Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




viernes, 18 de marzo de 2011

Escondite de Amor capítulo 24

24º-Despedida…

Por la mañana, Melinda estaba un poco adormilada, no quería levantarse pues se sentía cansada. Pero pronto se levantó pues el teléfono sonó armando un gran escándalo en la casa.

Cristian fue a cogerlo mientras Melinda iba a la cocina donde los demás ya estaban desayunando. A los pocos minutos Cristian había colgado y apareció en la cocina con gesto muy serio.

-¿Qué pasa? –preguntó Melinda.

-Ha ocurrido algo… -contestó mirando a Evelyn.

-Me estás asustando. –dijo Melinda con preocupación en la voz.

-Princesa, vete a ver la tele un rato que tenemos que hablar una cosa de mayores. –pidió él mirando a la niña.

-Vale… -dijo la niña con desgana levantándose de la silla y dirigiéndose al comedor.

-Me acaban de llamar, porque resulta que… Bueno… Esta mañana vieron que Walter se había suicidado. –dijo mirando a su novia.

-¿Qué? –preguntó mientras se le quebraba la voz.

Delia se quedó boquiabierta y se abrazó a su marido. Ninguno podía creerse semejante noticia por muchos errores que Walter hubiera cometido.

-Pero… ¿No han podido salvarle? –preguntó Melinda que ya había empezado a llorar por la tristeza.

-Debió hacerlo durante la noche y por la mañana lo vieron así… -respondió Cristian abrazando a su novia.

-La verdad es que hasta me da pena… -comentó Delia.

-Hay algo más… -dijo Cristian dubitativo.

-¿El qué? –preguntó Melinda casi con desesperación.

-Por lo visto ha dejado una nota para ti y otra para Evelyn. –comentó Cristian. –Ha dicho que luego las traerían.

-Necesito estar a solas cinco minutos. –dijo Melinda sin más antes de irse directa al baño.

Se sentó en el suelo del baño, y no pudo evitar recordar todos los momentos que había pasado con Walter. Era cierto que había muchos recuerdos malos, pero también había algunos buenos, muy buenos y se puso a llorar de forma desconsolada.

A los pocos minutos, la puerta del baño se abrió lentamente. Cristian estaba asomado con el rostro preocupado.

-No llores… -dijo agachándose hasta su altura.

-Era mi marido, el padre de mi hija… -contestó entre sollozos.

-Lo sé… -suspiró él.

Cristian dejó que Melinda se desahogara, pues en el fondo entendía que se sintiera así. Después trataron de pasar el día de forma distraída, aunque no quisieron decirle nada a Evelyn por el momento.

Cuando menos lo esperaban, llamaron a la puerta. Era un policía que venía a traer las dos cartas de Walter. Quisieron que se quedara a explicarles algo más pero se excusó diciendo que tenía prisa.

-¿Vas a leerla? –preguntó Kirian.

-Sí. –dijo mientras la voz se le quebraba.

Melinda cogió la carta que iba dirigida a ella, la sacó del sobre y la desdobló con cuidado.

Mi queridísima Melinda.
Sé que no tengo perdón por todo el mal que te hice, por todas aquellas cosas espantosas que durante tanto tiempo te hice, ni por los desprecios que le hice a nuestra hija. Ahora veo lo equivocado que estuve y todo por una mentira… Lo que más lamento es no haber podido darle su merecido a Javier, pues ese malnacido se merecía que acabase con su vida, pues me destrozó la mía, haciendo que os fuerais de mi lado…
Ayer cuando me dijiste que querías que te diera el divorcio… No te culpo, pues yo te he destrozado la vida y ese chico parece que te quiere, y por lo que pude comprobar quiere mucho a Evelyn. Espero que sea digno merecedor de tu amor porque tú eres como un dulce angelito caído del cielo.
Como por culpa de Javier lo he perdido todo y ya no podré salir de la cárcel, he tomado una decisión. Sé que quitarme la vida es una decisión cobarde, pero no soy capaz de vivir sin vosotras… Espero que Cristian sea capaz de ofrecerte la vida que te merecías y que puedas ser feliz para siempre. Siempre voy a quererte, y cuando me suicide estaré pensando en vosotras dos para poder morir con una sonrisa en los labios.
Solo una última cosa, también he dejado una carta para Evelyn, sé que puede que no la entienda del todo, pero me gustaría que se la leyeras para que sepa que la quiero y que está en mi corazón, como tú.
Te quiero, Walter

Cuando acabó de leerla, estalló en un profundo llanto que asustó a Evelyn que veía la televisión con calma.

-Mami ¿Por qué lloras? –preguntó con curiosidad.

-Verás, mi niña… -dijo Melinda entre llantos. –Papá te mandó una carta para ti y mandó otra para mí.

-¿Y qué dice papí? –preguntó ella con interés.

-Pues… tu carta todavía no la leí. Contestó Melinda tratando de calmarse.

-¿Y en tu carta que dice?

Pero Melinda fue incapaz de contestar al recordar las palabras de la carta de Walter, era demasiado repentino para ella. Lloró entre los brazos de Cristian ante la atenta mirada de su hija que no comprendía su tristeza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

María del Mar dijo...

Muy buen capítulo!!! La carta es preciosa, ni yo lo hubiera hecho mejor

B€!t@ dijo...

Dios!!! Ke karta tan emotiva. Me has echo hasta llorar!!!! T_T es precioso el capitulo. Como siempre, esperando al siguiente ansiosa!!! Un besote

Margy dijo...

Que triste! Y.Y Muy bonita la carta y el capítulo. Me da miedo la otra carta... tiene pinta de ser más triste, si cabe, que esta. :,,(

Besitos!

Miriam dijo...

Dios q bonito!
Al final da hasta pena.
Estoy deseando la carta Evelyn.

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.