Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 27 de febrero de 2011

Escondite de amor capítulo 5

5º- Pelea

Ambos aceleraron el ritmo para llegar cuanto antes. Kirian tuvo que quedarse fuera, no podía levantar sospechas. Pero Cristian entró como una exhalación dentro de la casa en busca de la preciosa chica.

La buscó por el pasillo y por el comedor, hasta que al fin la halló en la cocina. Un chico alto y de largos cabellos rubios la tenía acorralada contra la encimera, mientras ella blandía un cuchillo entre sus manos.

-¿QUIÉN ERES TÚ? ¡NO SE TE OCURRA ACERCARTE A ELLA! –su tono era amenazador.

Javier se dio la vuelta y vio allí a Cristian. Lo miró con una media sonrisa burlona.

–Tú debes de ser el nuevo novio. Que sepas que ella es de mi jefe, pero antes me divertiré con ella.

-Por encima de mi cadáver. –juró él.

-Así que quieres hacerte el héroe delante de ella ¿Eh? –dijo riéndose. –Adelante. Lo lamentarás cuando pase por encima de tu cadáver.

Los dos se lanzaron para comenzar una pelea. La cocina no era demasiado grande lo que impedía que se movieran demasiado. De vez en cuando esa falta de espacio servía de ventaja a uno, pero a continuación era una desventaja.

Melinda estaba paralizada por el terror, miraba la pelea con pánico. Temía por su vida, pero temía más por la vida de Cristian, que se peleaba con Javier para ayudarla. Su cuerpo se tensó, fue entonces cuando recordó que todavía sostenía el cuchillo.

Se armó de todo el valor que pudo, acercándose a los dos, y cuando vio que Javier estaba a su lado lo tuvo claro. Él no sabía que ella estaba allí, pues estaba ocupado pegándose con Cristian.

Así que Melinda le apuñaló en una pierna, haciendo que aullara de dolor. Cayó al suelo con las manos tapando la herida, sus alaridos a causa del dolor retumbaron en la casa de forma indescriptible.

Todo fue tan rápido que Melinda se alteró muchísimo. Los tres estaban muy confusos por la rapidez con la que había ocurrido todo. Javier, sin embargo, se repuso como pudo del dolor.

Antes de dar tiempo a nada, cogió a Melinda. Intentó quitarla el cuchillo, pero cayó al suelo. Así que apretó la mano contra el cuello de ella, apretando para evitar que pudiera escaparse.

-¡Suéltala! –gritó Cristian muy furioso.

-Ni lo sueñes. –dijo. –Y si te acercas más la retorceré el pescuezo y morirá aquí mismo. –su tono era frío y amenazador.

Cristian quiso avanzar, sus ojos no se apartaban de los de Melinda. Él quería ayudarla, ser su ángel salvador, pero no se arriesgaría a que aquel chico la dañase. Se quedó quieto, intentando buscar otra manera de liberarla, pero no se le ocurría cómo.

Melinda se dio cuenta de la impotencia de Cristian por no saber lo que hacer para salvarla. Así que se dijo que, no podía permitir que nada malo le ocurriera. Buscó en su interior todo el valor de que disponía y le dio un codazo a Javier en el estómago.

Con el golpe, Javier aflojó la mano. Esto permitió que ella se escabullese para poder reunirse con Cristian. En ese momento, Javier se dio cuenta de que tenía que hacer algo o saldría perdiendo.

No tuvo tiempo de reaccionar porque vio entrar a Kirian en la cocina. Se acercó a él que le ayudó a no caer. Kirian no podía destaparse, no podía permitir que supieran que ayudaba a Melinda. Así que tuvo que hacer un poco de teatro.

-¡Malditos…! –gritó fingiendo enfado. –Volveremos a vernos. –dijo.

Salió sujetando a Javier, y mientras él tenía la mirada baja, se sujetaba la herida que no paraba de sangrar. Kirian giró la cabeza lo suficiente como para sonreír a su amigo que estaba abrazando a Melinda.

