Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 31 de agosto de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 26

26º- La pesadilla comienza

Melinda no había respondido y su novio estaba impacientándose. Respiró hondo antes de hablar. –Pues estoy así por la pesadilla.

-¿Todavía andas con eso? –preguntó. –Mi niña, ya te dije que los sueños son solo sueños, no debes estar angustiada.

-Ya pero… cada vez la veo con más detalles, y siempre se repite. –contestó. –Tiene que ser una señal.

-Princesa, por favor… -dijo cogiéndole el rostro entre sus manos. –No lo pienses más. No me va a pasar nada.

Ella se abrazó fuertemente a su novio. Incluso empezó a sollozar, con lo que él se asustó. –Mi princesa, por favor… Tú intenta disfrutar del embarazo, que es algo maravilloso. –dijo acariciando su abultada barriguita.

-Perdona, tienes razón… es que estoy muy sensiblera… -respondió algo más tranquila secándose las lágrimas.

-Te quiero mucho… -susurró él.

Eso calmó un poco el ambiente, los relajó a ambos pero no del todo. Él porque tenía miedo por ella. Ella porque cada vez estaba más convencida de que la pesadilla se haría realidad.

Pero unos días más tarde todo seguía tranquilo, a pesar de que la pesadilla atormentaba a Melinda algunas noches. Ella intentaba no pensarlo, vivir su embarazo feliz, disfrutando de su familia.

Hacía mucho que no iba a trabajar, pues se sentía demasiado torpe y débil. Era Cristian quien iba a recoger a Evelyn a la guardería para luego ir a casa con su amada. Mientras ella esperaba en casa a su familia.

Una noche, después de cenar, Cristian bajó para tirar la basura como de costumbre. Mientras ella acostó a la niña y se puso a recoger la mesa. Normalmente, él no tardaba más de cinco minutos en regresar para ayudarla a recoger.

Pero esa noche… los minutos pasaron y pasaron. Ella al principio creyó que podría haberse entretenido con algún vecino en las escaleras. Por eso se asomó, pero el silencio reinaba en las oscuras escaleras, ni siquiera se escuchaba el zumbido de una mosca.

Melinda comenzó a ponerse nerviosa. Podría haberle llamado de no haber sido porque no llevaba el móvil encima, pues para bajar la basura nunca lo cogía. Quería bajar a buscarle, pero no quería dejar sola a Evelyn.

Decidió llamar a sus hermanas, ya que vivían cerca. Pidió que fueran pronto a su casa que necesitaba hablar con ellas. Adriana y Kira no tardaron ni diez minutos en llegar como auténticas balas.

-Hermanita, ¿Qué es lo que pasa? –preguntó Kira.

-Cristian no ha vuelto.

-¿Pero dónde se fue? –preguntó su otra hermana.

-A tirar la basura, como siempre.

-¿Le has llamado?

-No puedo, cuando baja la basura no se lleva el móvil, porque no tarda ni cinco minutos en volver. –contestó con angustia en su voz.

-Bueno, hacemos una cosa, Kira y yo bajamos y tú te quedas con la niña. –dijo Adriana bastante serena.

Melinda esperó impaciente, acariciando su barriguita para intentar calmarse, mientras sus hermanas buscaban a Cristian. Pasado un rato sus hermanas volvieron pero él no volvía con ellas.

-Lo siento, hermanita. No le hemos visto.

-Bueno no tiene porqué haberle pasado nada malo. –dijo Adriana.

-¿Y entonces dónde está? –preguntó nerviosa. –Si hubiera querido irse a algún sitio, al menos me lo habría dicho.

-Mira, llamamos a sus padres y entre todos decidimos lo que hacer. –añadió Kira consolando a su hermana con un abrazo.

Llamaron a los padres de Cristian que se presentaron allí en muy poco rato. Dennis revisó a Melinda, pero no podía darle ningún calmante por el embarazo. La prepararon un chocolate, al menos eso sabían que la tranquilizaría un poco.

Seguían intentando encontrar un plan, una solución para buscarle, cuando el móvil de Cristian empezó a sonar, eso si que no se lo esperaban. En la pantalla apareció un número desconocido, y fue Melinda quien lo cogió.

-¿Cristian, eres tú? –preguntó mientras su voz temblaba.

-Mel, ¡no hagas nada, no hagas caso de nada de lo que te diga! –su voz sonaba desesperada.

Pero antes siquiera de que ella pudiera replicar nada, dejó de escuchar la voz de Cristian. En su lugar escuchó la voz de una chica, le resultaba familiar y no sabía de qué. –Ya viste que está vivo.
-¿Quién eres?

-Me resulta extraño que no me reconozcas, cuando estuvimos frente a frente ya hará un largo tiempo….-contestó. –Soy la madre de aquella a la que tú llamas “hija”.

-¿Elena? –preguntó extrañada. -¿Qué quieres hacer con Cristian?

-En realidad todavía no lo sé. –respondió. –Pero no creas que no he olvidado que por vuestra culpa estuve en prisión un tiempo. Sufriréis tanto como he sufrido yo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

nyf_270705 dijo...

ostias...jaja pues no pense k fuera elena pense k seria walter..xo creo k me kedare con las ganas de k salga walter en este relato...espero k no le pase nada a cristian...

la_ninia_eli dijo...

ostiaaaa elena... ya ni me acordaba de ella jajaj
y esta aora k kiere???
lo k la faltaba cn el embarazo :S
esta mb el capitulo

B€!t@ dijo...

me encantooo, kiero saber k pasaaaaaaa!!!!! esta genial, un besosoooooo!!!!!!

Miriam dijo...

Elena ! ¿Que tramara ahora?

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.