Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 15 de agosto de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 5

5º- ¿Mejoría?

Cristian cogió en brazos a Evelyn y la abrazó fuerte. –Mi princesita… estás sana y salva… -suspiró aliviado.

Ella al sentir los brazos de su padre y su voz, empezó a calmarse y a estar más tranquila, aunque aún hacía algún puchero. Entró en el box 3 y estaba su padre revisando a Melinda que descansaba sobre la camilla, estaba tan linda…

-Papá.

-¡Hijo! ¿Está bien la niña? –preguntó acercándose a él.

-Tranquilo, Walter la ha revisado. ¿Cómo está Melinda?

-Pues, la brecha no es profunda, pero al caer y darse el golpe, se le ha hecho un coágulo en la cabeza. Hay que reducirlo o podría estar en serio peligro, pero no sé cual es la mejor opción, estoy algo indeciso. –explicó.

-¿Por qué? ¿Qué opciones hay?

-Pues con medicación es más que probable que se le redujera, aunque lo más efectivo sería una intervención. Pero claro, con una intervención corremos el peligro de rozar alguna parte del cerebro y causarle daños. –comentó.

-Entonces mejor la medicación ¿no?

-Es lo que estaba pensando, porque no quiero arriesgarme. Y si vemos que en unas horas no se ha reducido con la medicación, entonces la operaré.

-¿Me puedo quedar con ella?

-Está bien, pero la niña es mejor que esté en casa, llama a tu madre para que la recoja nada más salir de la clínica. –contestó su padre.

-Tranquilo, ahora la llamo. Gracias papá. Luego en casa os cuento todo con más calma.

-Vale, ahora traerán la medicación para ponérsela.

Dennis se fue y Cristian llamó a su madre, no quiso preocuparla, pero que quería que se quedara con la niña, que estaba en el hospital, pero que la niña estaba perfectamente.

Annette llegó en seguida, no tardó nada en llegar muy preocupada. Al ver que la niña estaba bien, se calmó un poco. Y Cristian le estuvo contando lo ocurrido, mientras le ponían la medicación a Melinda.

-Ya sabía que era una mala chica, nunca quise decirte nada, pero no me dio nunca buenas vibraciones. –contestó su madre.

-Pues llevabas toda la razón del mundo. Y ahora Melinda está así por su culpa, pero me siento culpable… -dijo muy triste.

-Cariño, tú no has tenido la culpa, ha sido Elena. Además siendo tu padre su médico seguro que se recupera sin problemas. –intentó tranquilizarle.

-Bueno, ¿te puedes llevar a la niña? Quiero quedarme con ella… -dijo bajando la mirada.

-¿Será verdad lo que creo que estoy viendo? ¿Te gusta esta chica?

Cristian se sonrojó mucho, pero su madre había acertado de pleno, era tontería ocultarlo. –Pues sí, intentó que Elena soltara a la niña y por eso le pasó esto. No quiero dejarla sola.

-Te entiendo. La verdad es que se la ve encantadora y siendo maestra deben dársele muy bien los niños. Bueno pues avísame cuando haya algún cambio, y no vengas tarde, que sabes que la niña no se duerme si no le tarareas tú, Claro de Luna. –contestó dándole un beso en la mejilla.

-Tranquila. Te quiero mamá.
Annette se marchó con Evelyn a casa y Cristian se sentó en la silla al lado de la cama, agarrando su mano. Sabía que estaba inconsciente, pero quiso hablar con ella, que le escuchara. –Lo siento, lamento que estés así. Eres estupenda, y por mi culpa estás así… espero que te recuperes porque quiero conocerte mejor… -susurró con la voz temblorosa.

Con todo el ajetreo del día, Cristian estaba algo cansado, las horas pasaban y Melinda no despertaba… pero él no soltó su mano en ningún momento. Estaba medio adormilado cuando sintió presión en su mano. Abrió los ojos de golpe y vio que Melinda empezaba a despertar.

Él se levantó para acercarse más a ella, no pudo evitar tener los ojos llorosos de la preocupación. -¿Cómo te encuentras?

-Mm… no sé… me duele la cabeza… -se quejó.

-Es normal, pero seguro que se te pasará.

Ella le miró extrañada, intentó levantarse pero Cristian la detuvo. -¿Cuándo nos iremos a casa con la niña, cariño? –preguntó extrañada.

-¿Cómo?

-Claro, que cuando volvemos a casa, tengo ganas de ver a Evelyn, sabes que me encanta dormirla… -contestó sonriendo.

Cristian estaba muy extrañado pero preocupado a la vez, tal vez era algún efecto secundario de la medicación. –Espera un momento, voy a buscar a mi padre que tengo que decirle que… estás despierta.

-Vale, no tardes que me apetece mucho estar contigo.

Ella le acarició la mano y le dedicó una sonrisa que a Cristian le dejó sin respiración… Pero movió la cabeza a los lados para centrarse, salió de la habitación como una exhalación, estaba muy preocupado.

Llegó al despacho de su padre sin llamar ni tan siquiera a la puerta, entró de golpe y su padre se sobresaltó. -¿Qué ocurre, hijo?

-Es Melinda ya despertó, pero no está bien. –dijo preocupado.

-¿Qué le ocurre?

-Vamos y lo ves.

Ambos fueron corriendo a la habitación, entraron pero Melinda estaba muy tranquila en la cama. Nada más ver a Cristian sonrió desmesuradamente. –Te extrañaba… ¿Ahora si nos vamos a casa con la niña?

-Entiendo… -susurró mirando a Cristian. –Voy a revisarte ¿vale? –dijo Dennis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

B€!t@ dijo...

madre miaaa!!!! voy a por el siguiente!!! esta super interesante!!!^^

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.