Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

viernes, 19 de noviembre de 2010

Juegos del destino capítulo 4

4º- La brutalidad de Javier

Cuando Javier llegó a casa, después de estar con sus amigos tomando unas cervezas, estaba bastante borracho.

–Ya estoy, espero que tengas lista la cena porque tengo mucha hambre. –dijo malhumorado.

Pero no obtuvo respuesta, buscó a Melinda por toda la casa pero no estaba. Hasta que encontró la nota encima de la mesa del comedor. Eso le enfureció. ¿Se había marchado? Ella no podía dejarle sin su permiso. La quería para él, nadie que no fuera él la tocaría.

Salió a la calle, intentando encontrarla, pues no podía haber ido muy lejos estando embarazada. Pero no logró dar con ella, así que regresó a casa. Releyó la nota, lo que hizo que se enfureciera más aún.

–Maldita zorra… ¡Te encontraré! –dijo en voz alta.

………………………

Melinda estuvo bastante inquieta toda la noche, pero no quiso llamar a Cristian. Ya se estaba tomando demasiadas molestias por ella y no quería seguir molestando. Se levantó y fue a la habitación de Cristian, llamó a la puerta pero no obtuvo respuesta así que la abrió.

Allí estaba, Cristian, tan guapísimo y perfecto, estaba tan solo con el pantalón, hurgaba en uno de los cajones en busca de una camiseta. Ella al verle así se sonrojó. –Perdón, no quería molestar.

Se puso nerviosa ante la situación. Hizo el amago de cerrar la puerta, pero él se lo impidió.

–Tranquila, no pasa nada. Es que no sé que camiseta ponerme.

-No pretendía irrumpir así en tu habitación. –se disculpó avergonzada agachando la cabeza.

El levantó su mentón para que se miraran. Con lo que a Melinda le pareció estar en el paraíso.

–Que no pasa nada, puedes estar tranquila. –contestó suavemente. –Ya que estás aquí, elije una camiseta y me la pondré.

Ella se acercó tímidamente hasta el cajón y observó todas las camisetas que tenía.

–Pues… está azul es muy bonita.

-Es una de mis favoritas. –contestó alegremente. –Pues me la pondré.
-No es necesario que me hagas caso.

-Pero yo quiero hacerte caso.

Se quedaron en silencio, mirándose. Todo su alrededor pareció desaparecer, como si solo existieran ellos y el resto del mundo fuera humo a su alrededor. Melinda sentía que su corazón iba a mil por hora, como si fuera a salirse de su pecho.

…………………..

Los días siguientes fueron bastante tranquilos. Melinda se sentía muy arropada por todos en la casa. Su acercamiento con Cristian era cada vez más evidente, aunque no habían llegado demasiado lejos.

Pero pasadas unos cuantos días más, Dennis estaba bastante preocupado, lo que inquietó a todos.

–Papá, ¿qué te pasa?

-Estoy preocupado, porque últimamente no hacen más que decir en las noticias que hay varias violaciones y asesinatos de chicas. Y tengo miedo de Adriana y Melinda. –dijo mirándolas.

-Bueno, mientras que no salgan solas, no pasa nada. –comentó Kirian.

Eso, no tranquilizó demasiado a Dennis, pero sabía que su hijo tenía razón. Intentarían que las dos chicas no se quedaran solas, y que sobre todo, no fueran solas por la calle. Siempre intentaban llevarlas y recogerlas del trabajo. Si salían era acompañadas, sobre todo porque la más indefensa era Melinda al estar embarazada.

……………………….

Javier se había vuelto loco, llevaba varios días intentando buscarla por el barrio para ver dónde se ocultaba, pero no lograba dar con ella.

Una noche, vio a lo lejos a una chica, estaba embarazada y estaba convencido de que era Melinda. La acorraló contra la pared de un callejón.

– ¡Maldita zorra! ¿Cómo se te ocurrió dejarme? ¡A mi nadie me deja!

-No me haga nada… -pidió.

Pero cuando se fijó bien, se percató de que no era Melinda. Se parecía muchísimo pero no era ella. En ese momento, le dio igual. Empezó a besarla y acariciarla, la violó para sentirse mejor, como si así pudiera poseer de nuevo a Melinda. Después la asfixió.

Dejó el cuerpo tirado en el callejón, como si fuera basura. Ya no le servía para nada. Se sintió realmente bien, poderoso, y esa sensación le encantó. Pero debía encontrar a Melinda para hacérselo a ella, en lugar de una desconocida con bastante parecido.

…………….

Los días pasaban y las noticias de más chicas asesinadas no paraban de salir en los noticiarios. Y eso tenía muy intranquilo a Dennis

-Las cosas van a peor con ese asesino. –dijo.

Por la noche, encendió la televisión para que todos lo vieran. En ese momento, estaban salieron varias fotografías de las chicas asesinadas. Melinda se puso blanca al ver las fotos, todas las chicas tenían un gran parecido con ella. Además de que habían dicho que estaban embarazadas.

Cristian al ver la cara que había puesto Melinda se angustió mucho, pensando que podía pasarle algo.

– ¿Te encuentras mal? ¿Es del embarazo?

–Esas chicas… se parecen mucho a mí… y estaban embarazadas… -dijo señalando la televisión con el dedo.

-Tranquila, no dejaremos que os pase nada.

-El que está haciendo eso… es Javier. Estoy convencida. –contestó asustada. Empezó a temblar por el miedo, y no pudo controlar que por sus ojos se desbordaran miles de lágrimas.

-No puedes estar segura de eso, no te preocupes. –contestó abrazándola.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

Chica de los Jazmines dijo...

espectacular como siempre!!estoy deseando leer el siguientee!!=D un besito!!

Eli :D dijo...

pero sera hijko de putaaaa!!!!
dios esk yo le mataba a el por cabron
espero k no la pase nada
nena espero el siguente enserio k me encanta la historia es preciosa :)
besos

María del Mar dijo...

¡Por fín! ¡Salió Javier! ¡Joooodeeeerrr! me gusta tu idea, un asesino, jejejeje... No está mal, continúa, por favor

B€!t@ dijo...

Por dios santooo!!! Asesino? Jooooder!!!!! jajaja, está super interesaante!! No enserio, tengo un problema, llevo toda la tarde leyendo y con la boca ab ierta y sin pestañear!! Hoy a todo el mundo ha decidido, como siempre, a hacer los capitulos demasiado interesantes, jajajaja!!!! Me puse al dia, asique ahora voy a por el capitulo 5!! Sigue asi wapisima!!! Cuando quieras, pasate tambien por mis historias!!! Asique espero k te guste alguna!!! Un besote wapa!!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.