Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 12 de mayo de 2010

Ardiente pasión capitulo 41

41º- La cruda realidad

La ambulancia llegó a la casa de Elena y atendieron a Walter. Al verlo se quedaron sorprendidos. –Madre mía… ¡qué carnicería le han hecho…!

Había llegado la policía y estaban examinando la casa. –Este es un individuo de mucho cuidado. Teníamos una orden de busca y captura. –dijo el policía. –La verdad es que se merece lo que le ha pasado.

-Nos lo llevamos al hospital a ver que se puede hacer pero no sé si tendrá solución. –contestó el ATS.

Mientras se lo llevaban, Walter se retorcía de dolor por tantísimos golpes y cortes, tuvieron que sedarle por los gritos y alaridos que estaba pegando. En el hospital lo estuvieron operando para intentar reimplantarle el pene, para que al menos pudiera seguir haciendo sus necesidades biológicas.

…………………….

Esa noche se acostaron enseguida, incluso Melinda y Cristian se quedaron a dormir allí con la niña, pues estaban cansados. Se acoplaron como pudieron para que todos estuvieran bastante cómodos.

Pero a mitad de la noche, Pedro empezó a soñar con la paliza de Walter, la culpabilidad empezó a atormentarle. Empezó a hablar en sueños, Adriana se sobresaltó al oírle hablando. Pero le escuchó y se horrorizó de lo que decía.

Se levantó intentando que no se despertara y fue a despertar a las chicas una a una. Se encerraron en la cocina para que no los escucharan hablar. –Yo le he escuchado, que le había cortado el pene a Walter para que no violara a más chicas.

-Entonces lo de la acampada ha sido una excusa para poder irse sin hacer preguntas. –dijo Samanta.

-¿Cómo han podido hacer algo así? –preguntó Delia.

-No sé, pero coged a las niñas, nos vamos a casa de mis padres. –contestó Samanta.

Intentando que no se despertaran cogieron a las niñas y dejaron una nota en el comedor antes de irse. Llegaron a casa y sobresaltaron a Dennis y Annette. Les estuvieron contando lo ocurrido y ellos no daban crédito a lo que escuchaban.

Por la mañana, los chicos se despertaron, aunque Pedro estaba algo nervioso por haber soñado con la paliza, realmente se sentía culpable. Pero lo raro fue que las chicas no estaban con ellos en las camas. Fueron al comedor y la cocina para comprobar si es que se habían levantado antes.

Pedro fue el que encontró la nota en el comedor, y se quedó con la boca abierta al leerla. –Chicos, venid aquí, tenemos un problema.

Ellos fueron al comedor y se encontraron a Pedro apretando los puños y sujetando un papel en la mano. – ¿Qué problema? ¿Y qué es ese papel? –preguntó Kirian.

-Lo leeré para que lo entendáis. “Sabemos lo que le hicisteis a Walter. No queremos estar bajo el mismo techo de unos matones. Nos vamos con las niñas”. –terminó de leer la nota.

-¡Mierda! –se quejó Javier. –Sabía que pasaría esto…

-A ver, pensemos dónde han podido ir con las niñas y de noche. –dijo Pedro.

-Con mamá y papá. ¿Dónde si no? –añadió Cristian muy convencido.

-Por probar no perdemos nada. –contestó su hermano.

Salieron directos al coche, lo llevó Cristian y fue lo más rápido que pudo. Al llegar abrió la puerta y su padre estaba con cara de pocos amigos en el pasillo. Se acercó a ellos y les dio un bofetón a Kirian y otro a Cristian. – ¿Pero es que os habéis vuelto locos?

-Papá, están las chicas aquí con vosotros ¿verdad? –preguntó Kirian.

-¡Claro que están! –gritó su madre. Salió al pasillo con expresión enfadada. –Llegaron de madrugada, llorando como magdalenas.

-Dejadnos que hablemos con ellas y con vosotros para explicaros lo ocurrido. –pidió Cristian.

Dennis después de unos minutos pensándoselo les hizo una seña para que pasaran al comedor. Allí estaban las cuatro sentadas en el sofá con las niñas entre sus brazos.

Se sentaron y las miraron, ellas ni siquiera les dirigían las miradas. Sus padres estaban muy enfadados y fue Dennis el que habló. –Espero que me expliquéis porqué mis hijos y sus dos amigos, han dado una paliza a un hombre y le han cortado el pene.

-Papá, la paliza se la dimos a Walter, bastante daño le ha hecho a esta familia. –intentó justificarse Cristian.

-¿Y la solución es darle una paliza casi mortal y hacer esas atrocidades? –preguntó.

-Hicimos justicia. –interrumpió Kirian.

-La justicia se imparte en los juzgados. –dijo su padre. –Estaba en busca y captura, iría a la cárcel durante muchos años.

-Se lo merecía. –añadió Pedro. Se levantó y se puso al lado de Adriana de rodillas. –Lo hice por ti. Se lo merecía por las animaladas que te hizo.

-Tenéis que perdonarnos, por favor… -pidió Javier en tono suplicante.

-Sabemos que no debimos hacerlo, pero estábamos tan cabreados que nos dejamos llevar por la ira. –explicó Cristian. –Necesitamos vuestro perdón…

Las chicas estaban dubitativas, realmente se les veía arrepentidos. Dennis y Annette vieron que se sentían muy culpables y que estaban pasándolo muy mal por saber lo que opinaban de su acción.

-Tendréis que ganaros el perdón. –dijo Adriana. –Lo que habéis hecho es algo muy grave.

-Claro, haremos lo que sea. Pero por favor, volved a casa. –pidieron con voz suplicante.

Ellas asintieron, y sus padres se relajaron un poco. Aunque Dennis seguía preocupado. – ¿Y qué pasará si os pillan?

-Nos pusimos guantes y capuchas. –dijo Kirian.

-Además llamamos al 112, supongo que se lo llevarían al hospital. –añadió Javier.

-Aún no me creo que hayáis hecho semejante cosa… -dijo su padre moviendo la cabeza a los lados. –Pero… lo entiendo. Por la gente que quieres se pueden llegar a hacer grandes locuras… -suspiró mirando a Annette.

-¿Tú hiciste alguna locura por mamá? –preguntó Cristian.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.