Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 13 de mayo de 2010

Ardiente pasión capitulo 42

42º- Ganándose el perdón

-Pues la verdad es que sí. –reconoció.

-¿Y qué hiciste?

-Cuando conocí a vuestra madre, yo era… un chico malo, me escapaba de casa cada vez que podía. –explicó. –Vuestros abuelos al principio me prohibieron ver a vuestra madre. Pero cada noche me colaba por la ventana.

-¿Tú? Anda no me lo creo. –dijo Kirian.

-Una noche… tuve un problemilla al entrar, haciendo que se oyera un gran estruendo en la casa. Vuestro abuelo entró en su habitación, escopeta en mano, dispuesto a matar al “supuesto ladrón” que se había colado. –explicó. –Y cuando me encontró allí abrazando a vuestra madre, casi me disparó.

-¿Cómo? –preguntaron todos a la vez.

-Estaba tan furioso porque estuviera con su hija que no atendía a razones. –dijo. –Pero le eché valor, le dije que si no quería que me acercara a ella más le valía dispararme porque nunca nos separaría.

-Vuestro abuelo al ver su valentía y que de verdad estaba dispuesto incluso a morir por mi, finalmente accedió a que estuviéramos juntos. –terminó de contar su madre.

-Pero si el abuelo y tú siempre os llevasteis muy bien. –Kirian estaba incrédulo.

-Hijo, eso fue por el paso de los años. Comprobó que amaba a vuestra madre más que a mi vida. –contestó.

-¡Qué bonito…! –dijeron las chicas sonriendo.

-Bueno entonces esto lo entendéis ¿no? –dijo Kirian.

-Hombre, lo de la paliza es comprensible, pero lo del pene… -les regañó algo más relajado.

-Me enloquecí. –reconoció Pedro. –Solo pensé en Adriana y se me cruzaron los cables. Porque por ti mataría y moriría. –dijo mirándola.

-Esperemos que la policía no llegue a enterarse, y que Walter se recupere para que pueda cumplir su condena entre rejas. –contestó Dennis.

Estaban algo más tranquilos ya que les habían perdonado, o al menos comprendían lo que habían hecho. Pero tendrían que ganarse su perdón, ellos lo sabían, tendrían que pensar algo para compensarlas.

Los días siguientes, estuvieron muy atentos con ellas, todo lo que podían, pues seguían sintiendo que debían compensarlas. Querían sorprenderlas y tenían que pensar algo bueno.

-¿Se os ha ocurrido algo? –preguntó Javier.

-Pues… ¿alguna cena en algún lugar bonito? –sugirió Pedro.

-He pensado que podíamos llevarlas a un hotel, se llama Zouk. –dijo Cristian. –Es una pasada, las habitaciones hasta tienen piscina, lo he estado mirado por Internet.

-Me parece buena idea, pero tiene pinta de caro ¿No? –dijo Kirian.

-Vamos, ellas se lo merecen. ¿Quieres que nos perdonen no? –preguntó Pedro. –Así que nada de quejas.

Estuvieron organizándolo todo cuándo ir, qué habitaciones coger. Durante una semana estaban todo el día de llamadas y mensajes para organizarlo todo, querían sorprenderlas hasta más no poder.

Pasarían un fin de semana, desde el viernes por la tarde después de que todos salieran de trabajar. Cuando Melinda llegó a casa Cristian estaba con la niña, ambos estaban vestidos. – ¿Es que vamos a salir?

-Pues la verdad es que sí. Vamos a casa de tus hermanas. –comentó besándola cariñosamente.

Se fueron pero Cristian iba con una pequeña maleta. Melinda al verlo le miró extrañada. – ¿Una maleta? ¿Para qué?

-Ya lo verás, es una sorpresa. –dijo sonriendo.

Llegaron a la casa donde estaban todos esperando, las chicas estaban desconcertadas porque no sabían lo que estaban tramando los chicos. –Venga, vamos a casa de mis padres a dejar a las niñas. –comentó Cristian.

-¿Y eso? ¿Qué queréis hacer para que no se puedan venir las niñas? –preguntó Samanta.

-Por favor, solo esperad un poco. –pidió Pedro.

Se montaron en el coche y dejaron a las niñas con Dennis y Annette, que estaban compinchados con los chicos para la gran sorpresa. Se pusieron en marcha y llegaron al hotel, ellas aún no comprendían del todo la sorpresa.

Entraron dentro y se registraron, cada uno se fue a su habitación y las chicas se quedaron boquiabiertas al ver semejantes habitaciones. – ¿Y esto? Seguro que debe ser un sitio carísimo. –comentó Adriana.

-Os lo merecéis. –respondió Pedro. –Queríamos ganarnos vuestro perdón, os merecéis que os tratemos como reinas.

Ellas se abalanzaron para besarlos y abrazarlos, nunca hubieran pensado en una sorpresa semejante. Las habían sorprendido y mucho, estaban felices de ver lo mucho que se habían esforzado por ganarse el perdón.

Cada pareja se metió en una habitación, las habían cogido todas con piscina, querían disfrutar y un baño sería una buena forma de cambiar la rutina de siempre. Tenían varias horas hasta la cena para ganarse todavía más su perdón.

Un buen baño con un masaje sería una manera muy especial de empezar ese fin de semana de ensueño que les habían preparado a sus preciosas novias. Además les servía a Melinda y a Cristian, ya que estaban muy nerviosos, pues la boda estaba muy próxima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.