Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




sábado, 21 de agosto de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 11

11º- Algo empieza a surgir

-Mucho gusto. –dijo Annette. –Cristian nos ha hablado mucho de ti.

Parecía como si su cara fuera como las de las muñecas de porcelana, igual de bonita y lisa. Además de tener los mismos ojos tan bonitos y profundos como los de Cristian.

Estuvieron relatando lo ocurrido con el agresor. Melinda prefirió dejarlo pasar, y Cristian tampoco quería que ella se alterase, así que pensó en dejarlo correr. Tras un rato hablando vieron que la niña había congeniado mucho con ella.

-Melinda, ¿Te quedas a cenar? –preguntó Dennis amablemente.

-No puedo, mis hermanas me estarán esperando. Pero gracias por la invitación. –respondió sonriendo.

-Te acompaño. Además quería dar un paseo con la niña y así aprovecho para que no vayas sola. –comentó Cristian muy cortés.

Ella tan solo asintió, era todo un caballero y un chico y padre maravilloso. Caminaron muy juntos, la niña iba en brazos de su padre. Pero a los pocos minutos extendió los brazos y empezó a removerse, quería ir con Melinda.

-Mm… mm… prrr. –balbuceaba mirando a Melinda.

-Ven, peque. –dijo ella cogiéndola.

La niña sonrió y se acercó todo lo que pudo a Melinda, para tenerla muy cerca. Cristian solo pudo sonreír ante esa escena tan bonita. –Realmente le gustas mucho, nunca había tenido tanta insistencia por estar con alguien, ni siquiera con sus abuelos, tan solo conmigo.

-Es que siempre se me han dado muy bien los niños.

-Eso ya lo veo. Ella está encantada contigo. Y yo estoy maravillado de lo bien que os entendéis.

Poco después, llegaron a casa de Melinda ya que no vivían demasiado lejos. Se despidieron con un beso muy fugaz en los labios. Y quedaron en hablar al día siguiente para verse. Ella no podía esperar más y nada más subir a casa les estuvo relatando toda la historia a sus hermanas.

-¡Es increíble! –dijo Kira. -¿Y no te lo tiraste?

-¡No seas bruta! –respondió Melinda. –Y menos con la niña delante…

-Bueno hermanita, me parece que está más que claro lo que pasará en cuanto estéis solos. Si es que tendréis que tener la lívido por las nubes… -añadió Adriana. –Quizás debes darte una ducha para despejarte, o no podrás dormir nada esta noche. –le aconsejó riéndose.

Melinda estaba roja como un tomate por los comentarios de sus hermanas. –Que malas, no me digáis esas cosas… -dijo levantándose para hacer la cena.

Se fue a su habitación para relajarse. Pero sabía que tenían razón, tenía unas imperiosas ganas de estar a solas con Cristian. No paró en toda la noche de soñar con él, necesitaba estar a su lado, y de forma inmediata.

Al día siguiente no dio pie con bola en todo el día, sus pensamientos iban todo el tiempo dirigidos a Cristian. Le veía por cada esquina a la que miraba, y eso no era lo malo, lo malo era que se imaginaba a los dos desnudos, besándose, acariciándose por todas partes, y entregándose mutuamente.

Por la tarde quedó con él para verle un rato, y le costó no hacer lo mismo que se había imaginado. Estuvieron muy a gusto los tres paseando por el barrio, después la acompañó a casa caballerosamente.

-¿Quieres subir un rato? –preguntó ella.

-Claro, porqué no. –contestó sonriéndola con la niña en brazos.

Pero antes de subir, miró en el buzón y cogió las cartas. Por las escaleras fue mirando de lo que eran y le sorprendió ver en una el sello de su antiguo colegio. –Uy ¿y esta carta? –se preguntó en voz alta.

Entraron en casa y Cristian sintió curiosidad. – ¿Te sorprende que te manden una carta?

-Es que es una carta de mi antiguo colegio. –dijo mientras la abría.

Estuvo leyendo y el colegio celebraba los veinticinco años de su apertura, harían una fiesta invitando a antiguos alumnos. Nada más leerlo dejó la carta en la mesa. – ¿No vas a ir a la fiesta?

-No, no quiero pasarlo mal.

-¿Pasarlo mal en una fiesta? –preguntó sin comprender nada.

-En el colegio mis compañeras no me trataban bien, se reían de mí porque nunca estaba con ningún chico. Y se metían con mi aspecto. –contestó sin mirarle

Él con una mano le giró la cara para mirarla. –Eres la chica más hermosa que nunca he conocido. Deberías ir y que sepan lo bien que te ha ido en la vida. –dijo sonriéndola.

-¿En qué me ha ido bien? –preguntó.

-Pues eres una maestra estupenda que trabajas en un lugar de mucho prestigio. Y tienes tu casa propia.

-Pero estoy sola, como me pasaba en el colegio. –dijo mientras sus ojos se humedecieron.

-Eso no es cierto. –contestó él acariciando su rostro con dulzura. –Me tienes a mí. Y a Evelyn.

Evelyn sonreía y alargaba las manitas para que Melinda la hiciera carantoñas y la cogiera. –Gracias… -dijo sonrojada.

Cristian se acercó lentamente para besarla, lo había estado deseando toda la tarde, deseaba estar con Melinda a todas horas. Pero cuando iban a hacer algo más profundo e íntimo, algo en su interior los frenaba a los dos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

nyf_270705 dijo...

me encanta!!!!jeje lo exaba ya d mnos...espernado el 12 cn muxa impaciencia!!!!

Cristina dijo...

aghh k pasada de capitulo! me encantaa!! pero no lo dejes asi por diooss aghh!! k ser alo k les frena? xD

la_ninia_eli dijo...

me encanta tia!!!
esta perfecta jejejej yo tambien espero el 12 ya :)

B€!t@ dijo...

me encantooo!!!! voy a por el siguienteee!!!! xD

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.