Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 24 de junio de 2010

Un amor entre las estrellas capitulo 16

16º- ¿Volver o no a Him’naj?

Esa sensación de estar en la nada y con todo desdibujado no les gustaba, pero afortunadamente para ellos, fue desapareciendo. Abrieron lentamente los ojos y miraron a su alrededor.

-¿Volvimos a casa? –preguntó Pedro.

Ellas asintieron con la cabeza. –Debemos volver a Him’naj. -Dijo Melín agarrando a Cristian.

-¿Por qué?

-Nos buscará, aquí no estamos a salvo. Además ya tenemos otra vez nuestro aspecto. –contestó.

-Pues nos cambiamos de país. No hace falta que nos vayamos, además os recuerdo que nos tuvimos que ir porque no querían humanos allí. –dijo Cristian bastante enfadado.

-No puedo quedarme, lo que ese hombre hizo… -apartó la mirada de Cristian.

-¿Walter? –preguntaron a la vez.

Se alarmaron mucho, acercándose a ellas para examinarlas, se dieron cuenta de que ya no llevaban las ropas que les habían comprado. No se habían dado cuenta hasta entonces por la prisa de la huida.

-¿Y la ropa? ¿Qué os hizo Walter? –preguntaron al unísono alzando la voz.

Ellas no querían decírselo, sobre todo Melín que se sentía sucia. Aileen habló mentalmente en el lugar de su amiga. Pedro cogió a su hermano para que también lo entendiera. –Ese hombre nos quitó la ropa, decía cosas raras, que no entendimos. Y… -se quedó callada.

-¿Y? Sigue contando lo que hizo. –exigió Cristian.

-Estuvo tocando a Melín por el cuerpo. –dijo retraída.

-¡VOY A MATARLO! –gritó Cristian acercándose a la pared y golpeándola con fuerza. Sus nudillos empezaron a sangrar.

-Hermanito, que las vas a asustar. Cálmate. –pidió Pedro.

-¿Qué me calme? ¿Ese cerdo se ha dedicado a manosearla y me pides que me calme? –preguntó mientras una rabia empezaba a recorrerle por todo el cuerpo.

Melín al verle así, pensó que estaba furioso con ella por lo que le había hecho el humano. Se puso a llorar desconsoladamente y Cristian al verla se calmó un poco. Se sentó a su lado e intentó abrazarla, pero ella no le dejó.

-Vamos, por favor… -pidió tocándola para que le entendiera.

-Estás enfadado por lo que me hizo. Ya no querrás volver a estar conmigo. –no conseguía parar de llorar.

-No digas eso. Yo no estoy enfadado contigo, sino con él. –cogió su barbilla e hizo que le mirara. –Por favor… ¿Me crees?

Melín asintió y se abrazó fuerte a él para llorar con más fuerza. –Tenía mucho miedo…

-Lo siento. Si os hubiéramos convencido para no ir, nada de esto abría pasado. –dijo Cristian apenado. –Pero no te vayas…

-Volveremos los dos. –contestó ella.

-No podemos. Debemos averiguar lo que hará Walter. –dijo su hermano. –Querrá buscar la nave donde supuestamente cayó. Y seguro que averiguan de alguna forma lo que pasó y donde está Him’naj.

-Ellos no pueden ir allí. No saben dónde está. –dijo Melín.

-No podemos arriesgarnos. –contestó Cristian.

-Pero aquí no podemos quedarnos, hermanito. –le replicó su hermano. –Podrían encontrarnos, y para salir del país nos mirarán el pasaporte.

-Está bien, volveremos pero debemos destruir la nave. Solo por si acaso. –dijo él algo más tranquilo.

-Necesitamos llamar a los ilaris. –explicó Melín. –Solo ellos tienen el poder suficiente. Pero a lo mejor tardan un poco.

-Ashtar nos dará por saco todo el día, eso lo sé. –dijo Pedro moviendo la cabeza a los lados.

-Ashtar no quería ayudarnos. –interrumpió Aileen. –Tuve que hacer un trato con él. –dijo apartando la mirada.

-¿Un trato? –preguntaron extrañados. – ¿Qué clase de trato?

-Que Melín y yo estemos con él una noche.

¿CÓMO? –gritaron los dos hermanos. – ¿Te volviste loca? –preguntó Pedro con gran ofuscación.

-Tenía que liberarla, no tenía tiempo, si no ese humano la hubiera hecho suya. –se intentó justificar.

-Calma. –dijo Cristian extrañamente tranquilo. –Dejemos que crea que se va a cumplir su trato, y cuando estemos allí ya veremos lo que pasa.

-Hermanito, ¿te golpeaste en la cabeza o algo no? –le preguntó su hermano. –No puedes estar hablando en serio.

-Si no cumplimos el trato, Ashtar dijo que os mataría. –dijo Aileen con preocupación.

-Lucharemos contra él. –contestó con decisión.

-Definitivamente te volviste loco. –respondió su hermano. – ¿Crees que con los poderes que tienen los himanis podemos vencerle?

-Claro que si. –dijo. –O al menos eso creo.

-Debes estar de coña, hermanito. Somos hombres muertos.

-Nosotras podríamos ayudaros. –contestó Melín metiéndose en la conversación.

-¿Ayudarnos cómo? –preguntó Cristian.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 rosas :

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.