –pidió a su padre antes de abrazar a su madre.

Salieron de la casa y nos quedamos callados, los niños estaban en el comedor viendo una película, su favorita era la película de Harry Potter, les encantaba verlas, porque les gustaba mucho verle “hacer trucos con su palito”, decían ellos.

Nosotros cinco, estábamos a la espera, oíamos como habían llegado a la nave, dirigidos por Haziel, estaban escondidos, y esperando la señal para actuar. Se habían acercado a la puerta Carlisle, Esme y Pedro, para ver si lograban hacerlos salir.

Entonces se escuchó un ruido sordo muy fuerte. –Hombre… si tenemos visita… -decía la voz de Javier.

-Esto ha llegado demasiado lejos, no vamos a permitir que sigas matando por diversión, ni que pongas en peligro a los humanos. –dijo Carlisle seriamente.

-¡Qué conmovedor! Unos vampiros preocupándose por unos endebles humanos… Y por vuestra culpa no pude hacerme antes con esa preciosidad de Melinda. Para colmo Haziel me engañó y se reveló. Dádmela o no saldréis vivos. –amenazó.

Cristian estaba muy tenso, apretaba los puños, sabía lo mucho que le hubiera gustado estar allí, a fin de cuentas era su familia y los quería con locura, yo lo sabía muy bien. Pero le di la mano para transmitirle calma, él pareció tranquilizarse ligeramente.

Seguimos a la escucha de la situación, se habían quedado callados por un instante, eso nos inquietó mucho. Hasta que se escuchó un gran estruendo que a través del pinganillo resultó estridente.

-Muy bueno ese lanzamiento de la roca, pero fallaste, además no sé si lo has notado pero estáis en desventaja, nosotros somos 4 y vosotros 3, ¿Crees que tenéis alguna posibilidad? –preguntó.

-Lo cierto… es que sé que vamos a ganar sin ningún problema. –dijo Carlisle con alegría en la voz. –AHORA. –gritó.

Supusimos que el resto había salido a la señal de Carlisle, se empezaron a oír grandes estruendos, golpes y más golpes, incluso se pudo oír algún quejido. Nosotros rezábamos porque no fueran de ninguno de los nuestros.

Y todo se quedó en silencio… no se escuchaba nada, no había sonido alguno que indicara que alguien estuviera con vida al otro lado. Eso nos alteró mucho, Cristian se levantó del sofá muy nervioso. Tenía también el collar para poder comunicarse con ellos así que se puso a hablar. -¿Papá? ¿Pedro? ¿Malek? ¿Eluney? ¿Hay alguien ahí? ¿Estáis bien? – se atropellaban sus palabras en su lengua de lo deprisa que estaba hablando.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Ana Carlisle dijo...

Siento no haber comentado los otros, no he estado en todo el fin de semana.
Los tres capítulos estan de maravilla, quiero saber el resultado de la batalla !YA!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.