Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




martes, 17 de agosto de 2010

Pequeño milagro de amor capitulo 8

8º- A salvo

-¡Tiene pulso! –dijo la enfermera.

Todos suspiraron aliviados, sobre todo Dennis, sabía que todas las vidas que tenía siempre entre manos eran muy importantes, pero ahora no solo era importante por ser la vida de una persona, lo era también porque no quería decepcionar a su hijo.

-Vale ya está cerrada la fisura, cierro antes de que vuelva a pararse. –comentó.

Cerró por fin la fisura y absorbieron todos los restos del coágulo que quedaban. –De acuerdo, ya está lista. Cerramos y hemos acabado. –dijo contento.

Cosieron a Melinda, había tenido que raparle un poco el pelo para poder hacer bien la incisión. Una vez que cosieron la herida, le cubrieron con vendajes toda la zona y pasado un rato volvieron a llevarla a la habitación donde esperaba Cristian muy preocupado.

Melinda iba en la camilla con el vendaje, el suero, e iba intubada, no estaba despierta. Y Dennis entró a continuación. –Papá, ¿Cómo ha ido todo?

-Pues todo bien, hubo un momento en que se paró, pero pudimos reanimarla. Ahora tardará un rato en despertar hasta que se le pase la anestesia. Y una vez que esté despierta veremos si la operación ha salido bien. –comentó abrazando a su hijo.

-Espero que quede bien, todo ha sido por culpa de Elena… No me lo perdonaría nunca…- dijo preocupado.

Se sentó en el sofá a esperar, y Dennis se tuvo que ir pues tenía consultas. Cristian no podía parar de mirarla, aún con todos los cables y tubos le parecía la chica más hermosa que jamás había visto.

No hacía más que sujetar su mano para ver si reaccionaba y despertaba. Estaba enamorándose de ella, lo que le había pasado era lo que llamaban “amor a primera vista” o flechazo. Jamás había creído que eso fuera posible, pero le acababa de pasar, no podía negarlo.

Pasada una media hora, Cristian sintió que Melinda presionaba su mano. Se levantó y se acercó, poco abrió los ojos, pero al estar intubada no podía hablar. –Espera, avisaré a una enfermera para que te quiten eso.

Salió al pasillo y vio que pasaba por allí una enfermera. Era una chica joven, no muy alta, un poco rellenita, con el pelo negro y los ojos marrones color coca cola. Tenía un cartel que ponía su nombre “Delia”. Iba con un carrito con medicinas, supuso que era la enfermera que hacía las curas. –Oye por favor, eh… Delia. –dijo mirando su cartelito. –Necesito que me ayudes.

-Está bien. Vamos. –contestó.

Entraron en la habitación, Melinda estaba mirando a su alrededor, estaba agobiada por tener el tubo en la boca. – ¡Melinda! ¿Qué haces aquí? –preguntó extrañada. -Espera, voy a quitarte ese tubo y ahora aviso al doctor para que te revise.

Ella asintió y Cristian se puso a su lado, algo preocupado, necesitaba saber ya si estaba recuperada y ya tenía los recuerdos adecuados. No podía dejar de pensar en estar casados como había creído ella, se estaba volviendo loco. Pero no era lo importante en ese momento.

-Coge aire, y cuando te quite el tubo tienes que expulsarlo. ¿De acuerdo? –preguntó y Melinda asintió.

Le quitó el tubo y Melinda tosió a causa de la expulsión del aire. –Tienes que intentar respirar tranquila. Ahora tendrás la garganta dolorida por el tubo pero se te pasará. ¿Pero qué te ha pasado? –preguntó preocupada.

-No lo recuerdo bien… no sé… -comentó.

-Hubo un problema en la escuela en la que trabaja. La madre de mi hija la agredió porque iba a secuestrar a mi niña y Melinda intentó impedirlo. ¿Os conocéis? –explicó Cristian.

-Somos amigas de toda la vida a parte de vecinas. –dijo Delia. –Pero tengo que avisar al doctor para que te revise.

-Mi padre es su médico. –dijo Cristian.

-¿Eres el hijo del doctor Gray?

-Sí. ¿Puedes avisarle pronto?

-Claro, no tardaré. –contestó saliendo de la habitación.

-¿Cómo te encuentras?

-Bien creo…

-¿Sabes quién soy?

-Cristian. Eso que has contado… no lo recuerdo… –dijo intentando recordar.

-Te llevaste un buen golpe en la cabeza, por eso te han tenido que operar. Pero mi padre te revisará ahora. –explicó.

-Evelyn tiene los mismos ojos que tú, ¿Eso es posible? –preguntó intrigada.

-Sí, tiene mis mismos ojos. Bueno seguro que estás algo desorientada pero se pasará. –dijo acariciando su mejilla.

-Recuerdo tu tacto. –dijo poniendo la mano sobre la de Cristian. –Y…creo que he soñado que nos besábamos… -contestó sonrojada.

-No lo has soñado, nos besamos antes de la operación. –comentó con una sonrisa.

-Oh… pues es estupendo…

Su conversación se vio interrumpida porque la puerta de la habitación se abrió, era Delia seguida del padre de Cristian. –Bueno, vamos a revisar a Melinda. ¿Cómo te encuentras?

-Creo que bien, aunque hay cosas que no recuerdo bien… es como si las hubiera soñado.

-.No fuerces la mente, te vendrán esos recuerdos, pues no era una operación sencilla.- explicó Dennis.

Estuvieron hablando un rato, y Melinda estaba contenta, aunque de vez en cuando le daban dolores de cabeza, al intentar recordar las cosas que pasaron antes de la operación.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 rosas :

peggi17 dijo...

m encantooo menos malll q n le ha pasado nada a Melll, pobrecitaaa, y pobre Cristian tb lo mal q lo esta pasandooo, el siguiente prontoo besitos xDD

Cristina dijo...

diooss que pasada de capituloooss es que me leo los dos seguidos y no em cansoo!!! aiisss que interesante lo dejaaaaaaaaas!! quiero el siguiente prontoo!!! sigue asi guapaa me encantaa!!

B€!t@ dijo...

me encantó!!!!!xD pronto el siguiente!!! y cuando tenga mas tiempo..... me paso por las demas!!! besitos!!!!xD

nyf_270705 dijo...

m encanta!!!dios menos mal k lo pusiste como consiguiente si no,..m da algo..xdxd espero poder seguir leyendo!!!q bonita istoria !!!

Miriam dijo...

Uff... Menos mal que no le ha pasado nada, sigue asi que lo dejas con mucha intriga. xD

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.