Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Juegos del destino capitulo 9

9º- Un ataque

Ella comenzó a temblar de miedo, se sujetó a la espalda de Cristian. Intentaba hacerse la fuerte, pero tenerle delante y con lo que estaba diciendo, le resultaba imposible estar tranquila.

Sin previo aviso, Javier se abalanzó sobre Cristian para atacarle. Intentó darle un puñetazo que, por fortuna, Cristian logró esquivar con gran agilidad. Se enzarzaron en una pelea mientras Melinda les observaba paralizada.

-¡Para, Javier, por favor! –pidió Melinda con desesperación.

Pero ellos no le hacían caso, seguían peleando. Javier sacó una navaja del bolsillo para amenazar a Cristian. Él se defendía como podía de los intentos de apuñalamiento de Javier.

Cristian logró arrebatarle la navaja, aunque Javier seguía forcejeando para intentar atacar a Cristian. Consiguió doblarle el brazo y le apuñaló en la pierna. Cristian gritó de dolor y se retorció, mientras que Javier reía de júbilo.

-¡Cristian! –gritó Melinda de golpe.

-Ahora ya te tengo para mi… -dijo Javier levantándose y acercándose a ella.

-No te acerques… -comentó Melinda protegiendo su barriguita.

-No voy a hacer nada que no haya hecho antes… -contestó con una malévola sonrisa en su rostro.

Melinda fue echándose hacia atrás hasta que su espalda rozaba con la carrocería del coche. Eso la asustó más todavía, no tenía escapatoria y sabía lo que le haría Javier. Se puso a su lado y empezó a acariciarla el rostro.

-¡No me toques! –pidió muy alterada.

-Sabes que eres mía y de nadie más… -susurró tocándola el pecho contra su voluntad.

Aunque ella intentaba resistirse, no tenía escapatoria ante lo que le iba a hacer Javier. Pero cuando menos lo esperaba, Cristian se levantó y le atizó un puñetazo en la nuca que le noqueó.

Melinda estaba llorando desesperadamente por el miedo. Cristian se había levantado con mucho esfuerzo y dolor. Abrazó fuertemente a Melinda, mientras ella se ocultó entre sus brazos.

-Tenía mucho miedo… -dijo sollozando.

-Ya ha pasado, tranquila. –contestó besando sus cabellos.

-¿Estás bien? –preguntó mirando su pierna, que sangraba bastante. –Hay que llamar a una ambulancia.

-Tranquilízate. –contestó lo más calmado que pudo.

Cristian la ayudó a sentarse en el coche pues estaba demasiado nerviosa. Después llamó a una ambulancia y a la policía, ya que Javier seguía inconsciente en el suelo.

Pasado un rato, llegó la policía y la ambulancia. Detuvieron a Javier y lo metieron en el coche patrulla. Estuvieron atendiendo a Cristian, taponándole la herida. Pero él estaba más preocupado por el estado anímico de Melinda.

-Atiéndanla a ella, que está muy nerviosa y está embarazada. –dijo él.

-Estoy bien. –contestó Melinda intentando respirar tranquila.

-De todas formas los llevaremos a los dos al hospital para hacerles un reconocimiento, y para coserle la herida. –contestó el ATS.

Llegaron al hospital en muy poco rato, se llevaron a cada uno a un box diferente para examinarlos. Melinda estaba bastante alterada, su respiración estaba muy acelerada a causa del susto.

-Bueno, señorita Fernández. –dijo el médico.

-Llámeme Melinda. –contestó ella.

-De acuerdo, Melinda. He estado revisándola y se encuentra bien. Pero es cierto que, debe tener cuidado, nada de sobresaltos o el bebé podría correr peligro. –explicó intentando no alterar a Melinda. –Así que sería conveniente que se diera de baja y no trabajase para hacer el mayor reposo posible.

-Está bien… Todo sea por el bien del bebé. –dijo ella no demasiado convencida. – ¿Puedo ver a Cristian?

-Sí, ya terminaron de coserle. –contestó.

La llevaron hasta el box donde estaba Cristian. Le vio tumbado en la camilla y se acercó a él lo más aceleradamente que pudo. Él cuando observó que Melinda entraba en la sala, se incorporó.

-¿Cómo estás? –preguntó él nervioso.

-Bien, me dijeron que evite los sobresaltos y que ya me quede de baja. –dijo algo apesadumbrada.

-Yo cuidaré de ti. –contestó levantándose con lo que sintió un pinchazo en la pierna que le acababan de coser.

-Bueno, primero tendré que cuidar yo de ti. –contestó sonriendo tímidamente.

-Tenemos que ver si mi hermano tiene turno o no. Para que nos lleve a casa, si no le diremos que venga a buscarnos.

-Vale.

Llamó a su hermano, que ya había acabado su turno y estaba en casa. Cuando Cristian le dijo lo que había ocurrido, se alarmó mucho, pero fue a recogerlos enseguida. Quiso que le contaran todo, pero estaban cansados y era tarde.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

B€!t@ dijo...

Tía, está geniaaaaal!!!!!!! Me encantaaa!!!! Espero que no salga en mucho tiempo y sean ya felices para siempre!!! xDDDDD pronto el siguiente porfa!!!!!! está demasiado interesante!!!! Besotes guapa!!!

María del Mar dijo...

mmmmmmmmmm Me gusta, pero ¡qué pronto detuvieron a Javier!, me muero de ganas por saber cómo sigue

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.