Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 6 de mayo de 2010

Ardiente pasión capitulo 28

28º- Algo inesperado

Pero una tarde que estaban colocando libros y CDs en las estanterías, Cristian recibió una llamada de su hermano. –Hermanito, ¿Cómo estás? Nosotros aquí colocando cosas, ya sabes.

-Pues me parece que debes colocar las cosas más tarde. Nuestra hermanita se ha puesto de parto. –dijo algo nervioso.

-¿Ahora? –preguntó extrañado. –Vale, vamos ahora mismo.

Melinda se suponía lo que había dicho así que dejó los libros en el suelo y salieron corriendo hacia el coche. Ya se le empezaba a notar ligeramente la barriguita, pero todavía estaba muy ágil.

Llegaron al hospital, donde ya estaban sus padres y su hermano esperando sentados. – ¿Se sabe algo ya? –preguntó Cristian.

-Aún no. Javier acaba de entrar, estaba histérico. –dijo Pedro.

-No me extraña. Seguro que yo estaré igual dentro de unos meses. –contestó Cristian sonriendo mientras miraba a Melinda.

-La verdad es que es un chico estupendo, a pesar de que el niño no sea suyo. –dijo Adriana.

-Ya te digo hermanita. No ha podido encontrar un mejor padre para su niñita. –añadió Delia.

-Estoy deseando ver a mi sobrinita. Seguro que es guapísima. –contestó Kirian muy alegre y feliz.

-Pues ahora podréis verla, tenía muchísima prisa por salir y ver el mundo. –interrumpió Javier tan sonriente que parecía que se le saldría la sonrisa de la cara. –Es una preciosidad.

Entraron a la habitación donde ya descansaba Samanta y tenía la cunita a su lado. Delia, Adriana y Melinda se acercaron a la cuna, donde descansaba una niña preciosa, con la piel muy blanquita y la cara parecidísima a la de Darío.

Ellas que le habían conocido se quedaron muy sorprendidas del parecido tan asombroso con su padre. –Enhorabuena… -suspiraron las tres.

-Gracias, la verdad no esperé que fuera todo tan rápido. –dijo ella.

Javier la cogió para hacerle carantoñas, cualquiera que no los conociera de nada, diría que era su hija por el cariño y amor que irradiaba. –Se te cae la baba, papaíto. –dijo Kirian bromeando.

-Lo sé. Es la niña más bonita del mundo, a excepción de su mamá. –contestó mirando a Samanta con devoción.

-Bueno, y ¿Cómo se va a llamar? –preguntó Annette.

-Daniela. –contestó Javier.

-Es un nombre muy bonito, me gusta. –dijo Melinda. –Nosotros deberíamos pensar algún nombre para cuando me toque a mí.

-¿Y por qué no os damos alguna idea? –propuso Adriana muy sonriente.

-Hermanita, no nos marees, que te conozco. –protestó Delia.

Adriana entristeció su gesto ante el comentario de su hermana. Melinda se molestó por la actitud de Delia con Adriana. Ella no lo había pasado bien, y ya empezaba a volver a ser ella misma. –Hermanita no te pases. Además no me vendrían mal algunas ideas.

-Perdón. Tienes razón, lo siento, hermanita. –se disculpó con Adriana.

Las hermanas se abrazaron y todos se quedaron algo más tranquilos. Estuvieron diciendo algunos nombres, aunque Kirian y Pedro estaban todo el tiempo gastando bromas sobre los nombres que iban diciendo. Así que lo dejaron para otro momento.

Pocos días después le dieron el alta a Samanta y a Daniela. Ya se mudaron a la casa con Adriana y Delia, y Cristian y Melinda se cambiaron por fin a su casa. Todos estaban muy unidos, y al vivir cerca se veían todas las tardes.

Una vez a la semana, quedaban todas las chicas para ir de compras, los chicos mientras se quedaban en casa jugando a la consola. Fue pasando el tiempo y mientras Daniela creía por momentos, el embarazo de Melinda aumentaba progresivamente.

Una de las tarde que quedaron para comprar estaban emocionadas. Melinda ya estaba de casi 5 meses y se había comprado un bonito vestido negro que la sentaba muy bien. Volvieron andando a casa, aunque muy despacio pues Melinda ya tenía que ir despacio por las fatigas.

Cuando estaban casi llegando a casa de Melinda empezaron a oír gritos detrás de ellas. Un chico bastante alto iba corriendo por la acera intentando escapar de la policía, así que las empujó para poder escapar.

Ellas se cayeron del grandísimo empujón recibido, pero Melinda fue la peor parada, se dio en un costado y chillaba de dolor, las lágrimas se escapan sin control del sufrimiento que estaba sintiendo, porque tal vez su bebé había resultado herido. –Mel, ¿Dónde te duele? –preguntó Delia con angustia.

-Me duele aquí, -señaló el costado. - ¿y si el bebé está herido? –empezó a respirar con dificultad, su pulso se aceleraba por momentos.

-Espera, llamemos a los chicos, debemos llevarla al hospital. –contestó Adriana.

-Vale, vamos nosotras, tú quédate con ella por si necesita algo. –Dijo Delia.

Adriana se quedó abrazando a Melinda, pero intentando no moverla demasiado para lastimarla lo menos posible. –Tranquila, hermanita, no te preocupes, ahora te llevamos al hospital.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.