Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

viernes, 22 de julio de 2011

Visiones capítulo 10

Capítulo 10º-Cabezonería y susto
            Los días siguientes Evelyn se sentía rara. Por una parte, estaba muy contenta de haber ayudado a David, de usar su don, de empezar a entenderlo; pero por otra parte, se sentía muy triste al estar enfadada con Adriana.

-¿Cuándo vas a perdonarla? Está muy arrepentida. –dijo su prometido al verla ensimismada con esos pensamientos.

-¿Y tú como sabes lo arrepentida que está?

-Porque me llamó hace unos días y me mandó un mensaje.

-¿Qué?

-Estaba preocupada y lo sigue estando…

-Pero no me cree.

-Está haciendo un esfuerzo por creerte.

-¡Déjame en paz! –gritó mientras fue corriendo a encerrarse en su habitación.

 Kirian se acercó hasta la puerta del dormitorio y llamó suavemente a la puerta con los nudillos.

-Preciosa, no te enfades.

-Te pones de su parte.

-No me pongo de su parte. Pero tú debes entender que no es algo fácil de asimilar lo de tu don y lo de los espíritus.

-Pero es mi amiga, debería aceptarlo y creerme. Las amigas confían en sus amigas.

-Vamos, preciosa, ella ya lo está intentando. Solo necesita un poco más de tiempo. Pero te echa de menos. –dijo junto a la puerta sin abrirla. –Además deberías salir, tenemos que seguir con los preparativos de la boda.

Entonces la puerta se abrió. Evelyn apareció con los ojos llorosos y la expresión triste.

-Mi niña… no llores…

-La echo de menos…

-Pues por eso tenéis que hacer las paces. Mira, como todavía tienes que ir a mirar vestidos, llámala y os vais las dos. Será la manera de que paséis una tarde de chicas y arregléis las cosas.

-Ya ni recordaba el vestido…

-Bueno, también puedes ir en ropa interior. Te aseguro que me tendrías salivando como un perrito en el altar… -comentó riéndose mientras la besaba apasionadamente en el cuello.

-No es justo que hagas eso… -dijo suspirando.

-¿Qué haga el qué?

-Decirme esas cosas y besarme de esa forma.

-¿Por qué? ¿No te gusta?

-Todo lo contrario...

-Entonces casi prefiero seguir…

            Ambos empezaron a besarse apasionadamente apoyados en la pared. Mientras sus lenguas jugueteaban, sus manos acariciaban el cuerpo del otro. Estaban empezando algo intenso…

            Pero Evelyn giró la cabeza y gritó por lo que estaba viendo. Kirian se alarmó al escuchar el grito.

-¿Qué pasa? ¿Por qué gritas?

-Había un hombre aquí al lado… -dijo mientras sus ojos se inundaron de lágrimas.

            Kirian estuvo mirando en el pasillo y las habitaciones, revisándolo todo mientras Evelyn permanecía apoyada en la pared del pasillo llorando y temblando de miedo.

-No hay nadie en la casa. Solo estamos tú y yo.

-Era el hombre de la gabardina que me dijo David. –respondió totalmente aterrada y enterrando su rostro en el pecho de su prometido.

-No dejaré que te haga daño.

-Tú no puedes hacer nada, no le ves.

-Nada ni nadie te va a dañar, ni personas ni fantasmas ¿Me oyes? –dijo cogiéndole el rostro entre las manos y con total convicción.

-No quiero estar en casa, no con él aquí.

-¿Sigue aquí?

-Al lado no, pero sé que está cerca…

-Nos vamos ahora mismo a casa de Adriana. Y os vais a mirar vestidos. Necesitas distraerte ya.

-¿Y tú qué vas a hacer?

-Me iré a mirar trajes, que también tendré que ir acorde con la belleza con la que irás tú ese día. Aunque lo cierto es que siempre estás bellísima.

-Gracias.

-Con mi prometida no se meten ni los muertos. Así que ya puede tener cuidadito el de la gabardina…

-Mejor no digas eso muy alto. No soportaría perderte…

-Creo que debemos dejar el tema y salir ya. –contestó arrastrándola fuera de casa por la cintura con mucha delicadeza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 rosas :

Cristina dijo...

aiiis como molaaaa me cago en el tio de la gabardina k les a cortado el rollo xDDD mecachiinss.. ais madre a ver k tal evelyn k rico kiriaaaaan me encantaaa =) bss

Eli :D dijo...

dios pero kien coño es ese hombre??? ufff me pone nerviosa de vdd justo en ese momento tiene k aparecer el cabron.... ahahahah diooss.....
bueno espero el sigiente preciosa y pasalo bien con tu novio besitos :D

Mariaje dijo...

Me enncanntaa!!!
Bff.. el homrbe de la gabardina va a dar muchos problemas me da a mi...
Esperando el siguiente!

B€!t@ dijo...

Yo me cago en el hombre de la gabardina, y me da lo mismo que me oiga o lea, jajajaja!!!! xD bueno, yo voy a por el siguiente. Ke mono Kirian xD Muaks

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.