Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 25 de agosto de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 16

16º- Encontronazo

Unos días más tarde, Melinda quedó con Sara, por lo visto a ella no le importaba que también fueran sus hermanas. Dijo que tenía ganas de verlas. Así que, quedaron una tarde después de salir del trabajo.

Fueron a una cafetería a tomarse algo para así hablar tranquilamente. –Bueno y ¿Qué tal vosotras dos? –preguntó mirando a Adriana y Kira.

-Bien, estamos muy bien. –dijeron. –Aunque no fuimos a la fiesta porque estábamos en un balneario.

-Ah, pues es una pena, la fiesta no estuvo mal. –contestó. –Bueno… salvo por lo de Marta…

-¿Has sabido algo más de esa tonta? –preguntó Kira.

-Para mi desgracia trabajamos juntas. –respondió.

-¿Cómo? –preguntaron las tres a la vez. -¿Y en qué?

-Estamos de teleoperadoras. –dijo. –Pero ella se pasa todo el día mirando al techo.

-¿Y no la han echado? –preguntó Adriana.

-El jefe es un gran amigo de su padre. –respondió Sara.

-Pues vaya asco…

-Todos los días intenta chicharme o hacerme algo. –explicó. –El otro día la pillé intentando curiosearme en el bolso.

-¿Y por qué no te vas? –preguntó Kira.

-Necesito el dinero.

-Ya pero para estar así de mal, es mejor que busques otra cosa. –le aconsejó Melinda.

-Ya lo sé, pero todavía no he encontrado nada.

-Bueno, no desesperes. –la animaron.

Cristian llamó a Melinda, quería saber dónde estaban, porque un poco más tarde se pasaría a verla con la niña. Las cuatro siguieron hablando y pasando juntas una tranquila tarde. Lo que no se esperaban era que pasado un rato alguien inesperado las interrumpiera y estropeara la tarde.

-Hombre… pero si están aquí “las cuatro fantásticas”. –dijo la voz de Marta de forma burlona.

-No me lo puedo creer… -dijo Melinda.

-Ya no podía aguantarme más las ganas de interrumpiros. –Dijo Marta sonriendo.

Kira se levantó y se puso a su lado. –Tú estúpida, ¿Qué haces aquí? –preguntó encarándose.

-Melinda, creía que tenías mejor domesticada a la fiera, pero veo que sigue igual que en el colegio, hecha un marimacho y una camorrista. –dijo Marta con cara de asco.

-¡Serás estúpida! –gritó enfadada intentando pegarla.

Entre las tres la sujetaron para que no la hiciera nada. –Vamos, hermanita contrólate un poco. –pidió Adriana.

-¿Qué me controle? –preguntó histérica. –Hermanita ella te hizo la vida imposible, y ¿ahora actúas como si nada? –preguntó mirando a Melinda.

-Es agua pasada.

-¿Y lo de la fiesta del instituto también es agua pasada?

-En serio, déjalo. –dijo intentando que todo acabara.

Kira estaba fuera de sus casillas, era cierto que siempre había tenido bastante carácter, y por esa razón se había metido en varias peleas durante su adolescencia. No comprendía como sus hermanas intentaban quitarle importancia a todo aquello.

Estaban tan ocupadas intentando parar a Kira y mirando cómo Marta se reía que no se dieron cuenta de que alguien más había llegado. – ¿Qué sucede aquí? –preguntó seriamente la voz de Cristian.

-Cariño, no pasa nada. –dijo Melinda.

-La estúpida esta, que está siendo una bocazas. –escupió Kira muy molesta.

Ella se acercó, le besó en la mejilla para intentar calmar el ambiente. –No ha sido nada.

Cristian se tensó, le dio la niña a Melinda para que la cogiera y se acercó a Marta. –Ya te dije en la fiesta que tuvieras cuidado.

-Y yo te dije que a mi nadie me amenaza.

-Al final voy a olvidar que eres una chica. –dijo Cristian cada vez más enfadado.

-¿Acaso crees que debería tenerte miedo? –preguntó irónicamente.

Eso enfureció mucho más a Cristian. Se acercó a ella con la mirada llena de odio y repulsión. –Solo te lo advertiré una vez. –dijo. –Aléjate de ella, de sus amigas y de mi hija, porque sino te arrepentirás el resto de tu vida. –la amenazó con una mirada tan sombría que la hizo temblar.

Marta no dijo nada más, se dio la vuelta y se marchó como alma que llevaba el diablo. Melinda se quedó asombrada. Todavía sostenía a la niña en brazos, que estaba bastante alterada por tanto jaleo.

Él al verlas se tranquilizó poco a poco, y se acercó a ellas. –Lamento haberme alterado tanto…

-Nos diste miedo. –confesó

-Perdí los nervios. Pero ya estoy más tranquilo. –contestó abrazándolas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

nyf_270705 dijo...

ohhh m encanta jjejee empiezan los rozes y los problemas...jejej m ecanta me gusta muxo esta historia!!

B€!t@ dijo...

esta genial, prontiko el 17 eh¿? besitos!!!!

la_ninia_eli dijo...

diooos cada dia me encanta mas cristian jejeje
esta perfecto :)

Cristina dijo...

oooooooooooooohhh k pasadaa!! kiero el 17 prontitooo jajaja k guachi xD

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.