Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

domingo, 13 de marzo de 2011

Escondite de amor capítulo 19

19º-Dudas…

-¿Qué me tienes que decir? –preguntó muy intrigado.

-Estoy embarazada. –dijo sin levantar la mirada por miedo a su reacción.

-¿De verdad? –preguntó Kirian atónito.

-Sé que quizás no es el momento, pero… Me gustaría tenerlo. –contestó mirándole.

Kirian no dijo nada, solo sonrió, abrazó a su mujer, y después la obsequió con un cálido y tierno beso, que ella recibió encantada.

-Me acabas de hacer el hombre más feliz del mundo… -susurró sin separarse de ella.

Cristian se alegró mucho por ellos, y todos estaban muy alegres. Hasta Evelyn había recibido alegremente la noticia, aunque eso le hizo preguntarse algo…

-Mami ¿Y tú no vas a tener un bebé en la barriga? ¿Un bebé que sea del príncipe? –preguntó con inocencia.

Esa pregunta, hizo que Melinda se ruborizara tremendamente sin saber lo que responderle a su hija, que esperaba una respuesta un tanto impaciente.

-Pues… -no sabía lo que decir.

-Pequeña, a lo mejor dentro de un tiempo viene un bebé, eso no lo podemos saber. –respondió Cristian acariciando la cabecita de la que ya consideraba su hija.

-Yo quiero una hermanita, para jugar con ella. –dijo con una amplia sonrisa abrazando a su madre.

-Bueno, ya lo hablaremos otro día. –respondió intentando cambiar de tema.

Evelyn no se quedó muy convencida pero su madre no estaba dispuesta a seguir con el mismo tema. Cristian vio la reacción esquiva de su amada, y eso le preocupó bastante.

-Mel, ¿Podemos hablar? –preguntó.

-Claro, mi amor. –contestó besándole en la mejilla.
…………………………………………………………………………………………….

Javier y los demás fueron hasta Córdoba para tratar de buscar exactamente la ubicación de la casa de Melinda. Después cuando supieran todas sus rutinas avisarían a Walter para poder cogerla.

El encargado de hacer las fotos y seguirlos sería Javier, ya que era la mano derecha de Walter. Empezó a buscar, hasta que pronto la vio paseando con Evelyn y con Delia.

-Maldito gilipollas… Se cree que nos engañó. –dijo entre susurros sin dejar de mirarlas.

Algunas veces, los veía a todos, pero otras solo a las chicas. En alguna ocasión estaba Melinda sola con Evelyn. Javier documentaba todo con fotos para enseñárselo a Walter.
…………………………………………………………………………………………….

Se fueron a la cocina para estar a solas y se sentaron en las sillas para hablar con calma. Pero Cristian la cogió haciendo que se sentara sobre sus piernas.

-Esa reacción tuya… ¿Es porque no quieres tener más hijos o porque no quieres tenerlos conmigo? –preguntó con la mirada triste.

-No digas eso. Claro que quiero tenerlos contigo. –dijo mirándole con convicción. –Es solo que… Me da miedo volver a equivocarme…

-Sigues creyendo que te voy a hacer sufrir… -contestó abatido. –No crees que mi amor sea sincero…

Al decir eso se levantó, dejando a Melinda sorprendida. No esperaba una reacción así por su parte. Le veía la tristeza de su corazón, pues se reflejaba en sus profundos ojos azules.

-Sé que me quieres. –dijo sujetándole el rostro.

-Pero por lo visto con eso no te basta… -respondió apartando la mirada.

-No es eso, lo sabes… -respondió Melinda tratando de sujetar las lágrimas que se morían por salir.

-¿Qué tengo que hacer para que confíes en mi? Para que te fíes de que te amo, que te adoro, que daría mi vida por ti y por esa adorable niñita. –dijo con desesperación.

No esperó respuesta por parte de Melinda, salió de la cocina y salió de la casa, necesitaba un respiro para tranquilizarse un poco. Realmente lo estaba pasando mal. Con semejante enfado, ni se fijo en que Javier le estaba siguiendo y haciendo fotos.
……………………………………………………………………………………………

-¿Qué han sido esas voces? –preguntó Delia preocupada.

Encontró a Melinda en la cocina llorando. Estaba con las manos ocultando su rostro que estaba inundado de lágrimas y de tristeza. Delia al verla así se acercó para abrazarla.

-¿Qué ha pasado? –preguntó.

Pero no fue capaz de contestar, las lágrimas y la tristeza la invadían, impidiéndola casi respirar. Era incapaz de pronunciar ni una sola palabra. Tardó un largo rato en tranquilizarse para poder contarle todo a Delia.
…………………………………………………………………………………………….

Cristian estuvo paseando un largo rato para estar tranquilo y calmado. A fin de cuentas sabía que era normal que Melinda tuviera miedo con todo lo que le había hecho pasar Walter en el pasado.

Sabía que la amaba, y si necesitaba demostrárselo con más ímpetu, pues eso sería lo que haría. Así que caminó de vuelta a casa para poder hablar con ella y aclarar las cosas.

Pero siguió sin percatarse de la presencia de Javier, que le había estado siguiendo muy de cerca sus pasos, a punto de haberle atacado, pero se contuvo pues sabía que no era el momento.
…………………………………………………………………………………………….

-Debes entender que se sienta mal. Pero seguro que cuando vuelva lo arregláis. –dijo ella para tratar de animar a su amiga.

-Yo le quiero, y sé que me quiere. Pero…Tengo miedo… -dijo Melinda.

-Te entiendo. Pero Cristian es maravilloso y te adora, y a la niña también. Jamás te haría daño. –contestó Delia.

-Antes me moriría que hacerte daño... –dijo Cristian entrando por la puerta de la cocina.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 rosas :

don vito andolina dijo...

Hola bello blog,íntimas entradas, relucientes,si te gusta la palabra dividida,ampliada, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buena misa de domingo, besos en libertad...

Alba dijo...

esta genial sister!

Miriam dijo...

Esta genial

Miriam dijo...

Esta genial

B€!t@ dijo...

Está guay!! Me encanta!! Jo, espero ke no les pase nada!!!! Un besito y espero el siguiente!!! Bss

Eli :D dijo...

si esk cristian es un cielo peores normal k no se fie, pero despues de todo lo k a exo por ellas dos nose yo creo k se lo a demostrado.... pero bueno se k en el fondo melinda lo sabes y k tendra un precioso niño cn Cristian :)
espero el sigiente preciosa
besos

InmaSonrisadeCaramelo dijo...

Me ha encantado!!!! :D

Cristina dijo...

oooohh me encantaa dioooss cristian es un encantoo madre miaaa =) sta gneial el cpai sigue asii guapa bss

Lupisss dijo...

Me muerdo las uñas con Javier siguiendo a Christian! y es que Christian es un sol :)

Margy dijo...

Que lindo los dos Kirian y Cristian *.*
Me encanta ¿Se darán cuenta, a tiempo, de que los están observando?...
Besitos!

María dijo...

cuantísimos comentarios!
muchas gracias!!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.