Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




sábado, 20 de noviembre de 2010

Juegos del destino capitulo 5

5º-Miedos

Los demás se quedaron mirando las fotografías que enseñaban en las noticias, y realmente las víctimas se parecían muchísimo a Melinda. Además el hecho de que estuvieran todas embarazadas era demasiada casualidad.

-Yo creo que Melinda tiene razón. –dijo Dennis.

-Papá, no digas eso, que la vas a asustar más. –contestó Cristian.

-Hermanito, es que son clavaditas, y también estaban embarazadas. –respondió su hermano.

-¿Y qué hacemos? –preguntó Cristian muy angustiado.

-Creo que lo mejor seria ir a la policía y contar lo que sabemos. –dijo Dennis

-¿Y si me encuentra Javier? Querrá matarme. –Melinda estaba cada vez más nerviosa y le costaba respirar.

Adriana se dio cuenta del estado tan alterado de Melinda y que eso no era nada bueno para su embarazo.

– ¿Os queréis callar ya? ¿No veis que la estáis poniendo histérica? –Se levantó y la ayudó a levantarse del sofá. –Me la llevo a su habitación a que descanse.

Ellos se quedaron callados, mientras Adriana acompañó a Melinda a la habitación y a ayudó a sentarse en la cama.

– ¿Quieres que te prepare algo para calmarte un poco?

-¿Crees que me encontrará y me hará lo mismo que a esas chicas? –preguntó aterrada y con los ojos desbordados de lágrimas.

-Tranquila, aquí estás segura. –dijo con una sonrisa. –Además mi hermano jamás dejaría que te ocurriera nada, está totalmente enamorado de ti.

-Bueno… no sé… -confesó sonrojada.

-Te lo digo yo, que le conozco. –contestó. –Además ya he visto que realmente eres encantadora. Mi hermano se ha enamorado de la persona indicada.

-Gracias de verdad. Yo hace tiempo que no tengo amigas, porque estaba todo el día con Javier. He desperdiciado mi vida y encima este niño crecerá sin padre. –contestó apenada rozando su barriguita.

-Eso no es cierto. –interrumpió Cristian entrando en la habitación. –Yo me ocuparía del bebé… si tú me dejas, claro…

-Bueno, os dejo a solas. –dijo Adriana saliendo de la habitación.
Cristian se sentó al lado de Melinda, ella se acariciaba la barriguita porque estaba muy nerviosa y eso la calmaba.

–Te lo vuelvo a decir. Yo… cuidaría del bebé, si tú me dejas.

-Pero… no sé, no es tu deber ocuparte de mi bebé.

-Ese bebé puede tener un padre.

-No quiero cargarte con responsabilidades que no te corresponden. No merezco que te portes tan bien conmigo. –dijo apenada.

-Eres maravillosa, estupenda, la más hermosa y adorable del mundo. Mereces eso y mucho más. –dijo con dulzura acariciando su rostro. –Yo sé que quieres ir despacio, y voy a respetarlo, pero no voy a negarte que estoy totalmente enamorado de ti.

-Eso es precioso… -dijo ruborizándose. –Y tú sabes que yo por ti siento algo muy fuerte, pero… me da algo de miedo volver a equivocarme.

-Eso lo entiendo. Pero no quiero que dejes de ser feliz solo por miedo.

Ella se acercó a Cristian y le besó muy lentamente, para después separarse unos centímetros, totalmente ruborizada.

–Me ha sabido como el mejor de los manjares. –dijo Cristian.

-Yo sé que contigo puedo ser feliz, porque eres un chico maravilloso. –contestó mirándolo. –Pero tarde o temprano Javier me encontrará…

-No permitiré que se acerque a ti.

-A mi lo que me da más miedo es que dañe a mi bebé.

-No debes preocuparte. En esta casa estás a salvo. –dijo muy seguro. –De verdad que no tienes nada que temer.

Melinda se abrazó a él, mientras Cristian disfrutaba de poder tenerla entre sus brazos.

–Me haces sentir muy segura y a salvo. –susurró mirándole.

Ella se sentía tan bien estando junto a Cristian, que sabía que tenía razón y que no le pasaría nada malo a su lado. Al mirar esos ojos tan azules, supo que lo que sentía por él, era más fuerte de lo que había querido reconocer.

Acercó su rostro al de Cristian y empezó a besarle. Al principio, el beso era lento y tranquilo… Pero poco a poco empezó a ser más urgente. Él la seguía encantado, aunque estaba bastante desconcertado.

Ella le quitó la camiseta, y pudo admirar su torso perfecto, lo que hizo que casi se le olvidara respirar. Cristian estaba dejándose llevar que no pensaba con claridad. Notar las suaves manos de Melinda por su abdomen le estaba nublando el juicio.

Se tumbaron en la cama uno junto al otro y los besos y caricias continuaron. Melinda cogió la mano de Cristian y la dirigió hasta su intimidad para que él la acariciara.

Al principio se dejó llevar por lo que estaba sintiendo, pero pronto intentó recuperar el autocontrol.

–No, espera…

-¿Qué ocurre? ¿Acaso no quieres estar conmigo? -Preguntó volviéndole a besar.

-No es eso… es que… no quiero que te arrepientas de lo que hagamos. –Dijo con la respiración agitada.

-No me arrepentiré, porque es lo que quiero. –susurró para luego volver a besarle.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 rosas :

Eli :D dijo...

ooooh k bonitooooo
me encatan espero k pase lo k pase este bien ella
sige asi kiero el sigiente ya joooo
besos wapa

María del Mar dijo...

Vamos a ver, este capítulo sí que me ha gustado. Ver a Melinda aterrada de miedo, confusa por lo que puede sentir por Cristian... A Cristian protegiéndola. Sí, sin duda, este es el mejor capítulo.

Chica de los Jazmines dijo...

:O me encantaaa!!que bonito que Cristian la protegaa,me encanta,me encanta =P un besazoo

B€!t@ dijo...

Dios mio, me encantooo!!! Esa forma de protegerla me encata y luego een como se iba a entregar... Me encanta!!!! Quiero ya el siguiente!!!!! Super interesante, y encima lo acortas ahi, Jum!!!! Jo!!! xDDDD Un besote wapa!! Muaks!!

Cristina dijo...

diooooosss me encantaa mariaaa!!! es increible uufff cristiaaan omggggg (baba) le adoroo dioooss esk me enamora asta a mi xDDD sigue asi guapa espero pronto el siguiente =)

Annie dijo...

Me encanta!..Cristian es tan hermosoo!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.