Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 7 de julio de 2010

Un amor entre las estrellas capitulo 28 (final)

28º- Un pequeño susto antes de la tranquilidad

Melín al ver lo ocurrido a Cristian y como la sangre salía rápidamente por su cuerpo, mientras aún colgaba un trozo de carne en su pecho. Se enfrentó al Keiwe, se lanzó contra él.

Ella era una guerrera, de las mejores del poblado. Así que en pocos movimientos tuvo acceso a los cuellos del animal y se los partió. Cayó al suelo redondo, provocando un gran estruendo en el silencioso bosque.

-Oina, lamento el sacrificio. Que su alma descanse contigo. –pidió cerrando los ojos mientras acarició el cuerpo sin vida del grandioso animal. Pero se separó enseguida, pues tenía que ayudar a Cristian.

Estaba en el suelo, retorciéndose de dolor, gritando de pura agonía por el dolor, el golpe, la carne desgarrada que colgaba de su pecho. Melín sintió terror. Estaba viendo a su amado, demasiado cerca de la muerte en muy poco tiempo.

No tenía tiempo de intentar pedir ayuda o cargar con él. Le sujetó como pudo y se teletransportó al poblado con él. Nada más llegar, dio un chillido pidiendo ayuda. Ashtar fue el primero en verla y se quedó con los ojos abiertos de par en par al ver el cuerpo de Cristian así.

Ella al ver que le miraba, quiso buscar a otro hermano para que le ayudara. Pero Ashtar se le acercó. – ¿Qué ha ocurrido?

-Nos atacó un Keiwe. –dijo nerviosa. –Supongo que estarás contento de verle agonizando.

Ashtar pareció ofenderse ante tal comentario, pero se arrodilló al lado de Cristian y lo levantó para llevarlo junto a los ilaris. Miró a Melín que no se esperaba semejante comportamiento después de todo lo ocurrido. – ¿Por qué quieres ayudarle? –preguntó. –Creía que le querías muerto.

-Ha demostrado ser un hermano más. –dijo. –Ganamos la batalla gracias a él.

Eso descolocó aún más a Melín, se quedó boquiabierta. Después de todo, Ashtar le estaba demostrando que no era tan malo como parecía ser. –Muchas gracias… por ayudarle…

No dijo nada, tan solo la miró dedicándole una sincera sonrisa. Depositó a Cristian en el suelo para que los ilaris lo examinaran. Pedro se enteró de lo ocurrido y fue con Aileen para estar junto a su hermano.

Estuvieron curándole, mientras los demás himanis le observaban preocupados. Consideraban dos hermanos más a Pedro y Cristian. Después de un rato se pusieron a hablar con Melín.

-Dentro de unas horas estará totalmente recuperado. –dijo uno de ellos.

-Muchas gracias. –contestó llorando al escuchar la noticia.

Se lo llevaron a la cándilis para que descansara y las heridas se curaran más rápido. Todos estuvieron pendientes de la recuperación de Cristian, querían saber que se recuperaba sin problemas.

No tardó muchas horas en recuperarse del todo. Nada más abrir los ojos se encontró la preciosa mirada verde esmeralda de Melín. Eso le hizo esbozar una amplia sonrisa que la tranquilizó. -Me preocupé mucho…

-Nada ni nadie me podrá separar jamás de ti.

-Los humanos casi lo consiguieron y ahora el Keiwe casi lo consigue… -dijo bastante triste.

-Bueno lo del Keiwe son cosas que pasan, el animal también come para vivir. –contestó él. –Y por lo de los humanos, tranquila.

-No puedo estar tranquila. ¿Y si vienen más? –preguntó con angustia en la voz.

-No vendrán, acabamos con todos ellos, y si vienen sabemos que podemos con ellos. –contestó, mientras salieron a pasear por el majestuoso bosque. Cristian todavía se sorprendía de lo hermoso que podía llegar a ser.

Desde que sus padres murieron, tan solo había tenido a su hermano. Siempre había sentido que podía llegar a vivir algo emocionante en la vida, pero jamás se imaginó semejantes acontecimientos.

Además le demostró a su hermano que había vida inteligente a parte de La Tierra, cosa que le enorgulleció tremendamente. Pues llevar razón ante su hermano le había encantado desde siempre.

Y así disfrutando de la naturaleza y de la paz que se respiraba a su alrededor, se demostraron su amor. Un amor que había traspasado todas las fronteras, había traspasado un universo.

Para Cristian eso había sido un amor entre las estrellas. Ella era el amor de su vida. La protegería de cualquier mal que pudiera dañarla, pues era su alma gemela, esa que había estado esperando toda su vida con tanto ahínco.

Aunque una pequeñísima parte de él se preguntaba si realmente estarían a salvo para siempre de los humanos. Su cabeza le decía que sí, pero su corazón que no. Esa era una duda que le hacía proteger con más ímpetu a su amada Melín.

Pero… ¿realmente estaban a salvo para siempre? Eso era algo que todavía no podía saber…

FIN
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

Cristina dijo...

ostras me ha encantado el final aunque se queda intriganet para una segunda parte ehhh xDD me ha encantado al historia esta chulisima te lo has currado bastante un besooo sigue asi espero la proxima historia =)

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.