Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

lunes, 29 de noviembre de 2010

Juegos del destino capitulo 14

14º- Tristeza

-Pero yo ya le había visto la cara. Le hubiera reconocido. –contestó Cristian.

-Quizás se escondía bien, o se camuflaba. Eso no podemos saberlo. –dijo Dennis. –Ahora lo importante no es eso, si no la salud de Melinda.

-Hermanito, ¿Cuándo harás lo del bebé? –preguntó Cristian.

-Mañana, que todavía estará sedada. –contestó. –Después le quitaremos la sedación y será el momento de decírselo.

-¿Crees que se repondrá? –preguntó Cristian totalmente destrozado.

-De los golpes sí, es cuestión de días, y además le daremos una crema para que se disuelvan antes. –explicó. –De lo del bebé… Va a necesitar muchísimo apoyo. Esto no será fácil para ella.

-¿Y qué tengo que hacer? –preguntó con la voz quebrada.

-Los primeros días serán los peores. Lo mejor es que no esté sola. –contestó Kirian. –Además sabiendo que ya la encontró Javier, quizás… Debíamos pedir protección policial.

-Estoy de acuerdo. –dijo Dennis.

-¿No lo veis exagerado? –preguntó Adriana.

-Hija, es lo mejor para Melinda. –contestó su padre abrazándola. –Además así Melinda estará a salvo y tú también. Pues temo que puedan hacerte algo a ti también.

-Papá, no me asustes… -dijo ella, temblando solo de pensarlo.

-Debes asustarte. –contestó Kirian. –Puede que al haber visto a Javier, ahora tú también estés en peligro.

Eso hizo que Adriana se alterara mucho y se abrazara a su padre con fuerza y temblando de miedo.

-Hijo, no le digas esas cosas. –Dennis le regañó.

-Me pediré una excedencia en el parque de bomberos. –dijo Cristian interrumpiendo la conversación. –Por nada del mundo voy a dejarla sola. Además así estaré también con Adriana.

-No sé si debes… -comentó su padre.

-Claro que debo. Ella me necesita y no voy a dejarla sola. –contestó con firmeza. –No permitiré que sienta miedo ni tristeza.

-Está bien, pero en cuanto vemos que se recupera, volverás al trabajo. –dijo Dennis dando una palmadita en el hombro a su hijo.

-Bueno, es mejor que Melinda descanse. –comentó Kirian. –Mañana será un día largo y difícil.

-Esperadme fuera, quiero despedirme. –dijo Cristian poniéndose al lado de Melinda y cogiendo su mano.

Los tres salieron de la habitación, dejándolos a solas. Melinda seguía quieta, tan solo se movía su pecho, subía y bajaba con cada respiración. Cristian se colocó a su lado, mirándola con devoción.

-Preciosa, desde el día que te conocí mi vida cambió. Tú… Haces que sonría cada mañana al despertar a tu lado. Eres todo lo que necesito en mi vida. –dijo con emoción. –Tú sabes que yo quería a ese bebé como si fuera mío, y que de haber seguido con vida, le hubiera tratado como si fuera mi hijo. –cada vez le resultaba más complicado contener las lágrimas. –Te prometo que seremos una familia feliz. Que te haré inmensamente feliz, y que cada día te demostraré todo el amor que siento por ti. Te quiero…

Después de decir eso, la besó con cuidado en los labios y después se secó las lágrimas que ya habían empezado a caer. Cuando se recompuso un poco, salió de la habitación.

Se abrazó a su hermano, pues estaba siendo un momento muy complicado y difícil para él. No pudo controlar las lágrimas que volvieron a caer por su rostro, pues el dolor que sentía en su pecho le oprimía casi hasta dejarle sin aire.

-Vamos a casa. –dijo Dennis.

-Me gustaría quedarme en el hospital. –añadió Cristian secándose las lágrimas.

-Hermanito, es mejor que no. Debes descansar. Además ella estará bien. –dijo Kirian dando una palmadita en el hombro a su hermano.

-Pero… -intentó replicar Cristian.

-Hijo, por favor. Sé razonable. –pidió su padre.

-Está bien… -suspiró haciéndoles caso.

Se marcharon los cuatro a casa. Había sido un larguísimo día. A Cristian le había parecido el más largo de su vida. Como si las horas pesasen como años, como si cada minuto sin ver a Melinda sana y salva, se multiplicase cien veces para convertirse en una dolorosa tortura.

Cristian accedió a irse a casa, pero no pegó ojo en toda la noche. Su querida Melinda perdería a su bebé definitivamente, un bebé que ya consideraba como su propio hijo.
Estuvo toda la noche despierto, y lo poco que durmió fue para soñar con Melinda. Soñaba que volvía a estar recuperada, sana y con un nuevo bebé en su interior. Esa imagen era tan conmovedora que no pudo evitar llorar en sueños. Un llanto que traspasó la barrera del sueño.

En torno a las seis de la mañana le resultó imposible volver a conciliar el sueño. Se recostó en la cama, miraba al techo sin pensar en nada más que en Melinda. Suspiró profundamente.

Como estaba estresándose demasiado decidió levantarse. Al menos si se distraía, no le resultaría tan difícil enfrentarse a ese día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

Eli :D dijo...

dios tia me as exo llorar :(
me encanta el capitulo es precioso...
espero el sigiente impaciente
besos

B€!t@ dijo...

Mi niña, me encanta!!! Ya quiero ler el siguiente!!!! Vi que me sigues en la historia Coincidencia Condenada!! Esperi que si la lees te guste y sepa tu opinion!!!! Un besito guapa y ya m tienes intrigada hasta el siguiente!!!

María del Mar dijo...

Este sí, este me gusta, el momento Cristian declarándose es precioso... A mí que me da que Adriana no saldrá bien parada

Cristina dijo...

ooohh precioso capitulo mariaa me ha encantado pero es muy triste y aiiisss cristian es mas kukii ^^

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.