Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

lunes, 13 de diciembre de 2010

Juegos del destino capítulo 25

25º- Encontronazo

Walter salió de la casa y Javier no paró de pensar en lo que le había dicho. ¿Realmente era Melinda? ¿Le había estado mintiendo? ¿Por qué no le había dicho que era ella?

Se fue a despejarse un poco y aclararse, aunque en el fondo sabía lo que tenía que hacer y lo haría. No sin antes entrar en una tienda a comprar algo que necesitaba, pues sabía lo que podría pasar…

…………………………………………………………………………………………….

Cristian trató de tranquilizar a Melinda, así que la propuso dar un paseo por el parque que había al lado de casa. A ella le entusiasmó la idea así que se fueron a pasear un rato y se sentaron en un banco del parque.

-¿Estás más tranquila? –preguntó Cristian acariciándola el hombro.

-Sí, ya estoy mejor. –dijo esbozando una pequeña sonrisa.

-Perdona pero es que me cuesta oír hablar de “este tipo”. –contestó tratando de no alterarse.

-Mira, yo sufrí mucho por su culpa, pero solo quiero pasar página, para que podamos ser felices de nuevo. –dijo ella.

Mientras que hablaban, alguien les estaba observando, escondido tras un árbol para no ser visto. Pero decidió acercarse a ellos.

-Vaya, vaya… así que decidiste volver… -dijo Walter con una amplia sonrisa.

Melinda se puso muy nerviosa y Cristian la acercó a su pecho para protegerla de aquel hombre.

-¿Quién eres? –preguntó Cristian con seriedad.

-Es el amigo de Javier. –susurró aterrada.

-Lárgate. –dijo Cristian autoritariamente.

-El que se va a largar aquí eres tú. –contestó sacándose una pistola de la espalda.

Eso los sobresaltó. Se levantaron de golpe y Cristian se puso delante de Melinda para protegerla. No podría defenderla ante un disparo pero haría todo lo que fuera por ella.

-Mira, no queremos problemas. –dijo Cristian tratando de no ponerse nervioso.

-Ya los tenéis. Ella es propiedad de Javier, o al menos lo era. El muy idiota quiere dejarte en paz… No sé por qué piensa eso… -contestó mirándolos.

-Porque ya no quiero ser una mala persona. –dijo la voz de Javier detrás de él.

-¿Mala persona? –preguntó Walter casi ofendiéndose. –Vamos… Tú y yo sabemos que te mueres por estar con ella. Y qué mejor forma que doblegarla para que haga todo lo que tú quieras…

Cristian al ver a Javier allí se puso nervioso, ambos eran los culpables de todo lo que les había ocurrido durante esas amargas semanas, la razón por la que Melinda perdiera aquel bebé.

-¿Qué haces aquí? –preguntó Cristian malhumorado. –Lárgate, no quiero ni que te acerques un centímetro a ella. –dijo mirando a Javier con furia.

-No puedo marcharme, tengo que hacer algo. –contestó.

Al decir eso, empezó a caminar hacia Cristian y Melinda. Eso hizo que Cristian se pusiera más nervioso y a la defensiva. Se abalanzó sobre Javier y empezaron a pelearse.

Lo que no tuvieron en cuenta es que al hacer eso, estaban dejando desprotegida a Melinda. Dejándola a merced de Walter, que aprovechó esa gran oportunidad que le acababan de dar.

Se colocó al lado de Melinda, apuntándola con la pistola. Javier y Cristian estaban tan ocupados peleándose que no se dieron cuenta de nada. Javier sacó una pistola y ambos empezaron a forcejear por hacerse con ella.

Melinda observaba aterrada a Walter que no paraba de mirarla con una amplia y malvada sonrisa.

-Ya que ellos están muy ocupados, haré que seas para mí… -susurró.

-No te acerques… -dijo mientras le temblaba la voz.

Walter sonrió una vez más y después le dio un bofetón a Melinda que la hizo caer al suelo. Esa caída fue la que hizo que Javier y Cristian reaccionaran. Se levantaron aceleradamente y miraron a Walter que apuntaba con el arma a Melinda, que continuaba en el suelo.

Cristian no se lo pensó dos veces, se lanzó hacia la espalda de Walter para tratar de alejarlo de su preciosa y amada novia. Javier se unió a la pelea, y los tres empezaron a pelearse de forma cruenta.

Melinda los observaba muerta de miedo, realmente temía por la vida de Cristian, pero incluso estaba preocupada por la vida de Javier. Era cierto que por su culpa había sufrido mucho, pero hubo un tiempo en que se amaron…

De repente se escuchó un disparo, que resonó en todo el parque… Melinda abrió los ojos de par en par.

-NOOOO… -gritó con desesperación.

Él había recibido un disparo en el estómago, un hilo de sangre comenzó a salir de su boca, y en el estómago un gran boquete empezó a sangrar de forma exagerada. Cayó de rodillas al suelo.

-Yo… no era eso lo que pretendía hacer.... –dijo con voz asustada antes de salir corriendo de aquel lugar.

Melinda empezó a llorar, propiciado por el miedo que sentía en su cuerpo y propiciado por la escena que estaba contemplando. Estaba tendido en el suelo, con una gran herida en el estómago que sangraba demasiado… Y él perdió el conocimiento, todo se tornó en una profunda oscuridad…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 rosas :

Eli :D dijo...

ala por dios k no pase nada k no pase nada... pobre cristian por dios...
espero el sigiente beoss

María del Mar dijo...

Me imagino que el disparo ha sido para Javier, como me he liado con el otro también... Me gusta esa última escena

B€!t@ dijo...

deseo k sea javier, lo siento mucho, pero prefiero javier k cristian!!!! Voy a por el siguiente, eestá super interesante!!! Bss wapa

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.