Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




domingo, 29 de mayo de 2011

Resurgir capítulo 21

21º- Dolorosa despedida

-¿Qué está diciendo? –preguntó sin creérselo.

-Siento decirle que… ha fallecido.

-¡No, no puede ser! –gritó con desesperación.

-Lo siento muchísimo.

-¡No, no! –Gritó de nuevo.

            En ese momento, Kirian, Elena y Delia llegaban por el pasillo, al ver a Melinda tan nerviosa se acercaron aceleradamente.

-Melinda ¿Qué ha pasado?

-Cristian… ha…  -pero no pudo terminar la frase.

            Se desplomó en brazos de Kirian, su nerviosismo y desesperación habían podido con ella en esos difíciles momentos. Él la abrazó fuerte mientras ella se desahogaba entre llantos y gritos.

            No podía creer que su amigo hubiese muerto. Muerto… Era algo tan fuerte que costaba creérselo. Elena se abrazó a Delia buscando ser reconfortada en esos difíciles momentos. Ella conocía desde pequeñita a Cristian, eran casi como hermanos.

-Pero… ¿Qué ha pasado? –preguntó Kirian que no había podido evitar ponerse a llorar mientras Melinda seguía llorando escondida en su pecho.

-Un derrame interno. No lo habíamos visto y bueno… Lamentablemente no hemos podido hacer nada por él. –explicó el médico con tristeza. –Lo lamento muchísimo.

            Kirian se había quedado sin saber lo que decir. Era un duro golpe que no se hubiera podido imaginar nunca. Pero tenía que intentar mantener la calma todo lo posible para que las chicas no se pusieran peor, en especial Melinda.

-¿Podemos verlo?

-No sé si es muy recomendable estando ellas como están. –dijo mirando a Melinda.

-Por favor… necesito despedirme… -suplicó entre lágrimas.

-Está bien, pero solo dos minutos. No es algo recomendable para nadie. –contestó aceptando.

            Los pasillos nunca habían sido tan largos, tan silenciosos, tan lúgubres, tan carentes de vida como en esos momentos. Melinda lloraba en silencio mientras Kirian la sujetaba de la cintura para evitar que pudiera caerse pues la veía muy mal.

            Llegaron al quirófano donde había perdido la vida y donde permanecía tumbado en la camilla. Melinda se acercó a él, apretando su rostro contra el de Cristian que había empezado a enfriarse…

-Cristian… -dijo llorando con más intensidad.

-Melinda, trata de calmarte. –pidió Kirian.

-¡No me pidas que me calme! –gritó con furia. -¡Ha muerto, y ha sido por mi culpa!

-Ey, no digas eso. –dijo Kirian cogiendo su rostro entre las manos. –No ha sido culpa tuya.

-Claro que si.

-No, esto ha sido una desgracia pero no fue culpa de nadie. ¿Me oyes?

-Él se ha ido… -dijo con los ojos llenos de lágrimas que se desbordaban poco a poco pero con rapidez.

-Vamos, Melinda, es mejor que nos vayamos. –dijo Kirian intentando ser suave al decirlo.

-Necesito despedirme… ¿Podéis dejarme a solas unos minutos?

            Ellos no estaban muy convencidos pero tampoco querían contradecir a Melinda estando así de nerviosa. Salieron y se quedaron junto a la puerta mientras ella cogió la mano de Cristian.

-Cristian… Me has dejado sola… Yo… fui una estúpida y por miedo no me acerqué antes a ti y ahora… Ya no podré acercarme a ti nunca más… -dijo mientras las lágrimas caían con más rapidez. –Te quiero mucho, siempre voy a quererte…

            Después le dio un beso en el que depositó todo su cariño. Miró por última vez a Cristian que parecía muy tranquilo tumbado en la camilla. Después salió y se abrazó a Kirian con fuerza.

-Tranquila… -susurró él.

-Se ha ido…

-Lo sé, pero piensa que esté donde esté, seguro que cuidará de ti. –dijo tratando de reconfortarla.

-Me quedé sola…

-Oye. –dijo cogiendo su barbilla para levantarle el rostro. –Nunca vas a estar sola, yo cuidaré de ti. ¿De acuerdo?

            Melinda asintió con el gesto lleno de dolor y angustia. Pero volvió a abrazarse a Kirian para tratar de encontrar un consuelo que veía incapaz de hallar de ningún modo ante esa pérdida.

-Vamos, tienes que descansar y relajarte. –dijo él empezando a caminar con ella a su lado.

            Melinda no dijo nada, se dejó arrastrar como una muñeca. Elena y Delia la observaban preocupadas. Sabían lo duro que debía estar siendo para ella toda esa complicada situación.

            Sabían que sería complicado animarla, sabían que costaría mucho que superase una pérdida como esa, pero debían hacer todo lo posible por ella porque la querían mucho…

PD: en la entrada anterior la crónica de la presentación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 rosas :

Mariaje dijo...

No me lo puedo creer! enserio, esto no puede haber pasado! Cristian no!!!!!
Tengo dos teorias sobre lo que puede pasar ahora, pero yo quiería que Cristian viviese joder!
Esperando el siguiente!

Cristina dijo...

No no puede ser jolin yo queria que resucitara joer ya estoy triste =( no puede irse cristian noooo :(

Eli :D dijo...

uff tiene k ser eso muyfuerte... madre mia k pena me da k cristian alla muerto de vdd esk... no me lo puedo creer pork??? espero k ella por lo menos salgacn kirian k swe le ve muy bueno... espero el sigiente besos

B€!t@ dijo...

Madre mía!!! Me jode un monton ke Cristian haya muerto, pero me parece bien un cambio en las historias. Siempre Melinda y Cristian. Kiero saber que más pasa. Un besin. teQ

Lulai dijo...

Aun no puedo ni creermelo.... Cristian esta muerto... NOOOOOOO!!!!! Pobre Melinda... Por suerte cuenta con le apoyo de Kirian, Elena y Delia.... Espero que pronto se recupere de todo y siga adelante...
Espero el sieguiente... Besos.

Margy dijo...

YoY que triste... Cristian se ha ido... Menos mal que Mel no está sola.
Estara embarazada?...
Besitos!

Elvira dijo...

Cristian muerto, ¡qué triste! :(
Espero que Melinda lo supere!

Divinum Eximia dijo...

Yo estaba dispuesta a ponerte un super comentario, porque la verdad es que los acontecimientos no me gustan nada, y tengo muchísmas pegas con respecto a este relato, porque la verdad no comprendo nada de lo que estás haciendo, pero bueno... Para gustos colores, pero la verdad es que esta historia me está disgustando muchísimo, y si llego a saberlo no la leo, porque me estoy cogiendo cada cabreo de la leche. Pero no quiero que te enfades ni nada parecido, es una opinión y además he decidido no ponerte el super comentario jaja, porque no viene a cuento, y yo no he estado estos días, porque no tenía internet y... no. Tranquila que no lo haré.

Seguiré leyendo porque ya he llegado hasta aquí, pues veré lo que pasa. Aunque sinceramente ya se ve venir.

Un saludo^^

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.