Mis novelas publicadas

¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR

En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos. Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR

Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.




miércoles, 29 de junio de 2011

Amor mágico capítulo 19

Capítulo 19º- La impaciencia de la gente
-Estamos un poco preocupados porque tenemos que cuidaros a Kirian y a ti y nos vemos un poco sobrepasados. –explicó Dennis.

-Yo no necesito ayuda, estoy embarazada no enferma.

-Ya pero tu embarazo es muy valioso. Y aunque Warren sigue atrapado y la gente sigue dándole su merecido, no estás a salvo. Mucha gente desearía hacerse con tu bebé para poder tener más poder.

Evelyn se llevó la mano a la barriguita de forma protectora al escuchar esas palabras.

-No consentiré que nadie le haga daño a mi bebé.

-¿Qué le ocurre al bebé? –preguntó Kirian entrando en la estancia.

-No le ocurre nada. –terció Malcom.

-Entonces Decidme qué pasa.

-Es solo que estamos un poco preocupados. Son muchas cosas a tener en cuenta y en vigilancia, y llevamos días sin descansar. –comentó Nadira.

-No tenéis que preocuparos por mí, estoy bien.

-No, no lo estás, mi amor.

            Su conversación se vio interrumpida por varios gritos y quejas que provenían de la calle. Empezaron a aporrear la puerta. Todos se sobresaltaron, Kirian sujetó a Iria a modo de protección. Dennis se acercó a la puerta con cautela sin saber lo que había fuera.

-¿Quién es?

-Abre Dennis. Warren ya nos ha contado quien es ella. –dijo un hombre.

-¿Qué pensáis hacer?

-Warren dijo que si le entregamos al bebé, hará que todos los poblados vivamos con muchas comodidades y no pasemos penurias.

-El bebé no ha nacido. –gritó sin abrir la puerta.

-Pues le valdrá con la chica.

-¿Cómo podéis creer en sus mentiras?

-Estamos hartos de que no siempre podamos comer bien y de que a veces nos ataquen cada dos por tres.

-Ese no es motivo para secuestrar a nadie. Además esas cosas que dice Warren son mentira. En cuanto disponga de más poder acabará uno a uno con todos nosotros y tú lo sabes igual que yo. –replicó Dennis

-A lo mejor no. –dijo sin creerse sus propias palabras.

            Dennis abrió la puerta y se quedó delante. Su vecino y prácticamente amigo Leroy estaba abatido y preocupado.

-Sabes que tengo razón. Además nosotros somos buenas personas, no vamos secuestrando a nadie.

-Pues tenemos atado a Warren.

-Eso es distinto. Se lo merece. –interrumpió Nadira.

-Hija, sabes que no estoy de acuerdo. De hecho no quiero saber nada sobre Warren y sobre lo que le hace la gente. Pero comprendo tu pensamiento. –respondió su padre preocupado.

-Entonces ¿Qué propones?

-Encerrar a Warren para que cumpla castigo por sus delitos y tratar de vivir nuestras vidas siendo buenas personas.

-Cómo si fuera tan sencillo…

-Lo es. Sólo trata de vivir tu vida tranquilamente. Te aseguro que es facilísimo.

-La gente no opina así. Unos quieren intentar hacer caso a Warren, porque una parte de ellos desea vivir tranquilos. Pero otros, quieren lincharlo hasta matarlo.

-Al paso que vais será dentro de poco… -dijo Dennis moviendo la cabeza a los lados mientras cerraba los ojos.

-No es para tanto…

-Si que lo es, pero estáis tan cegados por la ira y el odio que no os dais cuenta de vuestros actos. Son malos actos y parece que soy el único que se da cuenta de ello.

-Yo soy la primera que no quiere ver sufrir a nadie. –dijo Iria. –Pero por mi bebé soy capaz de hacer cualquier cosa.

-Si tengo que matarle yo mismo para que ambos estén a salvo, juro que lo haré. –dijo Kirian con convicción.

-Me parece que tenemos que calmarnos todos un poquito, porque el odio solo lleva a más odio. Y la muerte solo lleva a más muerte.

-Siempre se te dieron bien las palabras. –dijo Leroy. –Pero me parece que aunque a mi me hayas convencido, es complicado que los convenzas a ellos.

-Déjamelos a mí.

            Dennis salió fuera acompañado de Leroy que no estaba muy convencido de que pudieran resolver nada con las palabras y el diálogo, pero tampoco quería negarle la oportunidad de intentarlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 rosas :

Divinum Eximia dijo...

¡Ay mí madre!
La que se va a armar... Por cierto, se te ha escapado un "Evelyn" jaja, del resto, genial, me has dejado en ascuas, por favor... que no pase nada raro y Dennis logre convencerlos.

Un saludo^^

Elvira dijo...

Cómo se complica el asunto...
Estoy con Divinum!

Besos

Margy dijo...

Hola!
Ay! que tormento :( como se pueden fiar de ese? Esperemos que Dennis lo solucione.
Besitos!

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.