Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 28 de junio de 2010

Un amor entre las estrellas capitulo 20

20º- En busca de las aguas sagradas

-No tenemos ninguna posibilidad si vienen con armas. Hasta la pistola de menor calibre sería mortal para todos vosotros. –contestó Pedro.

-Sabemos pelear, conocemos estas tierras y somos bastantes. –respondió Melín.

-Eso no basta. Necesitamos armas muy potentes, o que puedan derribar a varios adversarios a la vez. –dijo Cristian.

Melín estuvo hablando con los ilaris y después se giró hacia los hermanos. –Los ilaris dicen que puede que tengamos un arma.

-¿Qué arma es? ¿Es potente? –preguntaron a la vez.

-Tenemos las aguas sagradas dentro de la cueva de la catarata. –contestó Aileen traduciendo a los ilaris. –Esas aguas tienen poderes que jamás podríais imaginar, harían mucho más fuertes a los guerreros que la toman.

-¿Qué clase de poderes da esa agua? –preguntó Cristian.

-Para empezar nos vuelve más fuertes y resistentes, nos permite generar bolas de energía. –respondió Melín. – ¿Eso bastaría?

-¿Bolas de energía? –preguntaron atónitos. – ¡Podría funcionar! ¡Debemos intentarlo! –dijeron al unísono algo más animados.

-Vosotros no podéis. –les frenaron ellas.

-¿Por qué no?

-Solo los himanis pueden tomar de las aguas sagradas. Además con lo potente que es, solo podríais aguantar sus efectos siendo himanis. –les explicaron.

-Pues cambiadnos por unas horas otra vez. –dijo Pedro.

-El cambio debe ser de muchísimas horas o para siempre para poder tomar de las aguas. –contestaron.

-Pues yo quiero cambiar definitivamente. –dijo Pedro muy convencido.

-Yo… -comenzó Cristian. –No lo sé… no sé si quiero dejar de ser un humano….

-Pues entonces será un cambio de horas, pero no podrás tomar tanta cantidad de agua como los demás o tu vida correría peligro. –respondió Melín acariciando su mejilla.


-De acuerdo. –contestó muy firme.

-Hermanito, no sé cómo aún no te decidiste. –le replicó Pedro.

-No, no lo decidí. Hay cosas que siento como humano que me gustaría seguir sintiendo, estoy indeciso… -contestó algo apenado porque su hermano no entendía su decisión, o más bien su indecisión.

Pero no tenían demasiado tiempo, por lo que habían sentido los himanis no tardarían más de un día en llegar, y debían estar preparados. Tenían que transformar a Pedro, y para hacer permanente el cambio, lo debían hacer los ilaris.

Aileen se acercó a él para explicarle lo que harían. –Te harán varios cortes para que así entre más sangre y el cambio sea más rápido. –le explicó cogiendo su mano con ternura.

Cristian se puso al lado de su hermano, estaba algo preocupado por él. –Hermanito, espero que todo salga bien.

-Ay… lo que pasa es que tienes miedo porque a partir de ahora voy a poder contigo. –dijo bromeando.

-No bromees en estos momentos. –le regañó.

-Vale, perdona, es que estoy impaciente. –contestó.

Cristian se apartó, mientras los ilaris se colocaban al lado de Pedro. Cada uno hizo un corte, en sus brazos y sus piernas. Él siseó al notar los cortes pero aguantó valientemente.

Los ilaris empezaron a verter la sangre a través de los cortes. Pedro empezó a notar en seguida, cómo su sangre se mezclaba con la de los ilaris. Sentía ese retorcer de su cuerpo con más fuerza que cuando lo transformó Aileen.

Cristian estaba preocupado por su hermano, verle así era algo terrible, pues aunque lo había sentido en sus propias carnes, no era lo mismo verlo. Sentía un instinto protector que le impulsaba a acercarse para ayudarle.

Después de unos largos y agonizantes minutos hasta que vio que su hermano se relajó un poco y dejó de agitarse. Para ver cómo sus rasgos habían cambiado. Ya le había visto como un himanis, pero le notaba distinto, quizás porque sabía que ya no volvería a verle como un humano.

-Hermanito, ¿Te encuentras bien? –le preguntó temeroso.

Pedro se levantó esbozando una sonrisa, aunque a partir de ese momento hablaría como los himanis, él ya sabía el idioma, eso no lo olvidaba aunque se hubiera transformado en himanis.

-Mejor que bien, esto es alucinante. –dijo triunfante. –Es mejor que antes.

-Eso es porque la sangre de los ilaris es más poderosa que la de ningún otro himanis. –respondió Melín que le sujetaba de la mano.

-Bueno ahora cámbiame tú, que tengo que estar listo. –contestó Cristian bastante impaciente.

Melín sabía que realmente tenían prisa, así que no se entretuvo. Hizo una raja en el brazo de Cristian y dejó salir sangre de sus ventin. En esa ocasión dejó salir más cantidad de sangre para que el cambio de Cristian durara más horas.

Sintió aquella horrible sensación de cambios en su cuerpo mientras su sangre se mezclaba con la de Melín. Aunque era una sensación bastante incómoda, le resultaba muy placentera la idea de tener la sangre de Melín corriendo por sus venas.

Aunque tuvo que tumbarse en el suelo mientras su cuerpo iba cambiando no dejó de mirar a Melín, sonreía por estar a su lado. Y aunque sabía que habría una lucha inminente, tenía a su alma gemela a su lado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Cristina dijo...

precioooooooosooo!! me ha encantado guapaaa sigue asi!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.