Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

lunes, 18 de julio de 2011

Visiones capítulo 6

Capítulo 6º- David
            Aunque esa broma relajó un poco el ambiente, Evelyn no estaba tranquila, sobre todo porque ese niño se le había vuelto a aparecer varias veces. Daba las gracias de que ni su amiga ni su prometido pudieran verlo.

-Bueno, se ha hecho tarde, debo irme. –dijo Adriana levantándose del sofá.

-Si que es un poco tarde si. Pero tenemos que quedar más días ¿Eh? –propuso su amiga abrazándola.

-Eso no lo dudes.

            Se despidieron y cuando Adriana se marchó, el gesto de ambos cambió. los dos se pusieron muy serios, pues Kirian no sabía lo que ocurría pero se lo podía imaginar y eso le daba miedo.

-¿Qué es lo que ha pasado?

-Hay un niño…

-¿Ahora está aquí? –preguntó él.

-Junto a la mesa. –dijo observando el comedor.

-¿Y qué quiere?

-Ayuda, fue lo que dijo.

-Ayuda para cruzar ¿No?

-No lo sé.

-Debemos averiguarlo.

-¿Y qué hago? –preguntó indecisa.

-No sé, habla con él, se supone que tú puedes por tu don.

            Ella sabía que lo que decía Kirian tenía su parte de lógica, a fin de cuentas para eso se supone que tenía el don, para comunicarse con ellos. Se levantó con cautela del sofá y se acercó al niño que permanecía inmóvil, impasible ante el temor de Evelyn.

-Hola. ¿Quién eres?

-David. –respondió tímidamente.

-Soy Evelyn.

-Lo sé, eres la hija de Melinda.

-¿Cómo lo sabes?

-El día que iba a ayudarme fue cuando tuvo el accidente. Ella me dijo que viniera a verte. –explicó David. –Pero un hombre malo no me dejaba venir.

-¿Un hombre malo?

-Uno con gabardina negra, tenía la cara como quemada y quería atraparme. Vigilaba tu casa y por eso no pude venir antes.

¿Qué ocurre? –preguntó Kirian que solo escuchaba hablar a Evelyn.

-Dice que un hombre con gabardina y la cara quemada le quería atrapar y vigilaba la casa.

-¿Vivo o muerto? –preguntó él.

-Muerto. –dijo el niño aunque solo lo escuchase Evelyn.

-Ha dicho que muerto.

-¿Y dónde está ahora? ¿Qué ha pasado con él? –preguntó mirando al comedor sin saber dónde estaba el niño.

-No lo sé. Pero hoy no ha venido en todo el día. Por eso me acerqué.

-¿Y qué debo hacer? Yo no sé cómo usar mi don.

-Yo quería despedirme de mi madre. El día que me atropellaron y me morí no pude hacerlo. Melinda iba a ayudarme pero tuvo el accidente. Solo quiero decirle adiós, despedirme y podré irme.

-¿Y dónde vive tu madre? –preguntó con gran interés.

-Melinda ya lo averiguó.

-Bueno, ya veré como lo hago. Tranquilo, mañana te ayudaré a que hables con tu madre.

-Gracias.

            El niño desapareció del comedor, con tanta rapidez con la que había aparecido ya hacía unas cuantas horas. Evelyn estuvo contándole toda la conversación a su prometido que lo asimilaba bastante bien.

-Bueno, no parece algo muy complicado si tu don consiste en cosas de estas. Era un niño agradable por lo que cuentas.

-Ya pero ese hombre de la gabardina me preocupa.

-¿Pero los espíritus pueden hacer daño?

-Directamente a lo mejor no. Pero por las películas que he visto, los diarios y toda la información… se las pueden ingeniar para dañar a la gente.

-Eso ya me gusta menos…

-A veces cuentan en los diarios que las cosas se pusieron complicadas y peligrosas…

-Pues eso no me hace gracia.

-¿Y crees que a mi sí? –preguntó nerviosa.

-Perdóname. No debí ser tan brusco.

                                                         ****************

PD: en la entrada anterior la lista de la gente para volver a sortear los dos ejemplares defectuosos. me faltan algunos y algunas que no dijeron nacionalidad. tenéis hasta mañana a las 12 de la mañna (hora española) para decírmelo o quedaréis fuera.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 rosas :

Miriam dijo...

Esta geniaaal !!

Cristina dijo...

me encantaaa!!! =) esta genial aiiiss el niño no es mu malo pa ser un espiritu xDD un besoo guapaa sigue asi

Mariaje dijo...

Me enncanta!
U.U que mala espina me da ese hombre de la gabardina... pobree niñooo!
Esperando el siguiente!

Eli :D dijo...

uff kien es ese maldito hombre??? k kiere de ellos??? espero k consiga k el niño se despida de su madre y no pase nada, espero el sigiente guapa sige asi k me encanta besos te quiero :D

InmaSonrisadeCaramelo dijo...

Esta super guay!!! :D

B€!t@ dijo...

Ai ke yuyu xD pues a ver si arreglan las cositas!!! voy a por el siguiente, está genial!! :)muaks

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.