Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 20 de septiembre de 2010

Ambición de poder capitulo 14

14º-Planes, planes y más planes

Cuando Melinda salió al comedor y le contaron lo ocurrido, no pudo evitar derramar alguna lágrima. Estaba muy apenada por Adriana, pero empezó a preocuparse de otra cosa. – ¿Y qué pasará con Daniel?

-Habría que llevarlo a Servicios Sociales. –comentó Pedro.

-¿Y qué decimos? –preguntó Cristian. – ¿Qué a él y a su madre lo secuestraron, y que como la hicieron Dios sabe qué experimento, ha muerto? Nos tomarían por locos, o acabaríamos encerrados en la base militar.

-Pero el pobre está solo en el mundo. –dijo Melinda apenada. –No podemos dejarlo solo.

-Bueno, a ver, yo conozco a un amigo en Servicios Sociales. Tal vez, omitiendo algunos detalles… podría hacer que os dieran la custodia del niño. –dijo Pedro.

-Ya pero ¿Y mientras? –preguntó Melinda. –Me da pena que se tenga que ir a un orfanato…

-Dejadme que hable con mi amigo a ver qué se puede hacer. –contestó Pedro.

Se fue a la cocina para hablar con más calma. Todos estaban algo preocupados por lo que pudiera pasar. –Bueno, y con la pobre gente que sigue encerrada ¿Qué se puede hacer? –preguntó Delia.

-Habría que intentar desmantelarlo todo, pero seguramente gente de la policía esté implicada y seguro que gente poderosa. Es complicado sobre todo porque no sabemos en quién se puede confiar. –comentó Cristian.

-¿Y si lo hacemos en plan destructivo? –preguntó su hermano. –No sé, destrozamos ese lugar y sacamos a la gente de allí para que escapen.

-Hermanito, me parece que viste muchas películas. –dijo su hermano. –Además no va a ser tan fácil. Sobre todo cuando se den cuenta de que Dani no está.

-Tiene que ser sin que se den cuenta. –contestó Melinda.

-¿A hurtadillas? –preguntó Kirian. –Pero eso no es emocionante. Es más entretenido luchar.

-Hermanito, no podemos arriesgarnos, ¿Crees que sería tan imbécil de arriesgar mi vida y dejar desprotegida a mi familia? –le preguntó mientras apretaba a Melinda contra él.

-No, claro que no pero… -no terminó la frase. Dio un golpe contra la mesa. –Esa gente es una basura, se merecen lo peor.

-Eso es cierto. –le apoyó su mujer. –Pero las cosas hay que hacerlas bien.

Mientras Pedro localizaba a su contacto en Servicios Sociales, ellos intentaban hacer planes para desmantelar todos los laboratorios de la base militar. Pero algunos planes eran pobres, otro tenían demasiadas lagunas, otros eran excesivamente arriesgados…

-Esto es un asco. –se quejó Kirian. – ¿Veis como el mejor plan es el destructivo? Nos complicaríamos menos la vida y será más rápido.

-Siempre has sido así de inconsciente hermanito… -dijo su hermano.

-Mi plan no tiene lagunas.

-Claro que sí. Porque al destruir todo aquello y descubrirnos, ¿Dónde nos esconderíamos? –preguntó Cristian. –Seríamos un blanco fácil.

-¡Menuda mierda! –escupió molesto.

Salió hasta la terraza, no quería estar enfadado ni empezar a discutir, así que salió para despejarse un poco. A los pocos minutos, Melinda se puso a su lado en la terraza.

-Sé que te gustaría hacerlo a tu manera. –dijo ella. –Y en parte a mi también me gustaría porque es lo menos que se merece esa gentuza. Pero tengo dos hijos en los que pensar. Y tú tienes una mujer en la que pensar también.

-Lo sé, yo… es que…

-Mira, te prometo algo. –contestó ella. –En cuanto tengamos pruebas de todo lo que se hace allí y sepamos como sacar a todo el mundo y esté a salvo. Podrás destrozar todo aquello si te apetece. Aunque con cautela, porque como se entere Delia, es a mi a la que asesina. –dijo con una sonrisa.

-Si es que tengo una cuñada, que no me la merezco… -respondió sonriéndola, mientras la abrazaba cariñosamente.

Una voz los interrumpió en ese momento tan familiar. –Si no fuera porque eres mi hermano y ella mi mujer a la que adoro, me tendría que poner celoso. –dijo Cristian simulando enfadarse.

-Sabes que te adoro. –contestó Melinda acercándose a él.

-Hermanito, no me tientes a volver a ganarte… -dijo en tono divertido.

-Me parece que ya sé lo que vamos a hacer. –contestó Cristian. –Aunque… es complicado…

La cara que puso cuando eso, no le gustó nada a Melinda. Sabía que su marido se estaba callando algo importante y que probablemente no iba a gustarle. Se sentaron y se quedaron a la espera.

-Creemos que la solución es que uno de nosotros dos se delate. –dijo Cristian.

-¿Cómo? –preguntaron Melinda, Delia y Kirian extrañados.

-Pedro al ser policía puede ir con uno de nosotros, diciendo que nos pilló usando los poderes. –explicó. –Y una vez dentro, todo será más fácil.

-¿Tienes fiebre o estás delirando? –preguntó su mujer.

-Sé que el plan es peligroso, pero creo que es la única forma.

-Dirás que es la única forma de que os maten. –contestó enfadada.

Su amiga la apoyaba, ambas miraban con furia a sus maridos, que intentaban por todos los medios argumentar el plan. Kirian estaba de acuerdo con su hermano, y luego podría destrozar aquel lugar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

B€!t@ dijo...

Está genial maria!!! de verdad escribes muy bien pero si me permites un consejo.. no repitas algunas palabras!!! intenta ponerle sinónimos como por ejemplo... cuando habla cristian y su hermano.. dices dos veces hermano!!!! aunk sean dos personas diferentes!!!! espero no te moleste!! por lo demas.. me ha encantado y estoy a la espera del siguiente!!! bsitos wapa!!

la_ninia_eli dijo...

me encanta!!!
pero estan loooooocos??? como se van a delatar??? yo soy melinda y ya me ubiera ido a yorar a una habitacion....
madre mia k follon

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.