Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 13 de septiembre de 2010

Ambición de poder capitulo 7

7º- Intentando averiguar el paradero de Evelyn

La desesperación en la familia iba en crecimiento. Se habían quedado sin ideas de posibles lugares donde pudieran tener retenida. Kirian espiaba algunas veces a Adriana, para ver si conseguía algún dato que le resultara útil.

Hasta que por fin, después de más de un mes, en una de las tardes que espiaba a Adriana…

Vio que llegaba a su casa un hombre muy alto, iba con vestimenta militar, y su rostro era inexpresivo. Además tenía una gran cicatriz en la mejilla derecha. Sintió un escalofrío al verlo.

Se asomó por la ventana con cautela para poder escuchar la conversación. Los dos se habían sentado en el sofá, aunque Adriana parecía tener miedo, quizás ese hombre la intimidaba demasiado.

-¿Qué quería? –preguntó algo temerosa.

-¿Has encontrado más bichos raros con poderes? –preguntó.

-La verdad es que no. Pero sigo buscando.

-Necesitamos más bichos raros de esos, no son suficientes los que tenemos. –explicó él.

-No es nada fácil. Sabe que suelen esconderse.

-Pues habrá que buscar mejor. No son suficientes los que llevamos a Afganistán, algunos han caído. –contestó.

Kirian no comprendía nada, ¿Para qué querían llevar a gente con poderes a Afganistán? Y mucho menos a una niña pequeña como Evelyn, no tenía ningún sentido Pues por muchos poderes que tuviera, solo era una niña.

Quería escuchar más tiempo, pero se resbaló ligeramente y eso provocó un ruido que los alarmó a los dos. No le quedó más remedio que marcharse. De todas formas tenía que contar a la familia lo que había averiguado.

Se teletransportó a casa. Allí estaban todos. Melinda al verle levantó la mirada, pero no había expresión en ellos. Él reunió a todos en el comedor y les estuvo contando lo que había escuchado.

-Pero no lo entiendo.

-Yo tampoco. No sé para qué mandan a gente allí.

-Ese lugar es muy rico en petróleo. Tal vez quieran apoderarse de ello, y usando a gente con poderes, se aseguran la victoria.

Ninguno de ellos se explicaba lo que estaba ocurriendo, y cuando menos lo esperaban, Melinda volvió a hablar. –Si mi hija está en Afganistán, quiero ir.

-Mi amor, no puede ser. –dijo Cristian con suavidad cogiendo.

-Quiero recuperarla. –contestó mientras se puso a llorar.

Hacía semanas que Melinda no se había comportado como una persona, ni se había comunicado con ellos ni nada. Les tranquilizó saber que al menos volvía a reaccionar. Pero estaban preocupados por la pequeña Evelyn.

Kirian volvía cada tarde a casa de Adriana para intentar averiguar más cosas. Aquel militar solía visitarla muy a menudo, pero no conseguía averiguar más de lo que ya sabía.

Hasta que una de las tardes algo cambió. El militar le dijo a Adriana que tenía que irse con él. – ¿Para qué tengo que ir yo allí?

-Porque vamos a probar una cosa y te necesitamos, a ti y a tu hijo. –contestó él.

Ella se asustó, intentó proteger al pequeño, pero el militar la golpeó dejándola inconsciente. Kirian estuvo a punto de entrar a ayudarla, pero se contuvo, no podía llamar la atención sobre sus poderes.

Vio como aquel hombre cargaba con Adriana y con el pequeño Dani que pataleaba y lloraba al ver así a su madre. Cogió el móvil mientras los seguía con la mirada y llamó a su hermano. –Hermanito, creo que ya sé dónde pueden tener a la niña, voy a seguirlos.

-Puede ser peligroso, no vayas solo. –dijo Cristian.

-Tranquilo, si veo que algo va mal saldré de allí.

-Pero ¿cómo sabremos dónde estás? –preguntó con preocupación.

-Tengo un amigo que es policía. Hablad con Delia para que le llame. Él puede localizar mi teléfono esté donde esté. –explicó mientras caminaba para no perderlos de vista.

-Ten cuidado, por favor.

-Tranquilo. En cuanto averigüe más cosas te llamo. –dijo antes de colgar.

……………………….

Cuando Cristian colgó, todos le miraron expectantes e impacientes para que les contara las nuevas noticias. –Me ha dicho que los va a seguir.

-¿Y si le pasa algo? –preguntó Dennis.

-Me dijo que Delia tenía un amigo policía. Que hablemos con él. –comentó.

Estuvieron llamándola, ella se puso histérica cuando le dijeron lo que estaba haciendo su marido. Así que fue lo más deprisa que pudo a la casa. Mientras que llamó a su amigo Pedro para que les ayudase.

Se reunió con Pedro, muy cerca de la casa de Melinda, para así poder llegar los dos juntos. Delia nada más entrar abrazó a Melinda, intentaba estar tranquila para que su amiga no estuviera peor pero le resultaba imposible.

-Es por mi culpa… -susurró Melinda.

-Claro que no. La culpa es suya por ser un impulsivo. –contestó Delia enfadada con su marido.

-Tenía que haberlos seguido yo y no él. –dijo.

-Mi amor. –interrumpió Cristian. –Kirian puede teletransportarse, y tu poder no es que fuera demasiado efectivo para escapar si te vieras en peligro.

-Pero todo esto sigue siendo culpa mía, por confiar en Adriana. –respondió.

-Ya hablamos de eso hace tiempo. –dijo su marido. –Así que no quiero verte mal. ¿Vale? –añadió besando a su mujer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 rosas :

Miriam dijo...

Esto se pone interesante...
A ver si la encuentran.

la_ninia_eli dijo...

me encanta!!
esperemos k no pase nada mas :S

B€!t@ dijo...

esta muy interesante!!!!! voy a por el siguienteee!!! besoteeees!!!! y... espero k la encuentren... bss

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.