Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 5 de mayo de 2010

Ardiente pasión capitulo 26

26º- La fiesta sorpresa

-Gracias.

-Pero te lo tenías muy calladito ¿no? –dijo con una sonrisita.

-Es que quería decíroslo el día del cumpleaños de Cristian. ¿Me podéis guardar el secreto?

-¿Por qué? –preguntó Cristian. –Se lo quiero decir a los demás…

-Ya pero prefiero que sea una sorpresa. No lo saben ni mis hermanas. Prefiero que sea una sorpresa. –pidió.

-Y ¿qué harás con las nauseas matutinas? –preguntó Pedro. –Se darán cuenta, no son tontas.

-Ya me las apañaré, pero no digáis nada. –pidió de nuevo.

-Está bien, puedes estar tranquila. –dijo Cristian. –Aunque me muero por decírselo, estoy emocionado.

No faltaban muchos días, así que no sería difícil guardar el secreto, aunque a Cristian le costaba mucho no decir nada. Sabía que les haría mucha ilusión saberlo directamente por su hermana.

El día del cumpleaños de Cristian, se despertó muy temprano, y esperó a que Melinda se despertara, le encantaba verla dormir. –Buenos días…- susurró.

-¡Feliz cumpleaños, mi amor! –dijo ella sonriente.

-¡Estoy emocionado! ¿Ya me darás mi sorpresa? –preguntó impaciente.

-No seas impaciente. Tendrás que esperar hasta esta tarde. –contestó besándole de forma intensa.

No tuvo más remedio que aguantar, pues sabía que a cabezota no le ganaba. Pero antes de irse a trabajar no pudo evitar despedirse besando a Melinda de forma intensa. Después se agachó hasta el vientre ligeramente abultado de Melinda. –Que pases buen día, peque. –dijo para luego besar el vientre.

-Cariño, aún es muy pequeñito, no puede oírte. –contestó Melinda riéndose.

-Bueno, pero tú si que me oyes, y si tú estás feliz el bebé también.

No podían estar más felices. No esperaban haber tenido un hijo a su edad, pero ya que Melinda se había quedado embarazada era una gran noticia. Una de las sorpresas se le había estropeado, pero sabía que la otra la esperaba con impaciencia.

Aún tenía unas cuantas cosas que hacer. Ese día se lo tomó libre para poder prepararlo todo. Cuando se fueron los demás se puso a preparar las cosas, primero tenía que hacer varios entrantes para la cena.

Salió a comprar unas cuantas cosas que la faltaban. Decoró la casa con varias guirnaldas y colocó la vajilla, varios vasos. Tenía que dejarlo todo listo pues sabía que no tenía demasiado tiempo.

Llamaron al timbre y fue a abrir. Era un antiguo amigo de la infancia de Cristian, le había localizado investigando mucho y ayudándose de sus hermanos aunque sin desvelarle su propósito.

El amigo había formado un grupo de música, sería una buena forma de sorprender a Cristian, con buena música en directo y reencontrarse con un viejo amigo. Eso si que no se lo esperaría.

-¿Dónde colocamos las cosas? –preguntó Jaime.

-Pues podéis dejarlas en una de las habitaciones, vosotros tocaréis aquí en el comedor, aunque pondremos una cortina provisional para taparlo todo un poco. –comentó Melinda.

Mientras ellos colocaban los instrumentos y demás, ella había preparado otras cosas más para la fiesta, Cristian se quedaría con la boca abierta. O al menos era lo que ella esperaba. Llevaba muchas semanas preparando la fiesta, quería que todo fuera perfecto para su novio.

Después de mucha comida que preparar y organizarlo todo, se duchó tranquilamente. Se había comprado un vestido azul precioso, quería sorprender a Cristian en todos los sentidos posibles.

Se terminó de arreglar y de maquillarse. Aún debía poner algunas cosas en la mesa. Mientras el grupo de Jaime terminaba de prepararse. Colocaron la cortina y se quedaron en su sitio pues no tardarían mucho en llegar.

-¿Falta mucho para que lleguen? –preguntó él.

-Pues no debe faltar. Además les dije que esperaran en el portal para subir todos juntos y así sorprenderse a la vez. –respondió.

No tardaron demasiado en llegar. Incluso llegaban los padres de Cristian. Mientras ellos estaban abriendo la puerta, ella se acercó a la puerta para recibir a Cristian. Entró el primero y nada más ver a Melinda sonrió desmesuradamente. –Estás preciosa…

Ella le dio un tierno beso y le sonrió. –Espero que te guste mi sorpresa. –le dijo al oído.

Pasaron al comedor y vieron toda la decoración, la comida en la mesa y les llamó la atención la cortina. – ¿Y eso? –preguntó con mucha curiosidad.

-Una de las sorpresas. –respondió.

Se acercó descorrió la cortina y el grupo de Jaime comenzó a tocar una canción muy animada tipo pop-rock. Todos se quedaron boquiabiertos al ver semejante sorpresa, sobre todo Cristian cuando reconoció a su amigo.

Cuando acabaron de tocar la canción, se levantó para saludar a su amigo. –Tío, ¡muchísimas felicidades! –dijo él.

-Gracias, pero… ¿Cómo lo has sabido? Y ¿Qué estás haciendo aquí? –preguntó.

-Ha sido cosa de tu novia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.