Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




sábado, 7 de agosto de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 2

2º- La profesora

Montó a la niña en la sillita del coche, un Honda Cívic plateado. Se montó en el coche y fue hasta la escuela. Tenía dos edificios muy grandes, la fachada tenía varios dibujos de muñecos de las películas infantiles.

Cogió a la niña en brazos, llamó al timbre de la verja, le abrieron y pasó dentro. Fue hasta la ventanilla de secretaría y allí había una chica de unos 30 años, con el pelo moreno por los hombros rizado y los ojos negros. –Hola, buenos días, mi nombre es Lizbeth ¿puedo ayudarle en algo?

-Sí, buenos días, me llamo Cristian Gray, y vengo a traer a mi hija Evelyn. –explicó.

-Ah, sí, ya sé de quien se trata, voy a llamar a su profesora, así la conoces y luego ya llevará a la niña a clase. –dijo amablemente. –Espere un momento aquí, por favor, que en seguida viene.

Cristian se sentó en una de las sillas con la pequeña en brazos. –Mi pequeña… te vas a quedar aquí en el cole, pero en unas horas volveré. Tienes que portarte muy bien. –comentó mirando a la niña.

Ella le miraba y se reía. Al ver cómo se reía Evelyn, Cristian se había puesto algo triste, por separarse de su hija. Desde que había nacido no había estado ningún día sin ella, y se daba cuenta de que le resultaba muy duro. –Te voy a extrañar… -susurró abrazándola.

Alguien tosió. –Discúlpeme, señor Gray, le presento a la profesora Melinda Fernández. –dijo.

Cristian se levantó de la silla con la niña en brazos, y miró a la profesora, era la chica más linda que había visto. Una chica joven, muy joven, tendría más o menos su edad. No era demasiado alta, con el pelo castaño. Pero lo que le dejó sin palabras fueron sus ojos… tenía unos ojos muy peculiares. Tenía los ojos de color verde esmeralda, mezclados con marrón clarito, y la línea que rodeaba al iris de color gris muy clarito.

Sus pensamientos fueron interrumpidos por esa hermosa chica que le habló. –Hola, buenos días, me llamo Melinda y seré la profesora de su hija. –dijo ofreciéndole la mano.

-Encantado. –dijo estrechándole la mano. –Mi nombre es Cristian y esta princesita es mi hija Evelyn.

Melinda se había sorprendido mucho al ver a Cristian, le dejó sin palabras pues no solo era muy guapo, guapísimo, y con unos ojos espectaculares que tenía su hija idénticos, además era muy joven y venía solo con la niña, eso le sorprendió mucho.

-Si quiere le enseño las instalaciones para que vea toda la escuela. –comentó Melinda con una sonrisa.

-Claro que sí. Y por favor, puedes tutearme. –respondió.

Recorrieron los pasillos, Cristian estaba asombrado, la escuela era muy bonita y estaba decorada con dibujos hechos por los niños y diferentes murales. Le estaba encantando, y Evelyn no paraba de mirar los dibujos de las paredes.

-Si quieres entramos en la sala de profesores para hablar con más calma.

-Claro, te sigo.

Entraron en la sala que estaba al lado de secretaría, era bastante amplia, con varias estanterías con libros y una mesa muy grande, y alrededor bastantes sillas. En ese momento no había nadie.

Se sentaron en dos sillas uno enfrente del otro. –Es costumbre hacer una ficha a los niños para conocer todos los datos posibles, sobre todo en lo que se refiere a enfermedades y bueno también los datos de contactos y demás. –explicó.

-Entiendo, me parece perfecto.

-Pero, sería aconsejable que su… mujer viniera también, -cuando dijo eso su voz tembló un poco. –Nos gusta que conozcan la escuela y ambos nos den los datos para casos en los que se pongan malos los niños y demás. –comentó.

-Lo cierto, es que soy padre soltero.

-Si no es mucha indiscreción ¿podría saber la razón? Es que no suelo ver padres solteros.

Cristian estaba algo sorprendido por la pregunta, parecía como si la chica tuviera mucha curiosidad, eso le hizo alegrarse por dentro, ella estaba mostrando interés por él. –Pues, mi novia se quedó embarazada pero al dar a luz a Evelyn no quiso cuidarla, así que yo me hice cargo de Evelyn. –contó.

-Es admirable, ser padre ya de por si no es fácil y mucho menos sin una pareja que ayude. La verdad es que me parece estupenda su decisión. Además la niña es adorable. –comentó haciéndole carantoñas.

-Gracias. Aunque lo cierto es, que me va costar estar lejos de ella. Desde que nació no he estado ningún día sin ella porque pedí una excedencia en el conservatorio.

-¿Da clases en un conservatorio? –preguntó con mucha curiosidad.

-Sí, clases de guitarra y de piano. Se me va a hacer difícil estar lejos de mi princesita.

-Bueno, al principio es duro, pero aquí va a estar muy bien atendida, eso se lo puedo garantizar. –contestó muy segura de sí misma.

-Es un alivio, porque ya mañana me incorporo al conservatorio, y quiero estar tranquilo. –respondió.

Se levantaron de las sillas y salieron fuera de la sala de profesores. Se dirigieron al aula de la pequeña, estaba al fondo del pasillo, la última puerta a la derecha. Entraron, era un aula bastante grande, con muchos juguetes, los cambiadores, el baño y pintada de azul con estampados de globos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 rosas :

nyf_270705 dijo...

me encanta jejeje !!!!es recioso y muy peculiar!!!jajaj m gusta muixo es una pena k no tengamos capi hasta el lunes...:(

NooSooTraasS (L) dijo...

meee encantaaa !! jejeje
aviisaamee cuanndoo suubaas el siigientee !
bss wapaa teequieroo ! :)

B€!t@ dijo...

me a gustado muxisimo!!! lo uniko ke... si me permites un consejo, repites muxas palabras!!!! pon sinónimos o si te vas a referir a una persona, pon un artículo u otra cosa, en vez de siempre el nombre!!!por lo demas... la historia esta super interesante!!!^^ voy a por el siguiente

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.