Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 19 de septiembre de 2010

Ambición de poder capitulo 13

13º- El pequeño Daniel

Se propusieron entrar al día siguiente, tenían todo bien planeado. Sin dejar lagunas para evitar problemas. Irían directos a la habitación a buscarlos para llevárselos de allí.

Se aseguraron de que fuera de noche para así ser menos vistos. Cuando llegaron al edificio donde estaban, vieron que en la puerta había un guardia. –Yo me encargo de él. –dijo Cristian.

Movió con su poder la porra que llevaba sujeta a la espalda, golpeándolo fuertemente, cayó inconsciente en cuestión de segundos. – ¡Vía libre! –susurró.

Fueron sigilosamente por el pasillo, que estaba prácticamente a oscuras, salvo por las tenues luces de emergencia. Llegaron al fondo del pasillo, donde se encontraba la habitación.

Cristian abrió el cerrojo con su poder para así no hacer ruido. Una vez que la abrieron, entraron con sigilo. Pero se sorprendieron al ver que solo estaba Daniel llorando en la cama.

El niño al principio se asustó al escuchar ruido, pero enseguida reconoció a Cristian. Daniel se bajó de la cama y se abalanzó sobre él para abrazarlo y llorar con desconsuelo.

-Ya está pequeño, ya pasó todo. –dijo cariñosamente. – ¿Y dónde está mamá?

-No sé. Vino un hombre malo, y la hizo pupa.

Eso alarmó mucho a los tres, sabían que no podía ser nada bueno. Y tal por lo que había oído Kirian, la habrían podido hacer algo. –Bueno, no te preocupes, volveremos a buscarla. –contestó acariciando su cabecita.

Salieron por la puerta, pero antes de marcharse, escucharon unos pasos y voces. Kirian reconoció la voz de ese doctor, así que les hizo una señal para que esperaran unos minutos.

-Bueno, vamos ya a por el niño. Tenemos que acertar con la dosis o morirá igual que la madre. –dijo el Doctor sin ninguna lástima. –No podemos seguir gastando dosis para nada.

-Pero, ya le he dicho que habrá que controlar mucho más la cantidad. Los cuerpos de los niños son más delicados. –dijo el enfermero regordete y bajito.

-Pues se controla, pero como no consigamos resultados, ya sé con quien probaré después. –contestó enfadado, mirándole y taladrándole con la mirada.

Eso alarmó mucho a los chicos, Kirian los teletransportó a los tres, no podían arriesgarse a que les pillaran y delataran. Cristian había cogido en brazos al pequeño Daniel, que lloraba sin cesar. No sabía cómo consolarle, se había quedado sin madre, y dado que Adriana era madre soltera, el pequeño estaba solo en el mundo. –Tranquilo, yo cuidaré de ti.

……………………

Las chicas estaban impacientes por verlos volver sanos y salvos, estaban demasiado angustiadas. Melinda intentó calmarse dándole el pecho a Marcos. Eso siempre la había calmado.

Después pusieron la televisión, no porque estuvieran viéndola, sino porque no hubiera tanto silencio en la casa. Los niños dormían, y ellas no tenían ganas de pronunciar palabra.

Entonces vieron como aparecieron los tres en el comedor. Cristian llevaba en brazos a Daniel, que lloraba muchísimo. Se acercaron a ellos muy preocupadas. – ¿Estáis bien?

-Tranquilas, no nos vieron. –comentó Kirian, mientras abrazó a Delia.

Melinda se acercó a Cristian. Se abrazaron a pesar de que él todavía cargaba con el pequeño. – ¿Le ocurre algo al niño? ¿Está herido? –preguntó muy preocupada.

-Está asustado y triste. Pero no le hicieron nada. –contestó.

-¿Y Adriana? –preguntó Delia.

-Es mejor que lo hablemos con calma. –dijo Cristian. –Pero creo que al niño le vendría bien un baño, y luego que durmiera con Evelyn para dejar de estar asustado.

-Voy yo. –dijo Melinda cogiendo al niño.

Los chicos y Delia se quedaron en el comedor, ellos le contaron todo lo ocurrido allí y lo que habían escuchado. Se horrorizó cuando supo que Adriana había muerto, que la habían matado.

…………………………

Melinda se llevó a la bañera a Daniel. Lo preparó todo, mientras él seguía haciendo pucheritos. Cuando lo tuvo todo listo le cogió en brazos de nuevo. –No tienes que llorar, aquí estás a salvo.

-Mami no está. –dijo haciendo más pucheritos.

-Tranquilo. –contestó Melinda abrazándole. –Mira, te voy a bañar, y luego vas a dormir con Evelyn. ¿Tienes ganas de verla?

El pequeño solo asintió con la cabeza. Melinda le metió en la bañera y estuvo intentando relajarle con el agua tibia. Cuando acabó de bañarlo, parecía que se había calmado un poco.

Le puso un pijamita de Evelyn de color azul, ya que su hija odiaba el color rosa. Así Daniel dormiría más cómodo. Le llevó apoyado en su pecho para calmarlo y entró en la habitación.

Su hija dormía pero al escuchar la puerta se despertó. –Mami, mami, hola… -dijo medio adormilada.

-Hija, mira a quien traigo para que durmáis juntos. –contestó alegremente.

-¡Dani!

-¡Evelyn! –gritó esbozando una pequeña sonrisa.

Se abrazaron y Melinda no pudo evitar sonreír ante la bonita escena. Eran amigos del alma y se querían mucho. Y llevaban mucho tiempo sin verse. –Bueno, chicos a dormir.

Les tumbó y arropó. Después los besó en la frente dedicándoles una amplia sonrisa. –A dormir y descansar. Si queréis algo me llamáis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 rosas :

B€!t@ dijo...

Me encantoooo, esperando el siguiente ansiosa!!!! pobre daniel, m da una penika.....!!!! bss wapaa!!!

miriamcoru dijo...

Me encanta el capitulo!!
Que bonito el reencuentro de Dani y Evelyn.

la_ninia_eli dijo...

ay k monoooo!!!
me encanta el capitulo k romaantico :)
y cristian si esk en el fondo tiene un buen corazon :)
sige asi eseprto el siguiente

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.