Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 25 de octubre de 2010

Corazón dividido capitulo 15

15º-El accidente de Kirian

Kirian habló con Melinda, intentó que fuera con la mayor de las sutilezas, que necesitaba algo más de tiempo en soledad. Ella lo comprendió, con lo que él se sorprendió bastante.

Incluso le mandó un mensaje a Cristian. “Me ha dicho que no la importa y que no pasa nada”. Después de mandar el mensaje a Cristian, se relajó viendo la tele con Melinda.

Al cabo de un rato, recibió un mensaje que era de Cristian. “¿Ves? Te lo había dicho. Me alegro mucho”. Melinda se sorprendió de ver a Kirian sonriendo por un mensaje.

– ¿De qué te ríes?

-Nada, Cristian que me escribió un mensaje. –dijo.

-¿Os mandáis mensajitos? Eso es nuevo.

-Ya, bueno… no es tan mal tipo después de todo. –comentó.

-Me alegro, es estupendo que os llevéis bien.

-Nos llevamos, que no es poco. –dijo en tono divertido.

-Poco a poco. Además ya se sabe que “el roce hace el cariño”.

Fue una tarde amena, Kirian pasaría menos tiempo con ella para así poder disfrutar de su soledad. Aunque quiso dejar muy claro, que no significaba que la quisiese menos, sino que necesitaba disfrutar de su espacio personal.

Los dos meses siguientes fueron bastante tranquilos, Melinda ya se había dado la baja en su trabajo, pues cada día estaba más cansada. Una tarde que estaba Cristian con ella, aprovechó para darse un baño relajante.

-¿Me ayudas a entrar en la bañera? –preguntó. –Estoy demasiado torpe. –dijo sacando la lengua.

-Es normal, ya queda muy poco para que el pequeñín salga. –comentó acariciando su barriguita.

Ella estaba solo con la toalla, Cristian la ayudó a entrar en la bañera y después la esperó en el comedor. Melinda se relajó en el agua tibia, realmente lo necesitaba. Además cada vez estaba más nerviosa por ver al bebé.

Tenía muchas ganas de saber quién sería el padre, pero también temía saberlo. Pues, tal vez, las cosas cambiarían entre ellos tres. Ella deseaba que nada fuera a ser diferente, pero algo en su interior estaba avisándola.

Al terminar se levantó y se puso la toalla, llamó a Cristian para que la ayudara a salir de la bañera. Él la cogió en brazos y la sentó en la taza para que pudiera secarse a gusto.

Mientras él se puso a ver la tele. Melinda empezó a secarse y a ponerse la ropa con cuidado. Pero no se percató de que había algo de agua en el suelo y resbaló, el golpe que sonó, fue bastante fuerte.

Cristian al escuchar semejante golpe, fue corriendo hasta el cuarto de baño y abrió la puerta.

– ¿Qué te ha...? –no terminó de preguntar.

Ella no pudo responder nada, mientras que se frotaba por la espalda con la mano. Él al verla en el suelo se puso de los nervios. Se acercó a ella y la cogió en volandas.

–Nos vamos al hospital.

-Pero si estoy bien. Ha sido una caída tonta. –intentó explicarse aunque siseaba de dolor en la espalda.

-De eso nada. Nos vamos, no sea que le haya pasado algo al bebé o a ti. –dijo seriamente y sin hacerla caso.

Así mismo con la toalla que llevaba encima la llevó hasta el coche tapándola con una manta para evitar que se enfriara. Corrió con el coche todo lo que pudo para llegar cuanto antes.

Al llegar allí pidió ayuda y se llevaron a Melinda para examinarla. Mientras se sentó en las sillas de la sala de espera. Cogió el móvil y marcó a Kirian.

–Hola, ¿qué tal la tarde?

-Mal, estamos en el hospital. –contestó Cristian intentando estar calmado.

-¿En el hospital? –preguntó histérico. – ¿Qué ha pasado?

-Melinda se escurrió en el baño, después de ducharse. Se la llevaron para examinarla, ven en cuanto puedas. –explicó.

-En quince minutos estoy allí. –dijo antes de colgar.

Kirian se había puesto muy nervioso cuando había hablado con Cristian. Melinda estaba en el hospital y no sabía lo grave que podía llegar a estar. Cogió el coche y salió lo más deprisa que pudo.

Estaba tan nervioso por lo que les hubiera podido pasar, que no se fijó que en la carretera había un obstáculo, cuando el coche pasó por encima perdió el equilibrio, Kirian pegó un volantazo que lo sacó de la carretera.

El coche empezó a dar varias vueltas de campana, mientras Kirian se golpeaba con la carrocería del vehículo. Hasta que finalmente, el coche se detuvo al chocar contra un árbol. Varios coches que habían visto el accidente, pararon para socorrer a Kirian. Estaba inconsciente y le costaba respirar.

………………….

Cristian estuvo esperando hasta que por fin salió el padre de Kirian. Se acercó a Dennis bastante alterado. – ¿Cómo está?

-Ha sido un golpe bastante fuerte, le saldrá un moratón, pero es algo sin importancia. –contestó.

-¿Y el bebé?

-Está perfectamente. Debe darse una pomada para que se disuelva antes el moratón. –explicó amablemente.

-Gracias, de verdad.

-No hay de qué. Pero ¿mi hijo no está contigo? –preguntó extrañado.

-Le he llamado para que viniera pero ya hace más de cuarenta minutos de eso. Y el caso es que me dijo que tardaría quince minutos. –dijo pensativo.

-Le llamaré para ver si le falta mucho para llegar. Igual está en un atasco. –respondió Dennis.

-¿Puedo pasar a ver a Melinda?

-Claro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

la_ninia_eli dijo...

ostia pobre kirian aora k se llebaban bien todos joder....
como dice melinda el roce ace el cariño pero cuando nazca el bebe nose yo....
espero k todo salga bien
y espero el sigueinte ya :S
sige asi wapa

B€!t@ dijo...

Jooo pobre kirian!!!!! Espero que se cure!! Voy a por el siguiente!!! Bss

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.