En la casa todo se quedó en silencio, mientras Melinda seguía en los brazos de Cristian. Temblaba porque estaba muy asustada por lo ocurrido, por sus mejillas todavía caían lágrimas.

Cuando se calmó un poco, él levantó su rostro para encontrar la mirada de Melinda.

–Menos mal que no te pasó nada… -suspiró aliviado.

-Me empujó cuando estaba abriendo la puerta. Pero conseguí que Evelyn se fuera a la habitación. –explicó todavía bastante nerviosa.

-Ya ha pasado. –contestó.

-Pero esto no ha acabado… Volverá. –dijo. –Y después vendrá Walter…

-No consentiré que os ponga una mano encima.

-No puedo permitirlo. –contestó apartándose de él. –No te pondré a ti también en peligro. A fin de cuentas no eres responsable de lo que nos pase.

-Pero yo quiero protegeros. –respondió. –Ya sabes lo que te dije que sentía.

-De verdad, me siento halagada, pero no puede ser. –dijo de forma cortante.

-No te estoy pidiendo que sientas lo mismo que yo siento. –dijo sujetándole el rostro entre las manos. –Te estoy pidiendo que me dejes que os proteja.

-Yo no quiero ser una carga para nadie. –dijo. –Ya bastante carga soy para Kirian. Que encima está poniéndose en peligro, él y su mujer.

-No eres una carga. –respondió. –Eres una criatura fantástica, y tu hija es adorable. Déjate ayudar.

-Está bien, pero si veo que soy un estorbo para ti, te dejaré en paz.

Cristian se alegró mucho al escuchar esas palabras. No pudo evitarlo, la abrazó con cariño. Pero entonces, se dio cuenta de lo que acababa de hacer y se apartó de golpe.

–Perdóname, no pretendía incomodarte.

-No me incomodaste. –contestó con una amplia sonrisa. –Tú sabes que me siento atraída por ti, pero las cosas son complicadas...

-Lo sé. Esperaré hasta que las cosas dejen de ser complicadas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 rosas :

Cristina dijo...

este capi me ha dejado sin palabras!! menos mal que no les a pasado nada a melinda y a cristiaannn ufff soloe spero que melinda se decida pronto y se quede con cristian =) esta geniaal guapaa me encantaaa =)

Miriam dijo...

Esta genial!!!
Ojala Javier y Walter mueran.

Vaanee♥ dijo...

OLAA! (: SIGO TU BLOG! SI QUIEREES PÁSATEE POR EEL MÍO: http://tusonrisamimejorfotografia.blogspot.com/

POR CIEERTO SIGO TU HISTORIA & ESTÁ GENIAAL!^^

Carla A.T dijo...

Hola Maria, sigo tu blog, esta muy alegre, me gusta. he leido el capítulo, me gstó mucho, y sinceramente espero que melinda se quede con cristian! jajaja

Un beso :)

http://vermouth-lashistoriiasdenatsue.blogspot.com/ tercer capítulo http://amoresdeotrosmundos.blogspot.com/ primer capítulo
Puedes Hacerte seguidora si no lo eres ya y darme tu opinión ;)

Otra cosa tus IMM son geniales, me resultan muy agradables, ya que siempre te estás riendo, y presentas libros interesantes :P
Lo que no sé es de donde sacas el espacio!!!

Margy dijo...

Que bien que no les ha pasado nada, Cristian es todo un ángel salvador :)
Besitos!

InmaSonrisadeCaramelo dijo...

Me ha encantado!!!
No me lo lei el otro dia porque no tenia tiempo!!! Pero me ha encantado!!! Aiish marru sigue así

B€!t@ dijo...

Está guachi guachi!!!! Voy a por el siguiente!!

Dulce Cautiva dijo...

Así m gusta!, k Javier recibiera lo k se merecía... sigo leyendo!!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.