Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




viernes, 14 de mayo de 2010

Ardiente pasión epilogo

Epílogo

20 años después…

Evelyn llegó a casa muy contenta, su barriguita de casi 9 meses hacía que tuviera que ir despacio para no fatigarse. –Mamá, ya estamos aquí. –dijo con energía.

Iba acompañada de su novio Dylan. Se habían conocido hacía dos años cuando empezaron en la universidad. Ambos habían elegido periodismo. Pero tuvieron un descuido y Evelyn se quedó embarazada.

Melinda estaba muy contenta, pero Cristian llevaba protestando todo el embarazo. Cada vez que Dylan iba a casa le ponía malas caras por haber dejado embarazada a su hijita tan joven.

-Hola hija. ¿Qué tal la ecografía? –preguntó Melinda.

-Bien, es una niña. –respondió Dylan muy orgulloso.

-¿Dónde están las gemelas?

-En su habitación, están “redecorando” y miedo me dan. –contestó Melinda. –Voy a decirlas que ya llegaste.

Iria y Blanca, eran gemelas, estaban en plena adolescencia. A sus quince años habían cambiado varias veces el estilo de su vestimenta y de su habitación. Ahora estaban en una fase hippie.

-Chicas, vuestra hermana llegó. –dijo tocando a la puerta.

-Vale, mamá ya salimos. –contestaron al unísono.

Salieron y saludaron a Evelyn y a Dylan. Se llevaban muy bien con él. Era como el hermano que nunca tuvieron. Cristian salió de la ducha y fue directo a saludar a Evelyn. – ¿Qué tal estás, princesita?

-Bastante cansada pero bien. Esta niña va a ser muy guerrera.

-Cariño, vámonos que tus padres tienen que estar esperándonos. –dijo Melinda metiéndoles prisa.

-Tus hermanas y mi hermano aún no habrán llegado, ya sabes que siempre llegan tarde. –respondió su marido.

-Me da igual, nosotros nos vamos ya.

Cristian no replicó, bajaron al coche, Evelyn y Dylan irían en el coche de él. Cristian, Melinda y las gemelas irían en su coche los cuatro. Pero cuando iban de camino y estaban casi llegando, Evelyn empezó a sentir unos pinchazos en la parte baja de la barriguita. –Para, que creo que viene la niña.

-¿Cómo? ¿Ahora? –preguntó incrédulo. – ¿Estás segura?

No le hizo falta responder, pues rompió aguas y el líquido empezó a empaparle la ropa y el asiento. Paró en doble fila y puso las luces de emergencia. Cristian al ver que habían frenado, paró detrás de ellos y se bajó del coche.

-¿Qué pasa?

-Se ha puesta de parto. –contestó histérico.

Cristian se acercó al coche donde Evelyn aguantaba como podía las contracciones. –Cariño, voy a llamar al abuelo para que venga.

-Me duele mucho… -se quejó ella.

Melinda se puso a su lado. –Ya sé que duele. Tienes que respirar tranquila y no te alteres.

Afortunadamente, Dennis no tardó en llegar y examinó a su nieta, efectivamente estaba de parto y todo estaba sucediendo muy deprisa. –Tendré que atenderla aquí en el coche porque no llegamos al hospital.

Recostaron el asiento para que estuviera más cómoda, pero lloraba de lo asustada que estaba. –Princesita, sé que estás asustada, pero confía en mí. –dijo él. –Cuando notes una contracción empuja fuerte.

Tras unos cuantos empujones y gritos nació la niña, tenía la misma cara que Evelyn pero los ojos color miel de su padre. Mientras que Dennis cortó el cordón umbilical y tapó a la niña, llegó la ambulancia.

Se fueron al hospital para poder coser a Evelyn y hacer una revisión a la niña, aunque parecía estar en perfectas condiciones. Todos fueron al hospital para ver a la niña de Evelyn.

Marcos, Daniela y David tardaron más en llegar pues estaban comprando unos regalos para la niña, a la que llamarían Luna. Además Delia y Kirian llegaron acompañados de su hijo Manuel de diez años, que tenía problemas de sordera desde el nacimiento pero con el implante coclear escuchaba perfectamente.

Cristian al ver a su nieta se quedó con la boca abierta. La cogió con cuidado y la arrulló tarareando Claro de Luna. –Es la nieta más bonita del mundo.

-Creía que no estabas conforme con que me hubiera quedado embarazada.

-Porque eres muy joven, cariño, tenías que haber disfrutado más de tu juventud. –contestó su padre.

-Cariño, cuando tú y yo empezamos y me quedé embarazada de ella, no era mucho más mayor.

-Lo sé. Pero estoy contento de que la niña esté sana. Seguro que seréis unos padres estupendos. –dijo dando una palmadita en el hombro a Dylan.

-Gracias. –respondió aliviado.

Cristian a partir de ese día se llevó muy bien con su yerno, toda la familia estaba encantada con el nuevo miembro de la familia. Habían pasado muchos años pero eso les había unido más, tanto en las cosas buenas como en las malas.

Siempre habían sabido permanecer unidos y darse apoyo. Mantener viva esa llama del amor que sentían en su interior. Siempre apoyándose en los demás pues eran una gran familia unida.

FIN
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

Cristina dijo...

uoohh!! que historia mas bonitaa!! esta ambién me ha gustado como muchas otras sigue asi guapa!

Cris dijo...

muy muy bonitaa!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.