Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 23 de junio de 2010

Un amor entre las estrellas capitulo 13

13º- Comenzando de cero

-¿Qué ser? –preguntó señalando una sartén.

-Cristian cogió a Melín. –Es para cocinar la comida.

-¡Comida! ¿Dónde la cazamos? –le dijo mentalmente.

-Aquí no se caza, la compramos en la tienda. Iremos a comprar. –dijo Cristian.

-Pero… -interrumpió Pedro. –Me parece que deberíamos ponerles ropa más normal, o las detendrán por escándalo público.

-¿Y qué las ponemos? No tenemos ropa de chica. –dijo Cristian.

-Pues las dejamos algo nuestro, aunque les quede grande por lo menos que las tape. Y según compremos la comida que se compren algo de ropa. –respondió. – ¿Qué te parece, hermanito?

-Que a falta de pan… -dijo con una sonrisa. –Por cierto, hablando de pan… vamos a tirar la comida de la nevera. Tiene que haber de todo…

Efectivamente nada más abrir la nevera olieron que prácticamente toda la comida estaba estropeada, el hedor era asqueroso. –Puf… ¡qué asco! –se quejó Pedro tapándose la nariz con la mano.

Ellas le imitaron aunque para ellas eso no olía mal, pero querían aprender a hacer lo mismo que los humanos. – ¿Por qué os tapáis? –preguntó Melín aún con la mano en la nariz.

-Porque huele mal, y así no olemos eso. –contestó Cristian.

-No huele tan mal, me recuerda a las heces de los Keiwe. –respondió ella recordando al animal.

-Puf… pues menos mal que tuvimos que cazarlo y no coger sus mierdas… -suspiró Pedro aliviado.

-Anda, vamos a comprar, y luego deberíamos ir a la NASA, nos habrán dado por muertos después de tanto tiempo. –contestó Cristian.

-Pero tenemos un problema, ¿Qué les diremos? Y sobre todo ¿Cómo diremos que regresamos sin nave? –preguntó él con preocupación. –Que una cosa es que mintamos sobre Him’naj, y otra volver a La Tierra cruzando el universo sin nave.

-Bueno ya veremos lo que decimos, por lo pronto vamos a por comida y ropa. –dijo Cristian.

Las dejaron unas camisetas y pantalones suyos para que se los pusieran, aunque ellas no iban cómodas del todo. Salieron a la calle y Melín y Aileen miraban todo con sorpresa, los grandes edificios, la cantidad de gente, los aparatos electrónicos… Pero sobre todo les llamó la atención la falta de vegetación y de animales.

-Aquí, viven más personas que animales. A los animales se los tiene en el ZOO. –comentó Pedro.

-Pero los animales deben ser libres. –contestó Melín.

-La raza humana no piensa igual. En realidad supongo que es fruto del orgullo y el complejo de superioridad. –dijo Cristian pensativo.

Ellas no habían comprendido del todo lo que habían querido decir con eso, pero no les importó. Entraron en una tienda de ropa, y eligieron un par de camisetas y unos pantalones cortos, pues como era verano hacía mucho calor.

Se lo probaron y salieron con ello puesto, para poder quitarse la ropa de chico. La gente las miraba sorprendido, eran mucho más bellas que las modelos, y con la ropa de chica se remarcaba mucho más su grandiosa belleza.

Melín se sentía muy observada, pues era cierto que su belleza era más llamativa que la de Aileen. – ¿Por qué me miran todos?

-Porque los humanos no son tan bellos como lo eres tú. –contestó mirándola con los ojos brillantes.

-¿Soy bella? –preguntó extrañada. –Si ya no parezco una himanis.

-Tú eres una himanis única, pero como humana también lo eres. Jamás nadie había visto a ninguna chica tan hermosa. Y yo me siento muy afortunado de que me quieras. –contestó besándola.

Pero Melín se aparto un poco. No estaba acostumbrada a sentirse tan observada, y mucho menos a besarse mientras la observaban. –Nos miran los humanos.

-Pero no pasa nada, aquí las parejas hacen eso, y no pasa nada. –respondió acariciando su mejilla.

Ella sonrió a Cristian y caminaron cogidos de la mano. Entraron al supermercado y se quedaron asombradas, olían toda la comida y algunos olores les eran familiares, pero no veían árboles de donde colgaran las frutas, ni los animales correteando por su lado. -¿Y los animales?

-Ya están muertos y partidos en trozos. Así es más fácil. –contestó Cristian. –Luego se cocina con la sartén que viste en casa.

-Yo quiero ver a los animales, ¿Son como los de Him’naj? –preguntó con curiosidad mirando a todos lados.

-Si queréis luego vamos al ZOO y los veis. –comentó Pedro alegremente.

-Pues no es mala idea, así van viendo las cosas y nos divertimos. –añadió Cristian.

Compraron la comida y la llevaron a casa. Ellas aún se sorprendían por la cantidad de cosas que iban encontrando. Algunas cosas tan simples como platos les resultaban de lo más extrañas.

Los coches estaban sin batería después de tanto tiempo sin usarlos, así que no les quedó más remedio que ir en el metro. Ellas al ver que se metían en una especie de cueva se pusieron un poco a la defensiva, esperaban encontrar un lugar oscuro y solitario. Y cuál fue su sorpresa cuando estaba muy iluminado, con mucha gente, y aparatos electrónicos por doquier.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.