Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 13 de mayo de 2010

Ardiente pasión capitulo 43

43º- La vida empieza a sonreír

El fin de semana en el hotel, fue un regalo para las cuatro, se sintieron amadas e incluso llegaron a entender por qué hicieron eso a Walter. Sabían que no eran malas personas, solo novios que se habían cabreado mucho.

Fue un fin de semana para recordar, no es que salieran mucho de las camas pues querían demostrarse esa ardiente pasión que sentían por dentro. Pero si que de vez en cuando se juntaban en alguna de las habitaciones para hablar un rato y estar todos juntos.

Adriana cada vez estaba embarazada de más meses, y por fin pudieron tener a Marcos en casa. El día que fueron a recogerlo al orfanato, Dennis y Annette habían querido organizar una cena para conocer al niño y celebrar la gran noticia.

Todos esperaban a la llegada de Adriana y Pedro. Por fin llegaron, Adriana entró con un abultada barriguita con una sonrisa en los labios, detrás iba Pedro con un niño. Tenía el pelo castaño y era bastante blanquito de piel. Se escondía en el cuello de Pedro.

Se sentaron en el comedor y Marcos no se soltaba de Pedro. –Mira campeón, estos son tus tíos y tus abuelos. –le dijo Pedro.

El niño miró a todos con algo de miedo en la cara. Melinda se acercó y se puso a su lado. –Hola, soy Melinda. Me han dicho que tienes tres añitos ¿Verdad?

El niño asintió y la miró con detenimiento. –Tenes unos ojos mu bonitos, tenen musos colores.

Todos rieron ante el comentario del niño. Melinda sonrió desmesuradamente. –Me lo dicen mucho. –contestó. –Mira te hemos traído unos regalos. ¿Quieres ver lo que son?

-¡Siiii, yo quero regalos! –dijo con entusiasmo.

Se puso en el suelo donde le dejaron varios paquetes. Había puzzles, un balón, juegos de mesa, algunos muñecos. El niño estaba emocionado, no paraba de sonreír ante tantas cosas.
Entonces Daniela se puso a llorar, y como no, se le contagió a Evelyn. Ya estaban bastante creciditas pero era demasiado lloronas las dos. Samanta y Melinda cogieron a las niñas para arrullarlas.

Marcos se quedó mirando a las niñas y se acercó a Melinda, tiró de su ropa un poco para que le mirara. – ¿Son muñecas?

Adriana hizo una seña al niño para que se acercara a ella. –Cariño, son bebés, son tus primas. –dijo. –Son bebés como el que yo tengo en la tripita.

-¿Y de la tipita sale bebé? ¿Cuándo sale? –preguntó con gran curiosidad.

-Aún falta un poco para que salga, pero no te preocupes, pronto lo verás. –respondió ella muy feliz.

El niño se adaptó enseguida a su nueva familia. No tardó ni dos días en llamar mamá y papá a Adriana y Pedro, que estaban muy contentos de tener a Marcos con ellos.

El tiempo fue pasando y Adriana se puso de parto una tarde que paseaban con Marcos por el parque. El bebé tenía gran prisa por salir y explorar el mundo. Fue un parto bastante sencillo y rápido. Nació un niño, que afortunadamente para ellos no se parecía nada a Walter.

Le llamaron David, era muy parecido a Adriana y dieron las gracias por ello. La verdad es que aunque nació algo bajo de peso, comía mucho y enseguida empezó a ganar peso. Se enteraron de que Walter estaba entre rejas después de haber estado bastante tiempo en el hospital.

Unos pocos días después era la boda. A Adriana ya le habían dado el alta, aunque tenía que hacer reposo. Como no quería faltar a la boda de su hermana, pidieron una silla de ruedas para que pudiera asistir sin hacer esfuerzos.

Marcos estaba como loco con su nuevo hermanito y con sus primas, era un niño muy sociable y encantador. La boda fue bastante sencilla pero muy bonita y elegante, Melinda estaba preciosa con un vestido de tirantes, a lo largo de los cuales llevaba cristales de Swarovsky.

Durante el banquete, todos estuvieron muy contentos. El baile fue muy bonito, en lugar del típico vals, pusieron Claro de Luna que tanto gustaba a los dos. Fue un momento muy emotivo.

Poco tiempo después estaban de comida familiar un sábado, aprovechaban siempre que podían para que los niños estuvieran juntos y así disfrutar de momentos en familia.

Empezó a sonarle el móvil a Cristian, era un número privado así que lo cogió. – ¿Diga?

-¿Es usted Cristian Gray?

-Sí, soy yo. ¿Quién es?

-Le llamo de la comisaría. Era para informarle de que Elena Gómez se ha suicidado en la celda esta mañana.

-¿Qué se ha suicidado?

-Pues sí. Por eso le llamo. Ya que estaba pendiente de un juicio con usted. Todo quedará archivado.

-Entiendo. Muchas gracias.

-Es mi trabajo. ¡Qué pase un buen día!

Colgó y les contó la noticia a los demás, no es que les entristeciera la noticia, pero les había pillado por sorpresa. –La verdad que se pudra en el infierno, se lo tiene merecido por arpía. –dijo Pedro.

-¿Qué es arpía, mami? –preguntó Marcos muy intrigado.

-Un animal.

-¿Y se va a pudir en el inferno? –preguntó.

-Nada hijo, cosas de tu padre, que tiene la boca muy grande. –dijo regañando a su marido.

-Perdón. –se disculpó Pedro con Adriana. –Hijo, tú no debes decir esas cosas que a mamá no le gusta.

Lo cierto es que, la noticia de la muerte de Elena era algo que les alegraba, en parte para no revivir de nuevo todo lo malo que les había hecho pasar. Estaban felices porque sabían que ya no tenían que temer por nadie más.

Estaban a salvo, sin enemigos ni gente que les quisiera dañar. Con su familia, los niños, estaban muy alegres de que la vida les hubiera dado tantas alegrías y les estuviera dando algo de tregua al fin.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.