Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 11 de marzo de 2010

Amor sin límites capitulo 19

19º- Grandes noticias

Después de haberla curado y hablado con calma, Dennis dijo que ambos tenían que descansar, pensaba volver a casa con Cristian. –Vamos hijo, han sido unos días difíciles para todos…

-No, no podría dejarla sola, quiero quedarme con ella. –dijo. Entonces miró a Melinda. –Si es que Melinda quiere…

-Claro que quiero. –contestó cogiendo su mano.

-Bueno, pues yo me voy, pero si necesitáis cualquier cosa me llamáis. –respondió su padre despidiéndose de ellos.

-Claro, papá.

Se marchó y se quedaron a solas, estaban deseosos de estar juntos, empezaron a besarse de forma lenta, pausada, tranquila… jugueteaban con sus lenguas como si nunca antes se hubieran besado. Disfrutaban de las caricias que hacía tantos días que anhelaban…

Pero ambos estaban convalecientes, y eso hizo que no pudieran disfrutar del todo de una noche de pasión, pero al menos su necesidad de estar juntos, de volver a tocarse y sentirse se vio calmada por unas horas.

Los días fueron pasando y estaban más unidos que nunca, cada día su amor crecía más y más. Afortunadamente, se recuperaban poco a poco de las lesiones del accidente y aprovechaban su mejoría para estar juntos y darse mucho amor y placer…

Unas semanas más tarde, Melinda ya estaba totalmente recuperada y a Cristian le quitaron la escayola. Al fin podían hacer vida normal, la primera noche que Cristian ya no tenía la pierna escayolada, se entregaron el uno al otro como nunca lo habían hecho.

Melinda había hecho socia de la librería a Adriana, así tenía menos trabajo, y estuvo ayudándola cuando estuvo convaleciente. Así que todos los días estaban juntas en la librería, y hablaban de sus respectivos novios, ambas estaban inmensamente felices.

Pero llevaba unos días sintiéndose mal, mareada, a veces tenía náuseas, aunque no había dicho nada para no preocuparlos. Una tarde, estaban recogiendo para cerrar, y empezó a tener sofocos. –Oye nena, ¿soy yo, o aquí hace muchísimo calor?

-Aquí hace casi frío, así que eres tú. ¿Estás bien?

Sintió nauseas pero se las aguantó como pudo, se puso blanca y los calores aumentaron. –No me encuentro muy bien…

-Nena, estás blanca como una pared. Oye ¿has notado algo más a parte de los calores?

-Pues… llevo unos días encontrándome mal, con mareos y con nauseas. –explicó.

-Yo no es por decir nada, pero esos síntomas me suenan de algo… -dijo mirando al suelo.

-¿Qué quieres decir?

-Pues que yo también llevo algunas semanas así, y bueno ayer me hice un test de embarazo y… ¡estoy embarazada! –gritó muy alegre.

-¿De verdad? Me alegro muchísimo… Pero... ¿sugieres que yo también lo estoy?

-Pues claro.

Melinda abrió los ojos como platos, la noticia le había pillado por sorpresa. Y era cierto que los síntomas encajaban, y lo cierto… era que se estaba ilusionando, la idea de tener un bebé, era fantástica.

-No puedo esperar, vamos a la farmacia. –dijo emocionada.

Las dos amigas salieron muy ilusionadas directas a la farmacia, pero en lugar de ir a casa de Melinda entraron en casa de Adriana, donde estaba Pedro esperando, ella se sorprendió al verlo en el comedor en pijama viendo la tele. – ¿Cómo es que estás aquí?

-Se vino la semana pasada a vivir conmigo, quería decíroslo este fin de semana, y lo del bebé también. –confesó Adriana sonrojada.

-Que calladito te lo tenías todo ¿Eh?

Ella se puso más roja todavía y arrastró a Melinda al baño para que se hiciera la prueba. Después de esperar los dos minutos más largos de su vida, por fin estaba el resultado, y se quedó blanca cuando vio que el resultado era positivo.

Salieron del baño pegando gritos de alegría y abrazándose, Pedro se alarmó al oírlas gritar. – ¿Ocurre algo?

-Pues… ¡que Melinda también está embarazada!

-¡Es fantástico! ¿Lo sabe Cristian?

-Aún no, ¿por qué no venís a cenar y así lo celebramos? –propuso Melinda.

-Claro, quiero ver la cara que pone. Además, en una semana será el juicio y hay que concretar algunas cosas. –comentó Pedro.

Se vistió y Adriana se cambió de ropa, era una fanática de la moda, pero claro eso hizo que Melinda se viera muy fea, nunca se había considerado guapa y al lado de su amiga tan arreglada, la sensación era peor.

Entraron en casa de Melinda, Cristian ya había llegado y estaba viendo la tele. Pero Melinda no se sentía guapa. –No es justo, ahora voy a cambiarme de ropa… -dijo haciendo un puchero.

-¿Cambiarte de ropa por qué?

-Porque ella va muy guapa y yo echa un espanto…

-Eso no lo digas nunca… siempre estás preciosa. –comentó besándola.

-Gracias mi amor… Y… bueno… tengo que contarte algo…

-¿El qué? No me asustes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.