Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




jueves, 30 de septiembre de 2010

Ambición de poder capitulo 24

24º-El plan avanza

-Pero mi poder es muy útil. –respondió casi haciendo un puchero.

-Cariño, yo no tendré poderes pero aún así los comprendo. –dijo Delia. –Y tu poder es útil para ti, sobre todo si estás en peligro. Pero en una batalla, los mejores poderes son los destructivos, como el de tu hermano o el de Darío.

-Vamos que yo no sirvo.

-Hermanito, no es que no sirvas, pero tu mujer tiene razón. –contestó Cristian. –Va a ser una batalla, los mejores poderes son de bolas de energía, escudos protectores, control climático, cosas que puedan dar ventaja al bando de los buenos.

-Ya pero tu poder si que sirve. –dijo.

-Pero tú y yo protegeremos a nuestra familia. –contestó él. –No debemos olvidar que han podido localizarnos y debemos estar alerta.

-Tienes razón. –respondió algo más animado.

-Vamos a ponernos las pilas que hace días que no nos ocupamos de los trabajos ni de nada. –comentó Cristian.

-Puf… pues no tengo ganas de trabajar… -protestó Kirian. – ¿No podemos quedarnos en casa hasta que todo acabe?

-Hermanito, no tengas cara, además no sabemos cuanto tiempo tardarán en organizarse los marines.

-¿Quieres que tu hijo o hija piense que su padre es un vago? –preguntó Delia bastante seria.

-¡No, claro que no! –dijo enérgicamente. –Vale, vale… vamos a trabajar y a hacer de todo. Mira que sois… no valen chantajes. –contestó haciendo un puchero.

-Venga, si cuando nazca se te caerá la baba y a tu mujer la adoras. –comentó Melinda.

-Lo se. –respondió suspirando.

-Darío dijo que llamaría hoy mismo a su amigo de la marina. –dijo Cristian. –En cuanto me diga lo que sea, pues os llamo ¿Vale?

Los chicos se fueron a sus trabajos, Melinda fue a trabajar, y los niños se quedaron con ella. Aunque querían hacer vida normal, tenían miedo todavía para arriesgarse a dejar solos a los niños sin saber si les habían descubierto.

Delia llamó a su amiga a media mañana pues estaba bastante aburrida, y ciertamente también asustada. Todo el asunto de los experimentos, la muerte de Adriana, la muerte de Pedro… eran hechos tan precipitados que costaba hacerse a la idea.

…………………..

Cerca de mediodía Cristian recibió la llamada de Darío. Lo cogió enseguida. –Dime ¿Cómo va todo?

-Pues he estado hablando con mí amigo, David. Me ha dicho que lo organiza en unos días y está dispuesto a acabar con todo aquello y liberar a la gente.

-¿En serio? ¿Tan pronto? –preguntó asombrado. –Vaya… no creí que todo fuera a estar listo tan pronto. Parece mentira que todo esto esté a punto de terminarse.

-Bueno, está preparando la estrategia y organizando a sus hombres, pero es bastante arriesgado. Primero intentará solucionarlo por la vía diplomática, para que pueda ser un final pacífico. Si no… pues ya entrarían por la fuerza a detener a todos.

-¿Y la pobre gente que está encerrada?

-Se la va a sacar de allí y llevar a un hospital para hacer pruebas. –comentó. –Queremos que la prensa haga eco de todo esto.

-¿La prensa? ¿Estás seguro? –preguntó.

-Sí, estoy seguro. Ya es hora de que la gente sepa que tener poderes no es malo, sino todo lo contrario.

-Hombre, sería un alivio no tener que esconder los poderes. Pero también que todo el mundo use sus poderes así a todas horas, no sé…

-A ver, que eso no va a ser una fiesta constante. Pero si la gente necesitara usar sus poderes pues no sería algo vetado.

-Bueno, espero que tengas razón y sepas lo que haces. Porque si no aquí se va a armar una bien gorda.

-Primero hay que acabar con la base y detener a toda esa gente para que suelten a los presos y luego ya veremos lo que va ocurriendo. –dijo Darío.

-¿Nos necesitas a mi hermano o a mí? –preguntó Cristian.

-No es necesario, además vosotros no estáis adiestrados en combate. Prefiero que os quedéis al margen cuidado de vuestra familia.

-De acuerdo. Ten cuidado, que ya sufrimos la pérdida de Pedro, no querríamos tener que sufrir tu pérdida. –comentó Cristian en tono fraternal.

-Gracias por preocuparte. Estaré muy bien.

-Avísame el día que vaya a ocurrir todo. –añadió.

-Dalo por hecho. Saluda a las chicas de mi parte y a los peques.

-Lo haré. Un abrazo.

Cristian colgó y no pudo evitar sonreír, parecía que todo estaba mejorando poco a poco y ya faltaba menos para no tener que vivir con el miedo a que les descubrieran sus poderes. Mandó un mensaje a Melinda para que supiera que ya quedaba menos para que se terminase todo y eso la alegró mucho.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 rosas :

B€!t@ dijo...

Me ha encantado tiaaa!!! aunk keden pokitos capitulos.. espero k termine muy bien y con final feliz!! nada trágico!! ya tengo ganas de leer el siguiente!!! lo haces muy bien!!! un besito!!! muaks!!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.