Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

sábado, 18 de diciembre de 2010

Juegos del destino epílogo

Epílogo

Walter se quedó varios días escondido, pero las ganas de poseer a Melinda eran muy fuertes, así que no pudo resistirse a salir a investigar. Después de mucho investigar, se enteró de que Javier estaba ingresado en el hospital.

Así que decidió ir a investigar para ver si conseguía trazar algún plan. Melinda debía ser suya, y debía matar a Cristian y a los demás, para evitar interrupciones, para evitar que nadie pudiera arrebatarle el placer de poseer a Melinda.

Fue hasta la casa de Melinda, y vio salir de allí a Cristian y Melinda. No pudo resistirlo y los siguió. Al poco rato, estaban en el hospital. Eso le sorprendió, parecía que todos los días visitaban a Javier. Les espió desde la puerta para escuchar lo que hablaban.

……………………………………………………………………………………………

-¡Qué pronto has venido, hermanita! –comentó Cristian sorprendido.

-Bueno, es que… en realidad me he quedado esta noche aquí en el hospital. –confesó ruborizándose.

-Entonces… ¿Vais en serio? –preguntó Cristian atónito.

-No sé, simplemente nos estamos conociendo. –dijo Adriana.

-Pero él tiene que ir ahora a la cárcel. –le recordó su hermano.

-Gracias por recordarlo, ninguno nos acordábamos. –contestó Melinda enfadada por la falta de delicadeza de su novio.

-Perdón… -se disculpó él.

-Tranquilo, si sé que debo pagar por todo lo que hice. –dijo Javier.

-Pero seguro que si decimos que nos salvaste la vida y eso, puede que no tengas que estar tanto tiempo. –añadió Melinda.

…………………………………………………………………………………………….

Así que al final se habían hecho todos muy amiguitos... Eso indignó tremendamente a Walter. Tenía un arma guardada en el bolsillo, así que no se lo pensó y entró empuñándola.

-¡Quedaos quietos! –gritó apuntándoles con la pistola.

-¡Walter! –gritó Javier desde la cama.

-¡Estaba harto de oíros, parecía la casa de la pradera! –gritó.

-¿Qué quieres? –preguntó Cristian poniéndose delante de su hermana y de Melinda.

-A ella. –dijo señalando a Melinda. –Este imbécil no quiso hacerla suya porque le entró la mala conciencia. Pero yo si que la haré mía. –añadió burlándose de Javier.

-Por encima de mi cadáver. –contestó Cristian muy furioso.

-Es lo que pretendía. –dijo con una malévola sonrisa.

Walter preparó el arma, apuntando directamente a la cabeza de Cristian. Todos se asustaron porque veían que Walter mataría a Cristian sin poder evitarlo. Pero entonces un policía entró de golpe disparando a la espalda de Walter.

Cayó al suelo y el arma también. Adriana y Melinda se habían puesto a llorar de miedo, estaban realmente asustadas por lo ocurrido.

-¿Por qué tardó tanto en entrar? –preguntó Cristian irritado.

-Lo lamento, tuve que ausentarme unos minutos. Debió ser cuando aprovechó para entrar. –se disculpó el policía.

El policía llamó a un médico para que revisara el cuerpo de Walter que yacía en el suelo con una gran herida de bala en la espalda. Había fallecido así que se lo llevaron. Los demás respiraron tranquilos.

Adriana se abrazó a Javier para tratar de calmarse un poco, mientras él acariciaba sus cabellos con dulzura.

-¡Qué miedo he pasado! –dijo Melinda ocultando su rostro en el pecho de Cristian.

-Melinda. Tengo que decirte algo. –dijo Cristian en un tono serio que preocupó mucho a Melinda.

-¿Ocurre algo? ¿Estás muy serio? –preguntó ella.

-Verás… -empezó él. –Con todo lo que ha pasado en estos meses… Y cuando creí que te habías marchado… Yo… No puedo vivir sin ti, te amo con toda mi alma y te necesito. –añadió. –Así que… Aunque no es la manera correcta… ¿Quieres casarte conmigo?

-¿Qué? –preguntó ella incrédula.

-Sé que no es el momento, ni la forma y que ni siquiera tengo un anillo. Pero quiero casarme contigo. –dijo muy convencido de sus palabras.

-Sí, si, sí, me casaré contigo. –dijo pegando un salto y abrazando a Cristian.

Todos se alegraron por la gran noticia, y cuando se lo contaron a Kirian y a Dennis estallaron de júbilo. Las cosas empezaban a marchar bien, después de tanto tiempo sufriendo.

La mala noticia llegó mientras comenzaron con los preparativos de boda. Javier tenía que ingresar en prisión. Le condenaron finalmente a diez años, por los testimonios a su favor al haber salvado a Cristian y Melinda.

Pero le permitían un bis a bis una vez al mes para poder estar con Adriana. Y al cabo de dos años, le redujeron un poco la condena por buen comportamiento. Unos meses más tarde, Adriana estaba embarazada mientras que iba a conocer a su sobrino.

Melinda y Cristian tuvieron una niña preciosa, con el mismo rostro que Melinda pero los ojos azules como los de su padre, a la que llamaron Annette, en honor a la madre de Cristian.

Así pasaron los años, viviendo felices, por poder disfrutar de su amor. Y cuando por fin Javier salió de la cárcel, se convirtió en otro miembro más de esa feliz familia, que junto con Adriana, tuvieron un maravilloso niño al que llamaron Eric, era la viva imagen de su padre pero era igual de inquieto que su madre.

Todos aprendieron a disfrutar de la vida, disfrutando cada momento feliz que el destino les deparaba, pues aprendieron que a veces había que vérselas con los juegos del destino que era tan caprichoso y cambiante.

FIN
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

Cristina dijo...

diooooooooooosss ya aterminadoo??? =( aiiiss kbonitooooo k me encantó!!!!!!!! k guayyy kiero la siguietne historia proximooo me a encnatado en serioooo aiiiss

María del Mar dijo...

Me sorprende que le hayas dado fin. Bueno pues ahora la crítica general: la historia me parece muy buena. Sin embargo, para mi gusto, me parece que todo sucede muy deprisa y a la protagonista todo le sale bien (se fuga de casa, se encuentra con dos chicos que no conocen y la alojan en la suya, se va a Roma, tiene dinero suficiente, no tiene problemas al estar en un país extranjero, Javier, que estaba obsesionado con su novia, asesina a mujeres y no se mencionan esos asesinatos hasta el final que le meten en la cárcel, de repente se vuelve bueno...) No sé si me he pasado, es mi opinión y creo que te puede ayudar bastante (por eso yo pido y repido comentarios, jeje). En general, la historia me ha gustado, sigo pensando que escribes muy bien. Yo, sin embargo soy una adicta a los sinónimos y una maniática, jejeje... ¿Y ahora? ¿Cuál será lo próximo que escribas?

Eli :D dijo...

me encanta la historia esta muy bien pensada y es preciosa :)
espero la sigiente besos

B€!t@ dijo...

Madre mia!!!! Ya acabó? Yo pensaba ke la continuarias un poko más pero bueno, está genial!!! Aunke debo decirte aue al principio de este capítulo, repites mucho las nombres y algunas palabras!!! Deberias mirar sinóninos y para los nombres, poner artículos!!!! Por lo demas.. me encanta la historia!!! Con ganas pero poko tiempo para leer la siguiente xDDD bss wapa

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.