Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

martes, 5 de julio de 2011

Amor mágico capítulo 25

Capítulo 25º- El topo
            Leroy no dijo nada más. Sabía que con la cabezonería y el arranque del par de amigos, sería imposible hacerles cambiar su opinión sobre la forma de atrapar al topo. Cosa que le preocupaba, pues era una poción muy complicada y letal si se elaboraba de forma errónea.

            La poción era bastante complicada, con muchos ingredientes y algunos eran difíciles de encontrar, con lo que tenían bastante claro que tardarían bastantes días en tenerla preparada.

            Las chicas se angustiaron mucho cuando les contaron todo lo ocurrido. Los chicos que también estaban preocupados, decidieron que siempre se quedaría uno de los dos con ellas, era peligroso que estuvieran completamente solas.

-No necesitamos una niñera… -protestó Nadira.

-No es eso. Pero estamos preocupados. El topo se está volviendo peligroso por momentos. –comentó Malcom.

-Sabemos cuidarnos solas. –dijo Iria.

-No es que no sepáis cuidaros. –contestó Kirian. –Pero tú estás muy cerca de dar a luz, y ambas sois vulnerables.

-Además no consentiríamos que nada malo os pasase. La muerte tendría que pasar por encima de nuestros cadáveres. –juró Malcom en nombre de los dos.

-No digáis esas cosas… -dijo Nadira.

-Sabéis que hablamos en serio.

-Eso es lo que da más miedo… -contestó Iria. –Que sabemos que habláis en serio, y que sois capaces de interponeros delante de cualquier cosa.

-Entonces ya está. –dijo Malcom.

-Pero ¡Qué par de cabezotas! –protestaron ellas.

-Ya sabéis que si.

-¿Y si por protegernos a nosotras os pasa algo a vosotros? –preguntó Nadira.

-Está todo controlado. No os preocupéis.

            Ellas no consiguieron convencerles, pero era cierto que se sentían más seguras estando acompañadas. Mientras tanto, iban preparando la poción, que tenían todavía que buscar más ingredientes.

            El día que la tuvieron lista, planearon una cena todos los habitantes, para tratar de relajarse un poco. Era la excusa perfecta para que nadie sospechase nada. Lo que no podían imaginarse es que nada saldría como ellos habían planeado para esa cena.

            Prepararon varias mesas, las sillas y  la comida y se sentaron para poder tratar de disfrutar de un rato de tranquilidad. Malcom sería el encargado de echar la poción en el agua. Tenían suerte de que fuera insípida para que la gente no notase algo raro a la hora de beber agua.

            Pero Leroy entró cuando iba cargado con el agua y le dio un empujón. Se vertió todo en el suelo incluida la poción.

-¿Cómo has sido tan torpe? –preguntó irritado. –Toda la poción estaba echada en el agua, y hemos tardado mucho en tenerla lista…

-Lo siento, no podía arriesgarme… -contestó con voz seria.

-¿Cómo dices?

-Lo siento.

            Tras volver a disculparse, le golpeó fuertemente en la cabeza y salió corriendo a escondidas para que nadie pudiera verle y relacionarle con el golpe de Malcom que estaba inconsciente en el suelo.

            Como tras unos largos minutos, el agua no llegaba a las mesas, Kirian se acercó a ver qué ocurría y se encontró a su amigo en el suelo. Fue corriendo hasta él, tratando de despertarlo como podía.

-¡Malcom! ¿Qué te ha pasado? –preguntó su amigo.

-Nos engañó. –dijo desorientado.

-¿Quién?

-Leroy.

-¿Cómo que nos engañó?

-Él era el topo. Ha tirado el agua y me ha golpeado.

-Pero… ¡No puede ser!

-Nos tuvo engañados… -se lamentó.

-¿Dónde está?

-Se fue cuando me golpeó. Al menos tuvo la conciencia de disculparse.

-¡Maldito! –escupió él.

-Ya de nada sirve lamentarse… Además ya sabemos quién es el topo, que era lo que pretendíamos.

-Lo sé, pero me da rabia haber estado confiando en el enemigo… -escupió Kirian.

-No es el enemigo. Seguro que Warren le está obligando o le ha prometido alguna cosa.

-Esa no es razón para traicionar a la gente que confía en ti.

-Ya solo podemos pedir que no tengamos más topos. –dijo Malcom. –Anda ayúdame a levantarme que la cabeza me da vueltas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 rosas :

Cristina dijo...

aiiiss k cabron el leroy este macho me encanta el capitulo!! espero k se resuelva todo prontito ya =) sta genial bss guapa

Mariaje dijo...

Me enncannta!
bfff cada vez las cosas se complican más... no me imagianba que fuera él, haber si ahora las cosas van un poco mejor... pero me extraña

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.