Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 11 de octubre de 2010

Corazón dividido capitulo 1

1º- Sentimientos confusos

Quedo algunas veces con Kirian, con el que ya se había besado en alguna ocasión. Pero también salió con Cristian. Intentaba decidir de cuál estaba enamorada para tomar una decisión.

Pero según los conocía más y quedaba más veces con cada uno, le atraían más. Ambos tenían cosas buenas, cosas que hacían que se sintiera atraída por los dos. Su hermana Adriana estaba preocupada porque la veía angustiada a todas horas.

-Hermanita ¿pero qué es lo que te pasa? –preguntó.

-Pues que me gustan los dos, y cada vez me gustan más. –contestó.

-Pero tendrás que decidirte por uno de los dos.

-Es que no puedo. –dijo. –Cada uno me gusta por unas cosas.

-A veces puede pasar. Pero tienes que mirar con cual de los dos querrías pasar el resto de tu vida.

-Es que no sé, porque con los dos estoy genial.

-Pues… a ver. Piensa en esto. –dijo. –Si estuvieran condenados a muerte y pudieras salvar a uno, ¿A cuál salvarías?

Melinda intentó pensarlo, verse en esa situación para poder elegir. – No puedo… no podría perder a ninguno de los dos. –contestó al fin. –Creo que… estoy enamorada de los dos.

-¿Cómo vas a estar enamorada de los dos?

-Sí, eso creo. –dijo. –Yo… los quiero mucho, a cada uno por sus cosas. No podría estar sin ellos.

-Ya pero ¿Acaso crees que puedes hacer eso? –preguntó. -¿Engañarías a Kirian y Cristian, saliendo con ambos a la vez?

-No, yo tampoco quiero engañarles. Además sería insufrible, y tendría que estar todo el día a base de mentiras.

-Te das cuenta entonces, de que tienes que elegir.

-Pero yo no quiero elegir. –respondió nerviosa.

-Hermanita, tendrás que hacerlo. –dijo. –Y cuanto antes mejor, para que el que no sea elegido no lo pase tan mal.

Ella sabía que su hermana tenía razón. Cuanto más tiempo pasase dando esperanzas a los dos sería peor. Ella no quería que ninguno de los dos sufriera, pero el que no fuera elegido sufriría y mucho.

Intentó aclararse, hacer una lista con cosas por las que elegir a uno o al otro. Salió un par de veces a los mismos lugares con cada uno para ver con quien había más conexión.

Pero eso solo la hacía darse cuenta de lo enamorada que estaba de los dos. No podía elegir, porque sus sentimientos hacia cada uno eran puros y sinceros. Estaba enamorada sinceramente de los dos, por razones distintas.

Solo de imaginarse estar sin ellos, el corazón latía con dolor. Le demostraba que los necesitaba a los dos en su vida, pero lo complicado sería que ellos aceptasen sus sentimientos y los respetasen.

Un día quedó con Cristian, quería ver hasta qué punto estaba enamorada de cada uno. Si los sentimientos por uno eran más fuertes que por el otro. De esa forma elegiría aunque le costase mucho.

Estuvieron en el cine, y después subieron a casa de Melinda. Habían comenzado a besarse en la puerta y entraron con urgencia a la habitación. Se deshicieron pronto de la ropa, quedándose en ropa interior.

Se tumbaron en la cama, y Melinda sintió vergüenza, pues ellos no habían llegado tan lejos en ninguna de sus citas. Estaba nerviosa porque tal vez ese paso la ayudaría en su decisión y tenía que tener las cosas claras.

-¿Te ocurre algo? –preguntó al verla nerviosa.

-Bueno es que… me da algo de vergüenza… -confesó ruborizándose.

-No tienes por qué tenerla. –dijo acariciando su rostro. –Solo haremos lo que quieras que hagamos.

Volvió a besar a Cristian con lujuria mientras se deshicieron de la ropa interior para que sus cuerpos estuvieran lo más pegados posible. Las caricias y besos se incrementaron.

Cristian bajaba por el cuello, se detuvo en sus pechos. Disfrutaba del cuerpo de Melinda, se deleitaba con cada centímetro de su hermoso cuerpo. Ella estaba con los ojos cerrados, sonriendo y disfrutando del tacto de sus dedos.

Ella quería darle placer. Así que bajó con su mano hasta el miembro de Cristian para acariciarlo. Él al sentir el tacto, puso los ojos en blanco y besó con urgencia a Melinda.

No aguantaron mucho, él se colocó el preservativo para poder penetrarla. Comenzando un baile lento, apasionado, que fue aumentando de ritmo poco a poco. Mientras los besos y caricias no cesaron.

Fue una noche llena de lujuria, desenfreno y placer que llevó a ambos al clímax. Haciendo que sus sentimientos salieran a flote. Durmieron abrazados y sonriendo. Melinda se daba cuenta de que de no haber estado enamorada de Cristian no habría llegado tan lejos.

Se dio cuenta de que tendría que quedar de nuevo con Kirian, para ver si con él, llegaba tan lejos, o sus sentimientos no eran tan profundos. Si eso ocurría, tendría claro lo que debía hacer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

la_ninia_eli dijo...

me da k llegara igual de lejos,
pork el amor tiene k ser tan dificil???
pobrecita espero k de algun forma pueda o estar con los dos(k no seria muy normal) o elejir a uno :S
sige asi wapa y suerte con lo de las editoriales

María M. dijo...

Buen capitulo, a la pobre Melinda
se le ve que de verdad le cuesta decidirse
por uno de los dos xDD
Aver si se aclara pronto :)
Un beso !

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.