Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 5 de julio de 2010

Un amor entre las estrellas capitulo 26

26º- La naturaleza es justa

Tuvieron que esperar a que el comandante recuperara la consciencia. Pues sabían que era con el único con el que debían hablar si querían terminar con todo aquello. Pues los soldados eran simples marionetas.

Pasado un rato el comandante volvió en sí. Al sentir las cuerdas, intentó liberarse pero le fue imposible. Pedro se acercó a él. –No conseguirás escapar maldito imbécil. Así que no te molestes en intentarlo.

-¿Qué coño queréis? –preguntó enfadado.

-Algo muy simple. –dijo Cristian con mucha tranquilidad colocándose a su altura, pues estaba en el suelo. –Queremos que te largues de aquí con tus soldaditos, y no vuelvas jamás.

-¿Me vas a dar órdenes tú a mí? –preguntó indignado. –Debe ser que al transformarte en monstruito se te ha ido la cabeza.

-Lo digo en serio. Lárgate, y que jamás ningún ser humano venga a molestarnos. –su tono fue más frío.

-¿Y si no me da la gana hacerte caso qué? –preguntó.

Cristian le levantó por el cuello de la camisa, sus pies colgaban casi a un metro de suelo. El rostro de Cristian se volvió oscuro, frío, las sombras que asomaban en él eran tan tenebrosas que el comandante sintió un escalofrío. –Yo mismo acabaré contigo de la peor forma que se me ocurra. Para hacerte sufrir en cada centímetro de tu cuerpo un dolor inimaginable.

-¿Crees que voy a salir huyendo como un niño de cinco años? –preguntó intentando mantener la compostura.

-Saldrás como te de la gana, pero saldrás de este planeta. ¿Me han entendido? –le preguntó casi en un susurro.

-¡Vete a la mierda! –gritó sin achantarse.

Cristian esperaba que el comandante se rindiera, pero en lugar de eso, vio una actitud de prepotencia y orgullo que no le gustó nada. Le lanzó contra un árbol, se golpeó con fiereza en la espalda.

Cuando el comandante intentó levantarse, Cristian no le dejó, le cogió en el aire y volvió a golpearle en repetidas ocasiones contra el árbol. Él aullaba de dolor ante cada golpe.

Pedro se acercó a su hermano sujetándole del brazo. –Hermanito, ¡vale ya! –gritó. –Contrólate o te controlo yo.

-¡No me da la gana! –escupió con los ojos llenos de ira.
-Yo también le haría eso y lo sabes. Pero tiene que seguir vivo para largarse con los soldaditos.

-Tengo que hacerle pagar lo que le hizo a Melín. –dijo furioso.

Nada ni nadie, podía hacerle razonar. No quería parar, pues quería que el comandante sufriera, agonizara de dolor. Se preparó, quería acabar con la vida de Walter.

Acumuló mucha energía, quería lanzarle una gran bola que acabase con su vida. Pero antes de que pudiera soltarla, se escuchó un estruendo, y a su lado apareció una manada de Keiwes.

Todos se quedaron quietos. No se esperaban que apareciera en ese momento. Cristian tuvo una idea. –Será la naturaleza la que decida lo que pasará con vosotros. –le dijo a Walter.

Comenzó a caminar alejándose de Walter y de los soldados. Los demás estaban atónitos. No esperaban semejantes acontecimientos, y mucho menos esperaban la reacción de Cristian.

Pero le siguieron, pues tenía toda la razón. Se haría justicia… natural. Sería la naturaleza la que sabiamente decidiría lo que hacer con esa gente. Para ellos no eran más que seres extraños que habían llegado para destrozar su mundo.

Según se marchaban, escucharon gritos en la lejanía. Todos los himanis estaban tristes, pues aunque los humanos quisieran dañarles, no dejaban de ser vidas. Ellos detestaban la violencia sin motivo alguno.

Pero los dos hermanos estaban esbozando una pequeña sonrisa al ver que esa gente ya no los dañaría. Melín y Aileen vieron sus expresiones y no les gustaron nada. –No os riáis. Es horrible lo que les pasó. –les regañaron.

-Se lo merecían… -dijeron ellos intentando justificarse.

-Nadie se lo merece. –contestó Melín. – Y si seguís así tendréis problemas con nosotras.

Los dos hermanos se quedaron boquiabiertos. Se acercaron a sus chicas, pues no les gustaba la idea de que estuvieran enfadadas con ellos. Las rodearon con sus brazos de forma cariñosa.

Hicieron un puchero, ya que saber que estaban enfadadas era espantoso para ellos, como un castigo. –Perdonadnos por favor… -dijeron con voz muy sensual y sin soltarlas.

Ellas intentaron resistirse, pero ante semejantes palabras y esas miradas les resultó prácticamente imposible. –está bien… -contestaron rindiéndose a sus amores sin remedio.

Cristian y Pedro las cogieron en volandas y comenzaron a besarlas cariñosamente. Querían demostrarlas que estaban felices de que les perdonasen, ellos querían que se sintieran bien a su lado.

-Debemos irnos. –dijo Melín, rompiendo la magia de ese momento.

-De acuerdo. –contestaron asintiendo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

We Speak Music! dijo...

Nos hemos estrenado en este blog, esperamos que te pases y comentes, no hace falta estar registrado!
Y si te interesa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda! :)
http://www.wespeakmusictoo.blogspot.com
wespeakmusictoo@gmail.com

Gracias!
@We Speak Music!

Cristina dijo...

que pasada de capitulo!! me ha encantadooo toma yaa walter muerto jua jua jua xDD espero el siguiente guapa bss

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.