Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

domingo, 28 de noviembre de 2010

Juegos del destino capitulo 13

13º- Rabia y furia

-¿Sabes ya algo? –preguntó Cristian muy nervioso.

-Me avisaron por el busca de un caso de una paliza. Acudí y cuando la vi que me quedé blanco… -explicó.

-¿Cómo está? ¡Quiero pasar a verla! –pidió.

-Pues… La verdad es que se ensañaron con ella… -dijo.

-¿La violaron? –preguntó.

-No, no hay indicios de desgarros en la zona. Pero desde luego la paliza ha sido tremenda. –contestó.

-¿Y el bebé? –preguntó.

-Pues… -no sabía cómo darle la noticia. –Verás… Ella… ha perdido al bebé. –contestó apenado.

-¿Qué? –preguntó mientras se le quebraba la voz.

-Lo siento. –dijo poniéndole una mano en el hombro para intentar reconfortarle.

-¿Ella lo sabe? –preguntó sin poder contener las lágrimas por el dolor ante semejante pérdida.

-Está sedada. La paliza ha sido tan fuerte que tiene moratones en casi todas las partes de su cuerpo. –explicó. –Estará sedada unos días para evitarle dolores.

-¿Y que pasará con el bebé? –preguntó.

-Vamos a realizar una cesárea para extraerlo. –dijo. –Hermanito, sé lo mucho que querías a ese bebé, a pesar de que no era tuyo.

-Era como si fuera mío… -suspiró.

-Hermanito, tranquilo. –dijo Adriana abrazándole. –Verás como cuando se reponga, podréis tener uno de los dos.

-¿Cómo le digo que ha perdido al bebé? –preguntó con desesperación en la voz.

-¿Quieres que hable yo con ella? –preguntó Kirian.

-No, tengo que hacerlo yo. –contestó.

-Como quieras. –respondió Kirian. –Puedes pasar a verla si quieres.

Cristian fue hasta la habitación donde Kirian le dijo que la habían llevado. Entró con cautela y sin hacer ruido. Melinda estaba en la cama rodeada de bolsas de medicación, suero y varios cables.

Estaba con muy mal aspecto, moratones por todas partes y varias heridas. Al observar la barriguita no pudo evitar acercar la mano. La puso encima con mucho cuidado, dejándola ahí durante unos minutos.

Se acercó al rostro de Melinda y lo acarició suavemente con la yema de los dedos.

-¿Qué te hicieron? –preguntó en voz alta. –Preciosa, no voy a parar hasta vengarme de Javier por lo que te hizo… -juró muy serio. –Y lo del bebé… Tendremos más, muchos más. Seremos una familia, pero para eso tienes que reponerte…

Tras una media hora, Kirian y Adriana entraron acompañados de Dennis. Los tres vieron a Cristian totalmente destrozado. No sabían ni lo que decirle para poder consolarle un poco.

-Pondremos una denuncia. –dijo Dennis abrazando a su hijo.

-Voy a ir a buscarle. Cuando le encuentre ¡voy a matarle! –gritó furioso.

-Hijo, así no solucionas nada. –contestó Dennis tratando de dialogar con él.

-Claro que si. –dijo. –Así ese cabrón se acordará de mí. Le haré pagar cada golpe que le dio y que le causó la pérdida del bebé. Jamás volverá a acercarse a nadie para poder dañarle.

-Hermanito, por favor. Piensa un poco las cosas. –pidió Kirian.

-¿Qué se supone que tengo que pensar? –preguntó Cristian realmente ofuscado.

-Piensa en que si haces eso, irás a la cárcel. Entonces no podrás estar con Melinda nunca más. –contestó Dennis.

Eso le dejó paralizado. Se giró para mirar a Melinda y se puso a su lado cogiendo su mano.

-¿Podéis dejarme a solas con ella? –pidió más tranquilo.

-Si necesitas algo estaremos fuera. –dijo su padre.

-Si ves que experimenta algún cambio, dímelo. –añadió Kirian.

-Hermanito yo… -dijo Adriana agachando la cabeza. –Siento que ocurriera esto por mi culpa…

-No fue tu culpa. –contestó Cristian.

-Sí, porque yo no debí dejarla sola. –respondió llorando.

-Todos los días hacías eso, y ningún día pasó nada. –contestó Cristian.

-Precisamente ahí está la importancia. –añadió Dennis.

-¿La importancia de qué, papá? –preguntó Kirian sin comprender nada.

-Tal vez si Javier la encontró, la estuvo observando. –dijo. –Y puede que por eso la atacara en ese momento…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 rosas :

Eli :D dijo...

nena capitulazo y espero k cristian no vaya a la carcel pero si k le mate pork javier es un hijo de puta y madre mia veras melinda cuando se entere delo del bebe uff k rabia me da.... sigue asi besos

María del Mar dijo...

No está mal... Sabía ue perdería al bebé, al principio me hice un lío porque no aparecía el nombre de Kirian y me pregunté ¿con quién habla cristian?

Chica de los Jazmines dijo...

madre mia!pedazo de capitulo!!me encanta!!estoy deseando leer el siguiente!!un besazo!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.