Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




lunes, 30 de mayo de 2011

Resurgir capítulo 22

22º- Entierro

            Melinda se mudó con Delia y Elena para no estar sola. Ya había intentado suicidarse la vez de la violación, no podían arriesgarse a que por la depresión de la pérdida, tratase de hacer otra locura así.

            Pero el día del funeral fue otra historia. Ella se levantó totalmente abatida, lloraba todo el tiempo, no era capaz de abrir la boca para nada, no tenía fuerzas ni tan siquiera para decir lo mal que se sentía.

            Kirian fue a recogerlas para ir al tanatorio, pues no habían pasado allí la noche por expresa petición de Kirian, que fue el único que se quedó. Les costó mucho convencer a Melinda de que no pasase la noche en el tanatorio.

-Hola, chicas. ¿Habéis dormido algo? –preguntó Kirian cuando entró en la casa.

-No, no mucho. –contestó Elena abrazando a su hermano.

-¿Y Melinda? –preguntó mirando por la estancia.

-Terminando de vestirse. –respondió Delia.

-Tenemos que irnos o llegaremos tarde. –comentó mirando su reloj.

-Todavía me cuesta creer que haya ocurrido esto.

-Lo sé… Y lo peor es que no sé como podemos ayudar a Melinda…

-No necesito ayuda. –dijo entrando en el comedor.

-No estás bien, claro que necesitas ayuda. –contestó Kirian acercándose a ella.

-Todo fue culpa mía…

-No, no lo fue y no voy a consentir que sigas echándote la culpa por ello. –comentó con seguridad. –Nos tenemos que ir ya.

 Salieron de la casa en silencio, todos con ropa negra y se montaron en el coche de Kirian.

-¿Seguro que no estás cansado después de estar toda la noche en vela? –preguntó su hermana.

-Tranquila, estoy bien.

            Pusieron la música para al menos escuchar algo, no querían que se creara un silencio incómodo y así al menos se distraían ligeramente. El camino se hizo largo, triste… como si fueran a su condena a muerte, sobre todo para Melinda.

            Llegaron y al entrar en el tanatorio y ver a Cristian allí Melinda se puso a gritar y a llorar. Kirian, Elena y Delia se acercaron a ella para tratar de calmarla todo lo posible, porque les dolía verla así, y porque estaban preocupados por su salud.

-Melinda, vamos cálmate. Vamos a que te tomes algo. –dijo Elena cogiéndola del brazo.

-Quiero quedarme con él. –dijo ella sin despegarse del cristal.

-No es bueno. –dijo Kirian. –Vete con las chicas y te tomas algo para poder estar más tranquila. Yo me quedo aquí.

-No, ven tú también. Por favor… -suplicó llorando.

-Claro. –dijo dedicándole una pequeña sonrisa.

            Fueron a la cafetería del tanatorio, era muy pequeña, no muy bien decorada pero al menos estaba limpia. Se sentaron y pidieron unos cafés para ellos tres y un chocolate para Melinda.

-Con el chocolate te tranquilizarás. –dijo Elena tratando calmarla.

-Siento causaros tantas molestias… Desde que os conocí no hago más que causaros problemas e inconvenientes… -se disculpó ella.

-No digas eso. Melinda, tú nunca molestas. –comentó Kirian.

-Claro que molesto. Yo estoy sola y es mejor que sea así.

-No seas derrotista y negativa. –dijo Kirian con seriedad. –Vale que al principio tú y yo no empezamos con buen pie, pero no voy a dejarte sola.

-Gracias, aunque no me lo merezca.

-Debemos prepararnos ya. –dijo Delia interrumpiendo la conversación.

            Todos se quedaron en silencio y tras pagar, salieron de la cafetería. El cura salió a su encuentro para darles el pésame. Melinda se abrazó a él buscando consuelo quizás divino, pero nada podía hacer que su corazón dejara de sangrar de dolor.

-Ya vamos a empezar con el “responso”. –dijo amablemente.

-¿Por qué ha tenido que irse Cristian? –preguntó Melinda mirándole con lágrimas en los ojos. –Él era una buena persona.

-Hija mía. Nuestro señor tiene planes para todos nosotros. Piensa que ahora descansa al lado de Dios. –contestó él tratando de reconfortarla.

            Aunque Kirian no es que creyese demasiado en esas cosas. Para él su amigo se había ido y ya no volvería. Poco le importaba si existía el cielo o el infierno si su amigo ya no volvería…

            Fueron a la capilla que había en el tanatorio y se metieron los cuatro. No habían avisado a nadie por lo repentino que había sido. Además Cristian no tenía más familia que a sus amigos.

            Fue una pequeña ceremonia, íntima, de poco más de media hora de duración y en la que los cuatro lloraron intensamente mirando el ataúd cerrado que reposaba frente a ellos.

            Cuando acabó, se despidieron de él y fueron hasta la zona del cementerio, donde a los pocos minutos llegó lentamente el coche fúnebre con el ataúd. Todos lloraron en el momento en que metieron el ataúd en su lugar, fue el momento más triste para todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 rosas :

Lulai dijo...

Que cap tan triste, nena... No sabes cuanto me duele la muerte de Cristian... jaja Bueno sigue asi...
Espero saber mas pronto...

Cristina dijo...

joder k triste dios mio estos capitulos yo no puedo con ellos me pongo mala xDD aiiss pero esta genial a mi me duele muchisimo k cristian aya muerto jo =(

Margy dijo...

Igual que Lulai y Cristina, que capítulo tan triste YoY que pena me da Cristian :,,(

Pero me ha gustado, a ver como va evolucionando la cosa.
Besitos!

Eli :D dijo...

diooooosss pobre cristian k descanse en paz uff espero k kirian llege a kerer a emlinda y melinda a kifian y todo akabe medianamente bien
espero el sigiente besos tQ

Elvira dijo...

Ains, qué tristes están siendo estos capítulos...
Pero quiero saber cómo sigue todo. Y Lisbeth, qué será de ella y la historia misteriosa de Kirian?
Besos!

B€!t@ dijo...

Jo pobres!!! Kiero mas guapa, está genial!!!! Un besito :)

Divinum Eximia dijo...

Ya he mostrado mi disgusto ante estos capítulos, pero supongo que acabrá mejorando, Melinda acabará estando embarazada de Cristian, y Kirian acabará enamorándose, etc. Lo único que me sigue teniendo en ascuas es el tema de la chica de la violación, Cristian le iba a ayudar ¿Ahora lo hará solo? Seguiré leyendo.

Un beso^^

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.